Villarruel en Azul: “En 50 años no hubo memoria para los argentinos que defendieron el cuartel”


En una emotiva ceremonia celebrada con la presencia de la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, y el ministro de Defensa, Luis Petri, se recordó el 50º aniversario del ataque del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP) a la Guarnición Ejército Azul, en el que fallecieron el jefe del regimiento, su esposa y a un soldado conscripto, y se secuestró al jefe del grupo de Artillería, a quien después mataron en cautiverio. “A lo largo de estos 50 años, y principalmente en las últimas décadas, no hubo justicia, no hubo verdad, no hubo reparación y no hubo memoria para estos argentinos heroicos”, destacó la vicepresidenta en su discurso final.

El Ejército Argentino destacó por su parte en un comunicado que este viernes por la tarde “en una ceremonia celebrada en la Guarnición Ejército Azul rendimos homenaje a los defensores y a los caídos durante el combate del 19 de enero de 1974”.

Esa noche se registró un ataque ejecutado por al menos setenta asaltantes pertenecientes al ERP. “Ofrendaron su vida el jefe del regimiento, coronel Camilo Arturo Gay y su esposa Irma Cazaux de Gay y el soldado Daniel González”, continúa el texto del Ejército. Y agrega que “el jefe del grupo de Artillería, teniente coronel Jorge Roberto Ibarzábal, ofrenda su vida por la Patria luego de 10 meses de cautiverio”.

La ceremonia, realizada en la plaza de armas de la Guarnición, “comenzó con la presentación de la Agrupación ‘19 de enero’ al jefe del Ejército, general de brigada Carlos Alberto Presti, quien saludó e invitó a la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, y al ministro de Defensa, Luis Petri, a hacer lo propio”.

A continuación, la banda militar “Fuerte Independencia” ejecutó el Himno Nacional Argentino. Luego el capellán de la guarnición realizó una invocación religiosa y se concretó la entrega de efectos personales del general de brigada post mortem Camilo Gay al museo de la Unidad, y se invitó al hijo del general Gay y a la hija del coronel post mortem Ibarzábal, junto al jefe del Regimiento de Caballería de Tanques 10 y al del Grupo de Artillería Blindado 1, a descubrir placas conmemorativas.

“Luego se colocaron ofrendas florales en recuerdo a los caídos, la banda tocó ‘Silencio Militar’ y el jefe de la Guarnición Ejército Azul leyó los nombres y la síntesis de la trayectoria militar de los caídos en el combate”, afirma el comunicado.

En una alocución final, Villarruel señaló que “un sábado a la noche, terroristas del Ejército Revolucionario del Pueblo decidieron atacar a traición esta unidad militar, en pleno gobierno democrático pretendieron que los argentinos cambiáramos nuestras costumbres, nuestras tradiciones e incluso nuestra bandera por un ‘trapo rojo’”.

La vicepresidenta destacó que “el heroísmo de los hombres que integraron esta guarnición logró que la unidad no pudiera ser copada, pero desgraciadamente sufrimos el asesinato del coronel Gay y de su señora esposa, el asesinato del soldado González y el secuestro por 10 meses del teniente coronel Ibarzábal”.

“A lo largo de estos 50 años, y principalmente en las últimas décadas, no hubo justicia, no hubo verdad, no hubo reparación y no hubo memoria para estos argentinos heroicos”, continuó Villarruel. “Hoy es el primer paso de muchos, el primer paso para reconstruir la verdad histórica y para darle a cada cosa su lugar”, sentenció la vicepresidenta. Y añadió: “Hoy la justicia es para todos, la memoria es para todos, la verdad es para todos, los derechos humanos son para todos”.

“Por eso quiero en el día de hoy brindar nuevamente mis condolencias, mi apoyo y mi esfuerzo a los familiares de quienes fueron asesinados el día de hoy y en otros hechos luctuosos que ocurrieron en la década del ’70, en nombre de una revolución que nadie les pidió. Que este pasado sirva para que los argentinos defendamos la verdad a ultranza, no nos callemos y seamos como el agua que cruza entre las piedras y finalmente la parte”, cerró Victoria Villarruel.

En la ceremonia también estuvieron presentes el secretario de Estrategia y Asuntos Militares del Ministerio de Defensa, teniente general (R) Claudio Pasqualini; el diputado nacional Guillermo Montenegro; la señora Silvia Ibarzábal y el señor Camilo Carlos Gay, hijos de los de los militares fallecidos; y los suboficiales mayores (R) Genaro Bustos y Raúl Poyo, quienes participaron en la defensa del cuartel. (DIB) MM

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...