Tandil: Sólo quedan cinco camas de terapia disponibles en los tres centros de internación


Fuente: El Eco

“No hemos podido bajar la curva de contagios desde hace más de 10 días”, aseguró el vicepresidente del Sistema Integrado de Salud Pública Matías Tringler luego de darse a conocer la noticia del paso a Estadio Rojo en la vecina localidad.  

Uno de los más importantes es la cantidad de camas disponibles de terapia intensiva en todo el sistema de salud público y privado de la ciudad, que eran cinco en total al cierre de esta edición. Acerca de esas cinco, tres de ellas corresponden a camas tradicionales del área de cuidados intensivos, una en el Hospital Santamarina, una en la Clínica Chacabuco y otra en el Sanatorio Tandil. Las dos restantes son de las generadas ante la pandemia para hacer frente a la mayor necesidad de espacios de internación de terapia.

En diálogo con el programa de Eco TV de El Eco Multimedios, Tringler explicó que debieron llevar adelante una reunión extraordinaria con los miembros del Comité por “un par de situaciones que se dieron con respecto a unos cuantos afectados del sector de salud”.

Al respecto, detalló que hay alrededor de 20 enfermeros aislados, entre contagiados y otros que fueron contactos estrechos, lo cual admitió “complica muchísimo la internación”.

Asimismo, expuso que otro factor determinante fue la ocupación de camas de terapia que “como se ve en los partes ha subido considerablemente en los últimos días”.

También se suma a eso la cantidad de contagios que están diagnosticando a diario. “Lamentablemente no podemos controlar que se cumplan todas las recomendaciones, que se puedan aislar y cortar la cadena de contagios.  No hemos podido bajar la curva de contagios desde hace más de 10 días y eso hace que avisemos y que como comité demos la recomendaciones de poder pasar a un Estadio Rojo, para tener un poco más de control, sobre todo en el grupo etario que más está contagiando”, sostuvo.

En cuanto a la cantidad de camas ocupadas del área de cuidados intensivos, manifestó que “el tema de las camas lamentablemente siempre es una cuestión muy dinámica porque un día tenés camas y al día siguiente se complican tantos pacientes que vienen desde su domicilio o también en la gran mayoría de los casos pacientes que ya estaban internados y que requieren terapia”.

Por otro lado, Tringler afirmó que “nosotros damos nuestra recomendación, se debaten todas las posturas, y se analizan las situaciones en base a la experiencia de los que están realmente atendiendo a los pacientes cara a cara todos los días, que son los que saben cómo vienen los contagios, y en las entrevistas surgen cuales son las conductas de riesgo y demás”.

En ese sentido, puntualizó que “la evaluación es que se está dando mucho en jóvenes, nosotros tenemos la estadística de rangos etarios y de 20 a 40 es la gran cantidad de casos que tenemos, pero que terminan lamentablemente llegando a los personas mayores, y termina complicando”.

“En ese rango etario las cuestiones más riesgosas siguen siendo las reuniones sociales, las reuniones en algunos bares o cervecerías que por ahí no terminan de acatar los protocolos trabajados”, aseguró.

Comentarios
Cargando...