Trece años después, confirman la destitución del ex fiscal Rubén Ariel Rivero

Durante trece años, pese a la condena y la suspensión, cobró mensualmente el 60% de sus salarios.


Ph: El Popular Medios .

Rubén Ariel Rivero finalmente fue destituido de su cargo de Fiscal en una decisión que se tomó trece años después de que se lo suspendiera de sus funciones. Durante este tiempo el ex funcionario judicial percibió el 60% de su salario.

Había sido condenado por abuso sexual.

La destitución fue resuelta por la Presidencia del Jurado de Enjuiciamientos de Magistrados y Funcionarios de la provincia de Buenos Aires.

La sanción definitiva se demoró en el tiempo debido a que Rivero interpuso una sucesión de apelaciones a las decisiones que lo removían del cargo por hechos ocurridos en Olavarría pocos meses después de haber asumido en el año 2009.

La historia del caso

El ex fiscal Rivero con los ex fiscales Beytía y Pizzolo

Una vez que juró como Fiscal en Olavarría, el doctor Rubén Ariel Rivero quedó a cargo de la UFI N°4. Proveniente de la ciudad de La Plata, llegó a nuestra ciudad y se instaló en una vivienda ubicada en el barrio Mariano Moreno. A esa casa convocó a una adolescente de 16 años con el objetivo de que lo asistiera en tareas domésticas. La adolescente era hija de un efectivo de la Policía de la provincia de Buenos Aires que cumplía funciones en la sede de la fiscalía local.

Según se denunció en su momento, la adolescente llevaba cuatro días trabajando en la casa del entonces fiscal y el 8 de septiembre de 2009 fue cuando se concretó el abuso.

Fue así que el tiempo empezó a transcurrir, el 5 de julio de 2010, el Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados, hizo lugar a la formación de una causa contra el entonces titular de la UFI N° 4 de Olavarría, doctor Rubén Ariel Rivero y lo suspendió en sus funciones dentro del Ministerio Público.

Debido a la denuncia penal que pesaba en su contra, Rivero tenía que ser suspendido para poder juzgado ante los tribunales ordinarios teniendo en cuenta que se trataba de un delito ajeno a sus funciones.

Rivero estuvo diez años suspendido hasta que llegó la condena en su contra, el 14 de diciembre de 2020, el titular del Juzgado en lo Correccional N° 2 de Azul, doctor Héctor Torrens, condenó a Rivero a la pena de tres años y tres meses de prisión por resultar autor penalmente responsable del delito de abuso sexual simple cometido mediante intimidación por la relación de poder.

Desde ese momento, Rubén Ariel Rivero arrancó con las apelaciones que le permitieron, entre otras cosas, continuar cobrando parte de su sueldo como fiscal.

Fue así que en Marzo de 2021, la Cámara de Apelación y Garantías Departamental confirmó de manera parcial la condena que pesaba sobre Rivero. Posteriormente, en noviembre de 2021 el Tribunal de Casación Penal de la provincia de Buenos Aires rechazó otra apelación de Rivero y volvió a ratificar la condena.

La intención de Rivero de revertir lo decidido por la justicia no terminó ahí.

El ex fiscal fue en “queja” a la Suprema Corte de Justicia de la provincia de Buenos Aires para rechazar la resolución de Casación. El 31 de agosto de 2022 la Suprema Corte desestimó la queja, pero Rivero siguió recurriendo las resoluciones en su contra.

El 11 de octubre del año pasado, la defensora particular de Rivero planteó un recurso extraordinario federal que fue desestimado en marzo de 2023 por la Suprema Corte de Justicia de la provincia.

Recién ahí la causa concluyó.

La Resolución

La Resolución que destituye en el cargo al fiscal Rubén Ariel Rivero lleva la firma del doctor Sergio Gabriel Torres, integrante de la Suprema Corte de Justicia y presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Funcionarios y Magistrados de la provincia.

En los fundamentos de la destitución se lee, “dado que no sólo el funcionario denunciado ha sido condenado como autor responsable por delito ajeno a la función (arts. 187, Const. prov. y 19 Ley 13661), sino que la decisión que declaró inadmisible el recurso extraordinario federal está firme, por falta de impugnación alguna, corresponde destituir de sus funciones al doctor Rubén Ariel Rivero, agente fiscal a cargo de la UFI N° 4 de Olavarría”.

Además de destituirlo, Rivero quedó inhabilitado de por vida para ocupar cargos judiciales.

Trece años después, dejó de cobrar su sueldo.

Rubén Ariel Rivero

Rubén Ariel Rivero (54) fue oficial sumariante de la Policía Bonaerense en su ciudad natal, La Plata. Trabajó en la Brigada de Investigaciones, luego en Policía Científica, llegó al área de Inteligencia y, entre tanto, estudió Derecho. Una vez recibido se metió en la Justicia provincial: fue auxiliar en una defensoría, secretario en un juzgado de Ejecución, instructor en una fiscalía y en 2009, por fin, lo nombraron fiscal en Olavarría.

Juró como fiscal en agosto de 2009 y dijo, “siempre, amén de los esfuerzos que uno hace, está sujeto sobre los hombres el peso del azar. Pero, igualmente, la eficacia me destacó en toda mi carrera. Y este reconocimiento llegó finalmente en un ámbito tan importante como la ciudad de Olavarría”.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...