Una patota mató a un adolescente en Santa Teresita


Un joven de 18 años, identificado como Tomás Tello Ferreyra, fue asesinado a puñaladas en la madrugada de este lunes por una patota en la costanera de la localidad balnearia de Santa Teresita y por el crimen hay nueve detenidos, dos de ellos menores de edad.

Parte de los detenidos por el crimen de Tomás Tello.

El brutal ataque tuvo lugar durante las primeras horas de 2024 en la intersección de la calle 44 y la avenida Costanera de la localidad bonaerense cuando Tello Ferreira fue a bailar para festejar el Año Nuevo y fue interceptado por un grupo de personas que comenzaron a agredirlo con un arma blanca y golpes de puño.

Luego fue perseguido y recibió una puñalada mortal en el pecho. Como consecuencia del ataque, Tello, oriundo de Mar del Tuyú, fue gravemente herido y tuvo que ser trasladado de urgencia al hospital de Santa Teresita, donde finalmente falleció.

Como consecuencia del ataque, nueve personas fueron detenidas: siete son mayores y dos, menores que quedaron a disposición de la Justicia juvenil; y entre ellos está el principal sospechoso de aplicar la puntada mortal y también su padre.

Todos están siendo investigados en el marco de una causa por homicidio agravado por la participación de dos o más personas que instruye Pablo Gamaleri, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 11 del departamento judicial de Dolores.

Las fuentes policiales señalaron que “uno de los detenidos de 21 años y oriundo de Santa Teresita, más otros tres sospechosos de 29 y 27 años y un ciudadano uruguayo de 57, comenzaron a agredir” a Tomás y a su grupo de amigos en la calle 39 y Costanera. El de 21 años habría sido el del ataque mortal. Además, junto a estos cuatro agresores del adolescente había un vendedor ambulante de 22 años, otro hombre de 33 años de Santa Teresita y un tercer sospechoso, del que no hay datos, como también dos adolescentes de 17 y 16 años.

Alejandro, empleado de un hotel ubicado a media cuadra de donde ocurrió el asesinato, dio algunos detalles de lo sucedido. “Era un grupo grande de jóvenes que lo insultaban y le tiraban botellazos. Había una persona que acá creen que era el hermano, que estaba desesperado cuando lo veía desangrarse porque le habían pegado una puñalada”, contó en diálogo con TN.

“Por lo que dicen venían del Galeon, un barco que está en la Costanera. En esa zona hubo fuegos artificiales anoche y siempre se juntan y ponen música. Desde esa zona venían persiguiéndolos”, agregó.

Si bien aún restan conocerse algunos detalles, este asesinato guarda similitudes con el del estudiante de Derecho Fernando Báez Sosa, ocurrido en la localidad bonaerense de Villa Gesell el 18 de enero de 2020 a la salida del boliche “Le Brique”, cuando un grupo de rugbiers lo atacó a golpes. (DIB)

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...