Wesner: “Se viene una Argentina muy dura y muy difícil, Olavarría no va a escapar”

Por Alexis Grierson y Josefina Bargas

En un año larguísimo, plagado de giros y contragiros, el fin de año es momento de hacer balances. Pero también de pensar lo que viene: Maximiliano Wesner se tomó unos minutos para hablar con este newsletter y a horas de levantar las copas y pedir los deseos. 

Dejó varias definiciones de corte político, de gestión y algunas partidarias. Construir “consenso”, “llevar prontas soluciones” y “gestionar con participación” son de alguna manera sus estandartes de inicio, los que vinculó con el trabajo previo que impulsó -desde y junto con Unión por la Patria- desde mucho antes de la campaña. Pero además, el énfasis en el contexto nacional y local que adelanta un año económico con más obstáculos. Pasen y lean

 –Parece mentira pero estamos cerrando el año y pudiste, finalmente, asumir. Juraron los funcionarios, tenés el Presupuesto, ¿cómo cerrás el 2023 y encarás el 2024, ya con todas las herramientas para poder gestionar?

-Una asunción -sin ser redundante pero con ustedes no lo he lo he conversado- bastante atípica, con tres tormentas (dos de ellas muy fuertes) en menos de 72 horas, iba a jurar y terminé jurando prácticamente trabajando en el Comité Operativo de Emergencia en el cuerpo central de Bomberos donde funciona la oficina de Defensa Civil municipal. Atípico porque hacía 30 años que no sucedía esto en el partido de Olavarría y tocó de entrada. Es una manera rara pero trabajando, y trabajando de manera conjunta con las instituciones, con todos los organismos, con quienes componen la Mesa de Emergencia y con el gabinete en el territorio. Así que esa semana fue de laburo. No en la oficina de cualquier secretaría para cualquier funcionario, no en mi despacho sino permanentemente cerca de los vecinos en la calle, en permanente contacto con Coopelectric y con Bomberos, con Policía Bonaerense, con el Ejército, con todos los actores que componen la mesa del comité. Volviendo más de lleno a la pregunta… termina el año y nosotros arrancando porque como decís ahora tenemos Presupuesto, recién ahora pudimos hacer la jura protocolar, le tomé juramento a los funcionarios del gabinete, es muy reciente todo pero trabajando en el mismo sentido que tiene que ver con la reformulación del Presupuesto, la presentación del organigrama.

-¿Lograste tener lo que se propusieron al menos en el arranque?

-Creemos que tiene la austeridad que propusimos para lograr el equilibrio fiscal. Hay que ir por dos lugares: tanto por el gasto como por los recursos. Desde el lado del gasto ya nosotros el 23 de octubre empezamos a trabajar en la transición y estoy encima todos los días de eso. Pensando también en cómo optimizar los recursos municipales. También la recaudación, cómo mejorar la tasa de recaudación de los distintos tributos y trabajando fuertemente en eso. Obviamente en paralelo hay un montón de actividades que tienen que ver con la recuperación post temporal del espacio público.

-¿Aún quedan sectores damnificados?

Si, el Parque Helios Eseverri aún queda limpiar árboles, es el sector más cuantioso y de muchísimo trabajo pero el resto de los parques y el resto de las plazas ya está controlado y ya hemos juntado todo. Fue una gran tarea y la verdad que nos llevó tiempo. Lo quisimos hacer lo más rápido posible y priorizamos eso. Volviendo al principio, estamos terminando el año pero a su vez empezando. Si bien del 23 de octubre ya estábamos. La transición para nosotros fue trabajar muchas horas por día porque no es que llegamos al 10 de diciembre y ahí arrancamos, sino que como dije en el discurso de jura que el 23 ya estábamos laburando fuertemente.

-Pasada la tormenta y teniendo en cuenta el equipo que armaste de gabinete ¿Crees que fueron un acierto los secretarios que designaste en las áreas? Ni siquiera habían jurado oficialmente y ya tuvieron una gran prueba de fuego … y más porque confluyen varios sectores diversos de Unión por la Patria.

-Sí, lo pudimos corroborar y en esos días que había que dar respuesta rápida y cercana y que había que estar 24 horas. El gabinete tuvo predisposición pero también quiero remarcar -como lo hice en el brindis allí con los empleados y empleadas municipales en el hall central del Palacio San Martín- les decía que ponía en valor y el agradecimiento para todos los empleados y empleadas municipales. Muchos fueron al Cuartel de Bomberos, estuvieron a  disposición también. Obviamente que los funcionarios quienes abrazamos la política como herramienta de transformación estamos 24/7. Pero los trabajadores y trabajadoras municipales estuvieron apoyando muchísimo. Tanto en el territorio como en alguna oficina con el apoyo administrativo necesario. Para esos días que fueron de emergencia donde firmé el decreto de emergencia y eso agilizó administrativamente el respaldo necesario en el territorio. La verdad que resalto eso como también resalto la tarea de los trabajadores de Luz y Fuerza, la participación activa de muchísimos empresarios pymes que estuvieron a disposición por esos días, la solidaridad de tantos vecinos y vecinas que ya no eran los vecinos y vecinas que me escribían en las redes para decirme “Maxi éxitos estamos con vos, te apoyo” como sucedió en la campaña, sino que eran vecinos y vecinas que me escribían “Maxi ¿qué se necesita? ¿Dónde puedo acercar un bidón de agua? ¿Dónde puedo acercar un paquete de velas? ¿Dónde puedo acercar un colchón?”Eso a uno lo llena de mucha energía, le da mucha fuerza para mirar para adelante y saber que no estás solo, y que ese acompañamiento es sincero, que tiene a futuro una salida conjunta.

-¿Y con respecto al gabinete?

-Siempre lo dije en la campaña y lo ratifiqué con los nombramientos. No es un gabinete de amigos y familiares. Esto es un gabinete amplio, diverso, con personas muy formadas, con conocimiento no solamente de las tareas específicas que hacen a cada secretaría sino con la impronta territorial y de transformación. Algunos hasta se sorprendieron, yo elegí los mejores.

-La definición de Mercedes Landívar como Jefa de Gabinete, ella fue candidata a diputada y fue electa ¿Cuándo se tomó esa decisión y por qué?

-Mercedes estuvo activamente y venimos trabajando de hace mucho tiempo, tiene mucha capacidad de laburo. Tiene la impronta militante, del territorio pero también tiene un acabado conocimiento y la experiencia necesaria para poder afrontar la gestión y para poder conducir el gabinete. Es una persona de plena confianza y decidimos en una charla que me pueda acompañar y al menos en esta primera etapa pueda acompañarme en la gestión.

-¿Cuándo fue esa charla?

-Lo veníamos conversando, nunca lo definimos porque en realidad tampoco el resto de los secretarios estaban definidos al 100% y todo esto obviamente sucedió luego de las elecciones generales. En la segunda semana post generales estuvimos con la campaña del balotaje a fondo, pero veníamos conversando post elecciones generales de la posibilidad. Yo le pedí que si se podía quedar acá y aceptó. La verdad que viene realizando una gran tarea diaria.

-A muchos les llamó la atención el tono por ahí duro en tu discurso con respecto al rol de los funcionarios que se habían ido de vacaciones y cómo había quedado el Municipio, ¿Por qué crees que es atípico que se te haya notado por ahí en un tono distinto al que muchos están acostumbrados a escucharte? ¿Crees que era necesario decirlo en ese momento? ¿Crees que había que hacer énfasis en cómo recibieron la comuna en este contexto bastante complicado a nivel nacional?

-Si, yo hice énfasis también en cómo recibí la comuna. Hablé del déficit, hablé de que no eran lo que se decía, sino que rondaba los cuatro mil millones de pesos, del desmanejo en cada área. Hablé del eje rector de laburo con el que estamos atravesando estos días. Lo de las vacaciones también obviamente lo mencioné porque es un dato de la realidad. No dije nada que desconozca la comunidad. Es más, el 24 de octubre si ibas a los pasillos de la Municipalidad no habían prácticamente funcionarios, son muy poquitos los que quedaban y acá no se trata de ser intendente, de ser secretario. Uno tiene que asumir la responsabilidad que le toca en el momento que le toca. Y la responsabilidad era hasta el 10 de diciembre como funcionario y después que se deja de ser funcionario es una responsabilidad, ya sea como vecino, como legislador, como titular de un organismo nacional, provincial, digo, todos tenemos algo para aportar y para contribuir. Y me refería a eso. No a otra cosa, digamos. El énfasis tiene que ver con que en su momento … a ver, era algo que lo dije a puertas cerradas. Es algo que me molestó y en mi caso si fuese al revés no lo hubiese hecho. Todos tenemos derecho a vacacionar, y aparte vale aclarar que no lo personifico solamente en un funcionario. Acá hubo varios funcionarios principales. Y aparte dicho por los mismos empleados. No por Maxi Wesner.

-Con respecto a lo que pasó con el presupuesto la oposición hizo mucho énfasis en que son muy pocos días y que fue complicado acomodarse. ¿Crees que entre el déficit, un poco lo que pasó con la tormenta y demás es difícil proyectar obras? La mayoría de las obras que están en el presupuesto son la finalización de obras que deja la gestión anterior e incluso en el discurso dijiste que hay que hacerse cargo de eso.

-Acá hay una realidad. Y vuelvo a decir lo mismo que vengo diciendo desde que asumí como concejal. Olavarría no es una isla. En algún momento nos hicieron creer que Olavarría es una isla y yo vengo manifestando y vengo demostrando lo contrario a eso. Venimos trabajando fuertemente con la Provincia. No teníamos presupuesto provincial, no sabíamos en ese momento si el endeudamiento iba a ser tal para poder generar un fondo con los municipios. No teníamos las variables necesarias para poder proyectar. Es un Presupuesto que había presentado el intendente saliente y que lo reformulamos. Esa reformulación tiene que ver con la supresión de 22 direcciones, con la austeridad, con una fuerte impronta en Salud, en el Desarrollo de la Comunidad, porque se viene una Argentina muy dura y muy difícil. Olavarría no va a escapar de eso. Y también con la continuación de las obras que quedaron sin terminar, ya que hay que tener responsabilidad. Nosotros lo que creemos que está bien lo vamos a mantener y vamos a trabajar fuertemente para mejorar, porque no lo va a mejorar Maxi Wesner para su gabinete o para él, es para toda la comunidad, es una mejora para todos los vecinos del partido de Olavarría.

-¿Y con respecto a las menciones sobre el presupuesto austero? Se dijo en reiteradas oportunidades en la sesión…

-Sí, se requiere una austeridad necesaria para poder lograr el equilibrio fiscal necesario porque sino no podemos funcionar y no podemos prestar los servicios de la manera que lo tiene que prestar el Municipio de Olavarría. Con este tremendo déficit no se puede laburar y lo que estamos haciendo es atender esa cuestión. Es central. Y una cosa también es que no había previsibilidad en cuanto a la Fiscal Impositiva de la Provincia. Tampoco había un contexto donde tenemos un DNU que Olavarría -me preguntabas respecto a la obra pública- no escapa a las manifestaciones del Presidente de que se corta la obra pública. No escapa de poder financiar una obra del Estado Nacional pero tampoco escapa de la realidad económica de las cementeras que tenemos en Olavarría, de las fábricas ceramistas, de la cantidad de pymes vinculada a la construcción y a la obra pública y al transporte vinculado a la producción y a la obra pública. Y además si repasamos el resto de los puntos del DNU no es solamente de ajuste sino que de transferencia de ingresos de los sectores trabajadores a los sectores que maximizan rentabilidad en dólares. Hubo una devaluación de casi el 120% provocada por el Estado Nacional apenas se asume una gestión de gobierno. Esto no fue con una corrida cambiaria. Esto fue por acción del Estado.

-¿Cómo se combina la visión de “se viene una Argentina muy dura y muy difícil” y esa realidad de las empresas con el objetivo que mencionaste al principio de mejorar y optimizar la recaudación impositiva?

-Primero que el Municipio es acreedor de tantísimas cuentas de contribuyentes que hoy están con deuda. Es un trabajo administrativo que lo tenemos que dar para poder mejorar en la recaudación. Segundo, nosotros planteamos también una modificación de alícuotas para laburar fuertemente en ese sentido desde el área de Habilitaciones y en cuanto a la inspección de la Tasa de Seguridad e Higiene planteamos en tres actividades con lo cual es necesario para poder llevar adelante esa tarea, para poder llevar adelante la gestión municipal. También sabemos que la caída de la actividad se va a dar, por lo cual se va a caer en la coparticipación. Esto es así. Según las proyecciones que estoy mirando la caída de la actividad no solamente va a repercutir -como decía recién- en el trabajo y en la rentabilidad de las pymes sino en las arcas municipales. El Municipio no escapa de la realidad macroeconómica argentina. Pero es un Municipio que tiene que seguir funcionando, que tiene contratos indexados semestralmente, como el de recolección de residuos que se firmó a principios del 2023, que acelera el gasto, la participación si lo comparamos versus ingreso corriente de manera notoria y eso preocupa mucho, muchísimo. Lo dije en su momento y ahora obviamente que siendo intendente lo veo. Y nos preocupa muchísimo. 

-Recién hablabas del endeudamiento de Provincia. Esos fondos que van a llegar a Olavarría, ¿son un poco como ´agua para el desierto´? ¿Sabes cuánto llegaría o es prematuro todavía?

-Es prematuro, pero son 116 mil millones de pesos que se van a dividir entre todos los municipios de acuerdo al CUD con lo cual es algo que estábamos esperando, es para todos los distritos. Tampoco esto es para un intendente, para un gabinete, esto es para los vecinos de cada localidad, en este caso el partido de Olavarría para que podamos afrontar las obras que sean necesarias. Es muy pronto para hacer el análisis pero el fondo ya se logró.

-Pensando en el año político que se viene, ¿qué esperás? Entendiendo que va a haber mucho trabajo también en el Concejo Deliberante, ¿qué esperás de la oposición? Y además, ¿qué crees que los vecinos están esperando?

Los vecinos están esperando consensos necesarios. Esperan lo que decía en el discurso, esperan que podamos trabajar desde las diferencias en pos del crecimiento de Olavarría. Que más que crecimiento creo que va a ser poder sostener muchísimas cuestiones porque reitero, Olavarría no es una isla. Olavarría está enmarcada en una coyuntura macroeconómica nacional, si bien tenemos un entramado productivo muy diverso y preocupa no solamente lo del DNU sino los anuncios respecto de la obra pública que vaya si Olavarría tiene actividades vinculadas a la obra pública, ¿no? Transporte, construcción, mineras, cementeras, comercio vinculado a la construcción. Pero los vecinos esperan que podamos trabajar desde esas diferencias para poder llevar soluciones y hay acuerdos que tienen que ver con el beneficio de un vecino del barrio Villa Mailín, Lourdes o de una localidad, yo creo que después el vecino no está esperando por Maxi Wesner o un concejal. Cuando se comunica que se logra esa política pública que llega al territorio a través del consenso, eso es lo que los vecinos nos van a valorar. Tiene que ver con lo que mostramos la primera semana de gestión: trabajo en conjunto con tantísimas instituciones. De hecho había referentes que yo prácticamente no tenía relación, y pudimos trabajar de manera excelente. Pero yo no le pregunté a quién había votado. Nos pusimos a laburar y pudimos levantar un tronco de un techo de una familia del barrio Isaura. O pudimos gestionar el tendido eléctrico. Tiene que ver con llevar una solución pronta a cada familia.

-Me parece que más allá de tu intención y tu discurso, quedó en la realidad después del temporal lo del trabajo en conjunto. También un poco lo que se vio en el acto de asunción con todos esos referentes institucionales que se acercaron al Teatro. Ese trabajo en conjunto quedó como impronta de inicio. ¿Ahora marca una expectativa?

-Sí, la verdad que hubo muy buena respuesta a la convocatoria. Nosotros habíamos hecho una reunión previa a lo que se veía que se desataba para la tercera tormenta con una alerta prácticamente rojo para Olavarría del día sábado 16. Habíamos hecho una reunión ese sábado a la mañana en el CCO donde convocamos a los organismos, a todos los organismos y todas las instituciones locales. Fue una reunión en la que yo digo que estaba la comunidad organizada. Porque estaba todo el entramado social, productivo, deportivo de Olavarría y fue una respuesta organizativa ante un hecho climático que se preveía lo peor. Ya veníamos de dos tormentas, el suelo húmedo, muchos techos flojos, palos flojos, árboles prácticamente con sus raíces afuera. Y pudimos organizar un operativo con centros de contención y de evacuación en todo en todo el partido, ciudad y localidades. Estaba la comunidad organizada ahí dando respuesta. Ese trabajo en conjunto se vio ahí. Pero es lo que dije en el discurso y es lo que creo que tenemos que hacer, por eso cuando se gestiona es importante la participación. Es importante el acompañamiento. No solo para el diagnóstico que seguramente los presidentes de los clubes saben y tienen el termómetro diario de lo que sucede en materia deportiva o recreativa en cada establecimiento, sino también que sean parte de la solución. Nosotros lo venimos haciendo, en materia deportiva digo porque venimos laburando muchísimo con la Unión de Clubes desde antes de asumir y hemos llevado respuesta a la comunidad. También con la cultura, hemos podido poner de pie el Festival del Libro en dos ediciones desde el diagnóstico. Recuerdo esa primera reunión con libreros, editoriales, escritores. Pero no solamente fue la reunión de diagnóstico, se sucedieron distintas reuniones organizativas y se pudo hacer con los protagonistas. Y yo creo que ese es el sentido que le tenemos que dar. Voy a la idea de la gestión: va a ser una gestión participativa. 

-Mirando a Unión por la Patria en esta instancia, ya saliendo del año electoral y con el pie en 2024. Estuviste hace unos días en esta reunión con Kicillof, Massa y los intendentes. ¿Cómo ves a Unión por la Patria hoy?

Participé de una reunión con todos los intendentes de UxP, 84 intendentes, legisladores provinciales, legisladores nacionales y todo el gabinete de Axel. Una reunión que mostró la unidad para hacer un diagnóstico. Axel contó un poco la reunión que habían tenido todos los gobernadores con el presidente, se repasaron algunas cuestiones del DNU y cómo cómo esto iba a impactar en la provincia de Buenos Aires. Se vio una mesa de unidad que es la que necesitamos para colaborar para poner de pie realmente a la Argentina nuevamente y que el ajuste no sea en los trabajadores y los empresarios pymes, sino que que realmente vayamos a buscar donde donde hay que buscar. 

-¿Unión por la Patria tiene que buscar un nuevo liderazgo? ¿Puede buscarse en esa reunión?

-La verdad que fue una mesa más horizontal. Cada uno expresó lo que pasa en su distrito, cómo veía las consecuencias del decreto de necesidad y urgencia, se habló del trabajo que se iba a dar en las cámaras nacionales. Después se vio que había un anuncio de paro por parte de la CGT y se han formado multisectoriales en varios lugares. Por ahora se está laburando en ese sentido, se está laburando también en las manifestaciones de los Concejos Deliberantes de distintas ciudades en contra del DNU, y también en una presentación que hubo en la justicia mediante un amparo. Todo con acciones que a priori se están realizando en todos los distritos.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...