Tenencia responsable de mascotas: Pequeños hábitos para evitar la Brucelosis

En un mundo en el que el 60% de las enfermedades humanas infecciosas conocidas son de origen animal; la detección de tres felinos infectados con Brucelosis por primera vez en Argentina, profundiza la necesidad de comprender que cuidar a los animales y respetarlos, es cuidar la vida y el futuro.

En las últimas semanas, se difundió la noticia de que el Ministerio de Agroindustria de la Provincia de Buenos Aires detectó en La Plata la presencia de brucelosis en tres felinos.

Esta enfermedad infectocontagiosa afecta tanto al hombre como a los animales de compañía, la fauna silvestre y los mamíferos marinos. Prevenirla es de gran importancia para preservar la salud pública, dada la incapacidad física que sufren los afectados.

El contagio a seres humanos se da a través del contacto directo. Los animales infectados eliminan las bacterias después de un aborto o de un parto, también a través de la leche, secreciones vaginales, semen, sangre, orina y heces, contaminando pastos, agua y el medio ambiente.

09a4bd38-e94f-4b0b-8f54-068d655ff5c2
Los casos de Brucelosis en felinos, detectados por primera vez en nuestro país, aparecen como un claro ejemplo de lo que el Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires viene trabajando y pregonando: que la salud comunitaria y las zoonosis, constituyen áreas fundamentales de la promoción, prevención y educación para la salud. Estos temas implican reflexionar sobre la convivencia de los seres humanos con los animales y la forma en la que debemos preservar la sanidad animal.

El 60% de las enfermedades humanas infecciosas conocidas son de origen animal. En este sentido, la promoción de la Tenencia Responsable es uno de los pilares fundamentales desde la perspectiva del Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, e implica garantizar el bienestar de TODOS los animales. Es decir, que tanto perros y gatos, animales de compañía por excelencia para los humanos, como cualquier otro animal silvestre o aquellos que se denominan exóticos, necesitan cuidados específicos en relación a su salud y al ambiente en el que deben desarrollarse.

Cada especie debe vivir y desarrollarse en su respectivo hábitat natural. Aquí entra en juego la ética y responsabilidad social en relación a la Tenencia Responsable de animales, como también en la preservación ecológica de esos hábitats. Esto involucra no solo a las personas que comercializan a los animales, sino también a quienes los adquieren, reservando a los profesionales veterinarios, además, el rol de garantes de la salud pública.

Por su parte, al adoptar un animal de compañía no se puede escapar de la comprensión de que es un ser vivo que requiere los cuidados vinculados a su salud y a la de las personas que lo rodean. También se deben tener en cuenta, para su adopación, los factores emocionales y morales. El compromiso es el de cuidarlos, alimentarlos adecuadamente, contenerlos y darles un espacio acorde a sus necesidades, como también el de preservar la salud pública: tomando todas las medidas necesarias, de acuerdo a las reglamentaciones vigentes de control, vacunación, desparasitación, etc.

En Argentina, como país miembro de la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE) y, específicamente en la provincia de Buenos Aires, se han impulsado infinidad de acciones que toman como base el concepto de “Una sola Salud”, trabajando y concientizando acerca de esta relación entre la sanidad animal y la salud pública y la importancia radical de la prevención de las zoonosis potencialmente peligrosas para el hombre.

Este compromiso es de todos y solo es posible con hábitos sencillos como visitar regularmente al veterinario, respetando la vida de los animales y brindándole todas las condiciones necesarias en relación a la sanidad y el bienestar animal. De esta forma, al cuidarlos, no solo realizamos un acto de amor hacia ellos sino al de todas las personas. Cuidar a los animales es cuidar la vida.

Comentarios
Cargando...