Tendencias: Las siete tendencias que dominarán las nuevas relaciones laborales en la pospandemia


Pautas de distanciamiento, deslocalización del trabajo, actualización digital y capacitación, flexibilidad y trabajo por objetivos, desarrollo de cultura y vínculos y el reclutamiento virtual serán los principales factores que las empresas desarrollarán en la gestión de sus recursos humanos en el nuevo marco laboral de pospandemia.

Así se desprende de un trabajo de la consultora internacional Randstad, en el que dio a conocer las siete tendencias en gestión del talento y que se anticipan como las más relevantes que el nuevo año traerá para el mundo del trabajo.

“Con los primeros días de 2021 corriendo, la crisis sanitaria continúa en una evolución que aún no permite ver el horizonte de salida”, planteó el informe al reseñar que la “nueva normalidad” está caracterizada por un sinfín de medidas necesarias para el restablecimiento de la economía y la actividad productiva.

En este contexto, en que priorizan el cuidado de la salud de la población y el sostenimiento de las barreras para limitar la propagación del virus, empresas como trabajadores debieron adaptarse a las reglas impuestas por la pandemia, dando forma a un nuevo mundo del trabajo.

Respecto a los cambios que se esperan en el mundo laboral pos Covid-19, Andrea Ávila, CEO de Randstad para Argentina y Uruguay, sostuvo que “con una perspectiva de mediano plazo que seguirá condicionada por la evolución de la pandemia, la economía y el empleo deberán sortear enormes desafíos para recuperar la senda del crecimiento en Argentina”.

Así, las siete tendencias más importantes mantendrán al tope las pautas de distanciamiento físico en plantas, oficinas y ámbitos laborales se mantendrán por tiempo indefinido para garantizar la seguridad mientras continúen los riesgos asociados a la pandemia.

Como segunda pauta, la cuarentena y el distanciamiento social preventivo y obligatorio llevaron a la mayoría de las organizaciones a adecuar el trabajar desde los hogares, si situación forzada que ayudó a derribar barreras culturares y prejuicios en torno al trabajo remoto, el home office, la productividad y el rol de la presencialidad.

La pandemia ha sido un fenomenal catalizador de la transformación digital de las organizaciones, y la evolución lograda con la experiencia del 2020 ha sido equivalente a cerca de 3 o 4 años en condiciones normales permitiendo que los cambios en el mundo del trabajo se den a un ritmo nunca antes visto.

Como cuarto aspecto, se destacó que la empleabilidad de las personas depende de su capacidad de aprender e incorporar nuevos conocimientos, y el aprendizaje permanente a cualquier edad se instaló con fuerza como paradigma dominante como respuesta a la velocidad de los cambios y la incertidumbre que hacen inciertas las competencias y las habilidades para los trabajos del futuro.

Las pautas que se anticipan marcarán el futuro de la empleabilidad también prevén, de acuerdo al informe, una mayor flexibilidad y trabajo por objetivos como consecuencia de la experiencia del home office; la transmisión de cultura y desarrollo de vínculos en la tarea de contener y acompañar a los colaboradores ante los nuevos esquemas de trabajo flexible y remoto y el reclutamiento, onboarding e inducción virtuales para las búsquedas virtuales.

Comentarios
Cargando...