Estudio eseverri desktop movile

«Uno ya no tiene confianza ni en la policía ni en un pariente que es comisario»

Los padres de Daiana Abregú hablaron la periodista Claudia Rafael para una entrevista que, este domingo, publica el diario El Popular.


Entrevista: Claudia Rafael / Texto: En Línea Noticias.

Ph: El Popular.

Una reautopsia confirmó esta semana que no había signos de ahorcamiento en el cuerpo de Daiana Abregú, hallada muerta en un calabozo de la comisaría de Laprida. Este domingo la periodista Claudia Rafael, en el diario El Popular, publica una entrevista a los padres de Daiana.

Una frase salida de la boca de Roberto, el padre, define lo que piensa gran parte de la sociedad sobre una desgastada e imposible de cambiar Policía Bonaerense, «uno ya no tiene confianza ni en la policía ni en un pariente que es comisario».

¿A qué hace referencia Roberto? El 5 de junio cuando se acercaron a la comisaría donde estaba alojada Daiana luego de una presunta contravención se encontraron con el comisario Cristian Barrios, primo de Roberto y el comisario Amaya, amigo de Roberto. Laprida es una pequeña ciudad entre poderosos y ciudadanos es cercana, estrecha e incluso familiar. Sin embargo Daiana murió en una comisaria donde, aun aprehendida, quienes la componen debían velar por la integridad de la mujer y de cualquier detenido o aprehendido. El 5 de junio Daiana murió en ese calabozo. La justicia deberá echar luz ¿la mataron?

Por eso es que Roberto dice, uno ya no tiene confianza ni en la policía ni en un pariente que es comisario. Nacimos y nos criamos juntos con él. ¿Y que me mienta a mí… que somos como hermanos de toda la vida? Jugamos a la pelota juntos… yo lo quería como a un hermano y hoy no sé si lo quiero. Ya uno pierde la confianza en la policía, yo quiero que se haga justicia y que pague el que lo hizo…«

La madre de Daiana no coincide en nada con la versión de la policía. No les cree, y esta semana llegó un peritaje que poco a poco aleja cada vez lo que dice el cuerpo de Daiana y la versión «plantada» por la policía con características de verdad.

Le dice Laura, mamá de Daiana, a Claudia Rafael, «sinceramente nunca creí, desde el primer momento, en que ella se haya querido suicidar como dijo la policía cuando vino a avisarme (…) No lo creí desde un principio. Ella estaba llena de vida. Era alguien que regalaba vida».

Roberto fundamenta por qué no le creen y por decidieron presentar en la causa como Particulares Damnificados de la mano del reconocido abogado olavarriense Sergio Roldán.

Como Laura, dice Roberto «yo también creo que se les fue de las manos y que la mataron ellos. Tengo fotos de la comisaría, un lugar al que va la visita, con una ventana a 90 centímetros del piso. Ahí llevaban a la visita para tomar mate y después se ve la reja. Ahí sentada ¿Cómo se va a ahorcar? Nada cierra de todo eso. Además, cuando alguien se ahorca, se hace pis y caca y acá no había nada de eso. Además, está muy golpeada. Tiene marcas. Tiene roto el tabique. Golpes en la cara. Nada cierra«.

Por eso no duda «a ella nos la mataron».

La justicia, en esta etapa preliminar, va por la misma línea y puso en línea de sospecha a cuatro efectivos de «La Bonaerense» en la mira. No hay imputación, pero hay dudas -celebradas- de parte del Fiscal. Desde ahora el doctor José Ignacio Calonje es el único responsable de esclarecer este hecho y darle certezas a una familia que nunca más volverá a ver a su hija.

En esta historia hay mucha gente que, por distintos momentos, adoptaron un rol pasivo cuando en otros momentos quizás no hubiesen actuado igual.

Claudia Rafael le pregunta a Roberto con quién están enojados y el papá de Daiana enumera,  «con el intendente, con el secretario del que depende la policía, con el comisario Barrios, con el comisario Amaya, con los policías».

Dice Roberto, «ellos (los nombrados) están para cuidarnos a nosotros, no para cagarnos a palos. Ellos tienen que respetar a la gente, ¿por qué hacen esto? Somos humanos. No somos perros. Yo quiero que se haga justicia y que el que tenga que pagar, que pague».

¿Si la mataron la policía contó con complicidad médica? Dice Roberto que, «si los médicos escondieron algo, también. Que salgan a trabajar como cualquiera. Yo todos los días salgo a trabajar con una pala. Que agarren una pala como yo. Yo todo lo que tengo lo hice trabajando. Soy pobre. Pero por ser pobre no me van a hacer callar la boca. A partir de hoy, no le tengo miedo a nadie. Ni al intendente ni a nadie. Yo con la verdad voy a ir a todos lados».

Comentarios
Cargando...