Estudio eseverri desktop movile

Tandil: Investigadores olavarrienses y un importante hallazgo arqueológico

Un equipo interdisciplinario, integrado por investigadores olavarrienses, desarrolla una investigación en la ciudad de Tandil. Se trabaja en un sector del Templo Danés para investigar restos arqueológicos en la lugar y la posibilidad de que existan túneles de las ruinas del Fuerte Independencia.

El hecho es destacado este domingo por el Diario El Eco de Tandil. El olavarriense Julio Merlo, docente e investigador de la Facultad de Ciencias Sociles de la Unicén y del Incuapa (Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario Pampeano), Unidad Ejecutora del Conicet, explicó que “en la etapa que se está trabajando ahora tras las excavaciones lleva su tiempo por que es el análisis en el laboratorio de lo encontrado, teniendo ahora en claro más resultados de lo primero que se escavó”.

Merlo señaló que se excavaron en tres zonas del patio del Templo ubicado en Maipú entre General Rodríguez y Fuerte Independencia con una profundidad entre 30 y 60 centímetros. Entre los primeros hallazgos en el lugar se detallan dos partes de una pipa de caolin que utilizaban los eurocriollos para fumar, que tiene una inscripción en francés. También dieron con partes de gres de vasijas de ginebra. También hay otros materiales como botones, instrumentos líticos, elementos de piedra hechos por los indios, y un fragmento de boleadoras.

Los datos más interesantes empiezan a salir a la luz luego de varios meses de investigación en el laboratorio de los elementos obtenidos. Uno de los más relevantes es que se encontró fragmentos de lo que sería el piso del Fuerte Independencia ya que pudieron cotejar con los elementos que se encuentran en el Museo del Fuerte y se tratan de los mismos materiales, aunque en este caso, una de las caras del material obtenido da cuenta de que sería el piso del lugar histórico.

Para Merlo se trata de un “avance significativo” para conocer más sobre la historia de Tandil y la zona y de cómo se vivió en la época. Por eso también relató que del análisis que han realizado también han encontrado varios elementos que dan cuenta del consumo alimenticio de aquel entonces: restos de lo que son mulitas, aves de corral y algunos huesos de vacas.

Zona urbana

El trabajo del equipo que dirige Merlo busca realizar nuevas intervenciones en una zona rica de historia para el patrimonio de la ciudad. Se trata de las manzanas comprendidas entre Belgrano, Chacabuco, 25 de Mayo y General Rodríguez. Por eso se tratará de establecer algún tipo de acuerdo para el rescate arqueológico del lugar. En palabras de Merlo es para “poder resguardar todos los nuevos descubrimientos que se puedan hacer”.

El rescate arqueológico se realizaría cuando se estén llevando adelante obras en la zona, ya sea de renovación o de generación de nuevas propiedades. En esos momentos, cuando hay movimientos de máquinas, se busca poder ingresar en las propiedades “no para parar las obras ni nada por el estilo”, señaló Merlo, “sino para poder ver los eventuales materiales que salen a la luz”.

En algunos meses más se dará un informe completo a la comunidad para conocer los resultados de las investigaciones que comenzaron el año pasado. El objetivo es difundir lo encontrado y además que se genere mayor conciencia en la comunidad para preservación del patrimonio, como así también, que se genere un relevamiento en la sociedad para saber qué recuerdan de la historia del Fuerte Independencia. “Hay muchos vecinos de la zona que tienen sus casas hace años e incluso muchos han encontrado algún tipo de resto que luego mandaron a los Museos”, afirmó Merlo.

Los túneles de la casa de Juan Fugl

Una investigación que es complementaria de la que llevaron a cabo en el Templo Danés tiene que ver con los túneles de la casa de Juan Fugl, donde hoy funciona la Escuela de Artes Visuales 1 “Vicente Seritti”. Según se señaló en diversas notas en este medio, en lo que era la habitación del pionero danés hay una tapa de madera que conduce a los túneles que se pensaba que estaban relacionados con el Fuerte Independencia, es decir, que usaban los primeros pobladores para escapar de los ataques de los malones.

Claudia Gogorza, Julio Fabián Merlo, Juan Morales, Avto Goguitchaichvili y Catriel Greco fueron los autores de una investigación que se resumió en un artículo llamado “Aportes a la cronología de la casa de Juan Fugl”.

La investigación buscó brindar certezas sobre la relación de los túneles de la casa de Fugl con el Fuerte Independencia. Según se publicó en el artículo: “Durante el mes de octubre de 2017 se efectuaron prospecciones en la casa de Juan Fugl, en el sector donde funciona la Escuela Municipal de Artes Visuales, único lugar donde se conserva la estructura original de la vivienda. Se buscó documentación histórica que refiriera a estructuras subterráneas y se observó por debajo del piso de madera, ingresando por los sótanos y las comunicaciones que estos tenían con los aireadores de habitaciones contiguas (supuestos túneles). Se procedió a la extracción de muestras del material de construcción (ladrillos y mortero) y al registro de las estructuras murales”.

Tras la extracción de las muestras se realizó un procedimiento que se denomina “datación arqueomagnética” que se realizó en México y “los resultados preliminares obtenidos hasta el momento permiten aseverar que los supuestos túneles ubicados debajo de la casa de Juan Fugl forman parte de la ventilación que se utilizaba a mediados del siglo XIX”.

“Hasta el momento no se ha detectado la existencia de una red de túneles que se utilizaran para protegerse o huir de los malones y comunicarse con el Fuerte Independencia. Sobre este punto es importante tener en cuenta que, frente a la posibilidad de algún peligro por invasiones, incendios o catástrofes naturales, los ocupantes de estos puestos fortificados tendían a salir a campo abierto, antes que encerrarse en un túnel o usar el mismo para escaparse solo unos metros en campos extensamente despejados. Esta misma idea se repite ampliamente para casas rurales y estancias pampeanas, donde casi siempre está presente el mito de los túneles que permitían escapar «hacia el río» u otros lugares ante ataques indígenas o de otro tipo, tratándose generalmente de sótanos o bodegas en el caso de existir realmente”, se publicó en el artículo.

Comentarios
Cargando...