Una multitud de Bolívar y el país acompañó la primera noche del Me Encanta

Estudio eseverri desktop movile

Fuente y Foto: Diario La Mañana

Una auténtica marea humana de variados colores brindó un marco descollante a la primera noche del Me Encanta Bolívar 2023, en el parque Las Acollaradas bajo organización del gobierno municipal.

Gente de ciudades de la zona pero también de diversas provincias argentinas se dio cita, junto al público local, para disfrutar de una de las bandas más convocantes del momento.

Ya desde temprano, lo que es inusual en nuestro festival, decenas de miles de personas se hicieron presentes en el corazón del parque, y fue un contento la cantidad de colectivos y combis que arribaron en las horas previas a la ciudad, que por otra parte vio saturada su capacidad hotelera y de hospedaje. Casi todos se mandaron con sus sillas y reposeras, se ve que los visitantes hicieron los deberes, o será que llevarse su propio asiento a los recitales masivos va tornándose una sana costumbre.

El espectáculo empezó con apenas minutos de demora. Este año el horario de inicio ha sido fijado temprano, a las 19, y contra lo que cabría suponer de acuerdo a la historia de este encuentro musical y de danzas, ayer se cumplió casi a rajatabla con lo previsto.

La apertura fue con el Taller de Bandas, un ensamble municipal que hizo su debut en el Me Encanta. Luego fue el turno de ADN, la banda capitaneada por la voz de Franco Campo, que cultiva un punk comprometido con temáticas como el cuidado de medioambiente y el respeto a nuestros pueblos originarios. Las chicas del Radio fue una de las canciones que interpretaron, en la que rescatan una historia ocurrida hace muchos años en Estados Unidos y siempre poco difundida, que el líder del combo invitó a conocer. “¡Vivir es urgente!”, es el lema de la banda fundada en 2016, que incluye en sus recitales una performance actoral en la ocasión a cargo de la actriz Anneris Escalada, de La Barraca. En la alineación debutó como bajista el experimentado Mauricio Exertier.

Kill the Chick volvió a desplegar su punk cancionero, con la viola del legendario Leo Sendín y la voz del ‘Chino’ Badano, dos de las puntas del cuadrado musical, que ya atesora varios años de experiencia y algunos Me Encanta en su haber.

Luego fue el momento de Pugilismo Crónico, banda que abreva en las aguas del hard rock y el punk de la vieja escuela. El cuarteto tocó “sin censura”, según afirmó en la presentación una de las locutoras de esta primera noche, Malena Soria. Basureados fue una de las páginas interpretadas, junto a Tontos, cover de Billy Bond y La Pesada, y unas tres canciones más.

Los Salvadores, proyecto que comenzó en 2013, es ya un núcleo sólido dentro del cargado epicentro del rock vernáculo. El bajo ‘gordo’ del cantante y compositor Salvador Agustoni, ensamblado con la guitarra filosa y versátil de Nico Holgado y la batería precisa y potente de Lorenzo Blandamuro ya juegan ‘de memoria’, y eso volvieron a hacer desde el escenario mayor de la música local, con Ojalá y un par de piezas más de su repertorio actual, siempre dentro de las densas aguas del postpunk y el punk regidas por su axioma artístico de que “el pasado no existe, y el futuro es ahora”.

Fue notable asimismo la afluencia de público en el Patio de Comidas, donde seguramente todos los puestos trabajaron bien en una noche con un clima ideal para los espectáculos al aire libre.

El cierre estuvo a cargo del conocido grupo de cuarteto, La K’onga, quienes subieron al escenario alrededor de las 23 horas. Fue un éxito sin igual, con una cifra récord de asistencia que, según fuentes oficiales, alcanzó las 40.000 personas. Esta cantidad de gente superó a las casi 35.000 que había logrado reunir Abel Pintos, allá por el 2015.

Si la variable excluyente para analizar el resultado de un festival como este es la cantidad de público que concurre, el Me Encanta 2023 comenzó con la pegada del Mike Tyson de los 20 años, y la canción seguirá sonando desde esta tarde.

Comentarios
Cargando...