Stuppia al gobierno municipal: «estos chicos nunca conocieron a Néstor Kirchner»


El Secretario General del Sindicato de Trabajadores Municipales de Olavarría, José Salvador Stuppia, brindó una entrevista al programa El Colectivo, de Radio Universidad, donde brindó detalles del estado de situación tras la decisión del Departamento Ejecutivo de cerrar unilateralmente la mesa de negociaciones paritarias y otorgar un aumento salarial insuficiente e inconsulto del 30% por la vía de un decreto.

En el arranque de la entrevista, Stuppia acusó al Gobierno Municipal por “la ruptura de la mesa de negociación, de dar un aumento inconsulto, de romper la Ley 14656 de negociaciones colectivas, de romper el Convenio Colectivo de Trabajo…”

En ese sentido remarcó que “me llama mucho la atención porque parece que estos chicos nunca conocieron a Néstor Kirchner, que les devolvió la dignidad a los trabajadores después de muchísimos años, nos devolvió las negociaciones colectivas y los convenios colectivos a todos los trabajadores de la República Argentina. Parece ser que nunca se dieron cuenta o no les importan los derechos de los trabajadores. Tampoco tienen en cuenta lo que siempre decían tanto Cristina como Máximo de las sumas fijas”.

Para Stuppia, “la verdad es que es una situación muy triste porque nosotros pensábamos que este sería un Gobierno como quien dice donde tener un palenque para rascarse. Pero están demostrando que tienen actitudes como de que no son compañeros. También sentimos que hicieron un arreglo con los amarillos antes de irse porque los privaron a los trabajadores de pasar a planta permanente, los privaron de las recategorizaciones que les correspondían por ley, y ahora rompen la Ley de negociaciones colectivas”.

“Esto es algo muy grave aunque a simple vista no se den cuenta muchos trabajadores o la gente común. Pero es algo muy grave porque no se ajustan a derecho. No hubo negociación, hubo una imposición. Ellos propusieron un aumento del 30% en la mesa, nosotros lo miramos, nos parecía muy poco porque la gente que ganaba 120 mil pesos iba a tener un aumento de 40 mil pesos y de esa forma seguiría en la línea de la indigencia”, recordó.

“En la mesa se le preguntó a la Secretaria de Hacienda Eugenia Bezzoni para saber de qué masa de dinero estábamos hablando para otorgar el aumento. Ella habla de 800 millones de pesos, pero que 100 iban a ser para un bono y 700 para un aumento salarial. Ahí agarré el teléfono y saqué las cuentas enseguida. Dividí 700 millones por 2500 trabajadores y me da una suma de 280 mil pesos para cada uno. Les digo eso, que hay 280 mil para cada uno, que llevado a blanco significaban 225.000 pesos para cada uno de aumento. Una forma de repartir el dinero en forma no equitativa pero sí igualitaria. En estos momentos tan críticos y angustiantes para los trabajadores, el porcentaje es violento. Porque uno se lleva 40 mil pesos y otros se llevan 200 mil pesos”, comparó.

Sobre el siguiente paso explicó que “pedí pasar a un cuarto intermedio para reunirnos con la Asociación de Profesionales para ver si ellos nos aceptaban que se distribuyera de forma igualitaria por única vez. Tuve una reunión en la APRO, les comentamos a los compañeros médicos y médicas cómo eran las cosas y nos dijeron que sí. Resultaba que algunos iban a tener más aumento con la propuesta nuestra que con la del Municipio. Porque hay médicos que ganan 400 mil pesos, hay profesionales que ganan 200 y pico mil pesos, abogados, arquitectos, ingenieros… Entonces la propuesta nuestra los beneficiaba también a ellos. Quedamos todos que sí y avanzamos. Empezamos a hacer asambleas en los distintos lugares de trabajo explicando la situación. Todos estuvieron de acuerdo con la propuesta nuestra. Entonces fuimos y le presentamos por escrito esa propuesta al Departamento Ejecutivo”.

Luego continuó que “la recibió Mercedes Landívar, firmó la propuesta nuestra y a las horas dan el aumento por decreto con la excusa de poner plata en los bolsillos de los compañeros y con la excusa de su necesidad. Pero lo único que hizo fue crucificarlos. Los crucificó”.

A partir de ese momento, “hay un descontento general desde el de más de abajo hasta el más de arriba. Hicimos asamblea en el Hospital. Decidimos darle un tiempo perentorio de 24 horas al Ejecutivo para que reanude el cuarto intermedio en el que habíamos quedado y seguir negociando. No nos contestó. Estamos como para comenzar las medidas de acción directa en el momento que decida la organización”, anunció.

Consideró que “no lo aceptan porque los corrimos por izquierda. Lo que pasa es que estos chicos están muy a la derecha. Nosotros estamos siempre en el mismo lugar pero ellos se han corrido a la derecha. Y ya te digo por el antecedente del arreglo con los amarillos, nadie salió a bancarnos cuando la Policía nos reprimió en el Concejo Deliberante. Es decir que estaban todos de acuerdo. Nosotros sabemos que es política y que la gente a esto lo va a ir viendo de a poco. Es muy triste porque nosotros teníamos mucha fe en este Gobierno que hoy está conduciendo Maximiliano Wesner”.

“En la primera reunión teníamos unos 40 puntos para negociar. Se los dije en la mesa, por una cuestión estratégica lo primero es lo económico. Así igual lo fueron dilatando. Tuvimos dos o tres reuniones, una de presentación, tarde. Porque tendríamos que haber empezado el 1 ó el 2 de enero. Pero por algo se empezó tarde. Después estuvieron una semana sin contestar. Un martes terminamos el cuarto intermedio, había excusas que la secretaria de Hacienda se había tomado unos días. Me llamaron un lunes porque estaban enojados porque yo había roto la mesa de negociaciones ¿Por qué? les digo. No, porque saliste a hablar… Les aclaré que yo como secretario general de la organización tengo la obligación de salir a informarles a todos los compañeros la propuesta que hacen ustedes y la contrapropuesta nuestra. Y de acuerdo a lo que me digan ellos, aceptamos o no aceptamos. Pero es una obligación lo que tengo salir a los medios y dar explicaciones y detalles. Tengo la obligación moral de hacerlo«, dijo el Secretario General de los Municipales.

“Pero parece que ellos están acostumbrados a hacer las cosas entre gallos y medianoches. Resuelven las cosas entre 2 ó 3, y esto como organización sindical que venimos negociando desde hace tantos años esto nunca sucedió ni va a suceder. Si van para ahí están equivocados. El Ejecutivo ha tenido una actitud lamentable, propia de gobiernos de facto”, lanzó.

De cara al futuro inmediato, Stuppia anticipó que “hoy tenemos que pensar nosotros en ver las medidas de acción directa y recomponer esta situación y tener la mayor prudencia para manejarnos en este ámbito de conflicto. No habrá paros ni manifestaciones para evitar que les descuenten a los trabajadores. Vamos a ir para otro lado. Hoy tenemos prevista la primera reunión con el primer grupo y a partir de ahí vamos a ir pasando por todos los sectores para decidir cómo actuar con los compañeros”.

Advirtió que “tenemos una responsabilidad muy grande. En el Hospital hay que seguir atendiendo a la gente en las emergencias y las urgencias. También hay que explicarle a la gente que hay lugares en los que el Hospital no podría estar funcionando porque la gente corre riesgo de contaminación. Ustedes habrán escuchando de virus intrahospitalarios y en el Hospital pasa muchísimo eso. Sucede porque no hay una estrategia epidemiológica para prevenir eso. Estamos trabajando sobre barreras epidemiológicas y cosas que no se están haciendo porque muchos ciudadanos de Olavarría se ven afectados hoy en el Hospital”.

“Hay otro lugar muy sensible que es el quirófano. Los compañeros no cuentan con las medidas de seguridad para trabajar. También tenemos ahí que ya no se usa más poner azulejos y está todo lleno de azulejos, son nichos de bacterias. Entonces hay un montón de cuestiones que vamos a informar a la comunidad porque las medidas que vamos a tomar son para protección de los trabajadores pero también para la protección de toda la ciudadanía”, manifestó.

Enseguida aclaró que “no he podido hablar con el doctor Rago, los tiempos no me lo han permitido. Estamos con un montón de cosas. Pero estamos haciendo todo el informe para poder presentárselo al doctor Rago”.

Stuppia se quejó porque “con este Ejecutivo no se puede negociar demasiado. Teníamos 40 puntos y entre esos estaba que no queremos que pase lo que pasa en el Conurbano o en Tapalqué que el 30 por ciento de los trabajadores son proveedores en puestos genuinos de trabajo municipales. Por varios motivos, porque son puestos genuinos, porque pauperiza los derechos de los trabajadores. Entonces dentro de ese marco nosotros rechazamos la figura de los proveedores. Sabemos que en los últimos días han entrado psicólogos como proveedores. Son cuestiones muy jodidas para los derechos de los trabajadores y nosotros no queremos que sucedan en Olavarría”.

Otro de los temas que Stuppia abordó en la entrevista fue la situación de los trabajadores y trabajadoras de la Dirección de Políticas de Género. «Hemos trabajado y lo tenemos en agenda. El Intendente nos dijo no se preocupen que no vamos a echar a nadie, pero nosotros queremos que además los trabajadores tengan los derechos que les corresponden. Figuran como monotributistas y eso es un fraude a la caja jubilatoria porque como monotributistas aportan al Anses con dinero del Municipio. Y tendrían que aportar al IPS, por eso digo que es un fraude a la caja jubilatoria. Es una práctica común de todos los intendentes del Conurbano. Tratan de pauperizar a todos los trabajadores, les meten la mano en el bolsillo. Son muy peronistas, cantan bárbaro la Marcha, pero cuando los trabajadores se descuidan les meten la mano en el bolsillo y los saquean”, expresó.

Volviendo al tema paritario, José Stuppia manifestó: “ahora, a los trabajadores de Olavarría, el intendente de Olavarría, Mercedes Landívar, César Valicenti les prohibieron a los trabajadores tener salarios de pobre, porque hoy directamente están en la indigencia. La verdad es que los crucificaron. Ahora vamos porque nos muestren los números. Lo pedimos 4 ó 5 veces en la mesa paritaria y nunca nos mostraron los números. Entonces no hay buena fe para negociar. Si vos no mostrás los números… Los esconden y por algo será, porque realmente se están quedando con plata de los trabajadores, sino qué problema hay en mostrar los números. Es sencillo”.

Stuppia dijo además, “es la primera negociación que tienen ellos. No sé qué otras cosas han negociado, solo cargos públicos, porque después otra cosa no han negociado con los trabajadores. De eso deben saber muy poco y le están errando. Yo le pido a Maxi Wesner que hizo la campaña él, que se mostró él, que le puso el pecho a las balas él, que tome las decisiones él y que tenga prudencia y sabiduría porque acá hay unas 10 mil personas aproximadamente que están dependiendo de sus decisiones”.

Stuppia desafió a Maximiliano Wesner y dijo, “no puede ser tan alocado, decir 30% y quedarse con la plata de los trabajadores. Lo invito a un debate público, con los números sobre la mesa para saber si no se quedaron con plata. Y sí, se quedaron con plata de los laburantes. No quiero seguir hablando porque me caliento y por ahí… Pero no me jodan. Tengo 61 años y mucho tiempo negociando. No me jodan. Los derechos de los trabajadores no se negocian. Yo le prometí a él que lo iba a ayudar muchísimo porque pensé que no iba a tener recursos económicos. Y estoy dispuesto a ayudarlo pero mostrame los números y si está la plata pongámosla en el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras”.

También al dirigirse al Intendente, el Secretario general de los Municipales sostuvo: “yo te voy a ayudar, no voy a ser una piedra en el camino. Es más, si la Municipalidad anda bien, vamos a andar bien todos. Ojalá sea diferente y no igual a los anteriores. Desde que estamos tuvimos conflictos con todos. Porque la verdad es que los dirigentes se tratan de reunir con nosotros solos para buscarnos el precio. Y se equivocan porque no tenemos precio. Tenemos valores y tratamos de inculcárselos a quienes vienen atrás nuestro, por eso hacemos esas mesas paritarias con tanta gente, para formarlos y que todo sea transparente. No nos merecíamos esta actitud que tomó el intendente Wesner”.

Sobre el acuerdo inconsulto y por decreto, Stuppia reveló que muchos municipales que ganan hasta 500 mil pesos no cobraron el bono. “Doy un ejemplo más. Todos los municipales que estuvieron trabajando en el temporal pasaron muchísimas horas. Se las pasaron como horas extras. Bueno, con eso superaron el monto y no cobraron el bono por haber hecho esas horas por bien de la comunidad, con tanto esfuerzo y compromiso. Y los dejaron sin bono”, dijo Stuppia.

Cerró diciendo, “por todo eso le pido a Maxi que tenga prudencia y sabiduría para frenar a los que tiene alrededor, que en la campaña ni figuraron. En la campaña era Maxi Wesner, ni con La Cámpora, ni con el PJ, ni con nadie. Estas son imposiciones, no negociaciones. Y esto no puede ser así. Al Ejecutivo les podrá gustar más o gustar menos nuestras caras y está perfecto. Pero lo que no puede es romper las leyes, los convenios, las negociaciones paritarias. Eso no puede”.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...