Facebook: Olavarría inundada por el fenómeno de la compra venta por la red

Imagen Ilustración
Imagen Ilustración

Venta de elementos usados, “saladitas virtuales”, entre otros ofrecimientos. ¿Necesidad? ¿Impacto de la crisis?. Esclarecimiento de robos mediante las publicaciones puestas a la venta.

Existe en la actualidad un fenómeno que crece de manera importante y se ve reflejado en Olavarría con intensidad en los últimos meses y tiene que ver con el uso de las redes sociales para llevar adelante operaciones de compra venta de distintos elementos.
¿Necesidad? Si uno se detiene a mirar los avisos en muchas oportunidades aparece la frase “vendo urgente? y luego se observan los elementos que se ponen a la venta.
Este fenómeno se observa en franco crecimiento, sobre todo en la Red Social Facebook. Cientos de usuarios ponen en “venta” elementos que desde hace tiempo no se veían con tanta frecuencia.
En un principio, los automóviles eran la vedette de este tipo de páginas de compra venta, pero en los últimos meses han crecido los ofrecimientos de comercializar sillas, mesas, bicicletas, elementos del hogar, celulares y otros tantos elementos.
En estas publicaciones subyace la idea de que la gente se “desprende” de elementos para hacerse de dinero en efectivo. ¿Cambio de hábitos? ¿impacto directo de la crisis económica?
Al mismo tiempo en las mismas publicaciones aparecen otros pedidos, más concretos y con un solo destino: conseguir trabajo. Allí aparecen avisos de plomeros, gasistas, electricistas y cualquier otro oficio que pueda ser demandado por otro vecino que se topa con la publicación.
Sin ningún tipo de regulación y a costo cero, el Facebook se ha convertido en un lugar concreto de ofrecimiento de servicios o bien de poder vender elementos usados sin moverse de la casa
También, aunque con menor frecuencia, aparecen aquellas personas que realizan compra – venta de ropa. De alguna manera se observa como “las saladitas” se trasladaron a la Red Social más popular en el mundo y que en Olavarría no es la excepción.
El alcance y la efectividad de estas publicaciones es inimaginable, pero el fenómeno se encuentra en pleno crecimiento.
Hay otro dato, para nada menor, en muchas oportunidades – y por la falta de regulación – han sido publicados en estas páginas de compra venta elementos que fueron robados. En Línea supo que días atrás un vecino identificó su moto robada en una de las páginas de compra – venta. Al realizar la denuncia ante la Policía, se procedió a concurrir al lugar donde realizaba el ofrecimiento. Finalmente la moto, robada y ofrecida para la venta, fue recuperada pero desmantelada.

Comentarios
Cargando...