Choques calculados y sorpresivos

Una semana de exposición de conflictos en el Municipio, en el Concejo Deliberante, en el Hospital. ¿Quién gana en la medición de fuerzas?


Volver a las Fuentes, por Josefina Bargas y Alexis Grierson

Antes de adentrarnos en la compleja y extensa agenda política de la semana, vale una reflexión para tratar de contextualizar todo lo que vamos a vivir. ¿Hace cuánto asumió Wesner? Parece una vida. 

Pues los tiempos en política han cambiado. Un poco producto de que las urgencias son cada vez más urgentes, otro poco porque la tecnología ha acelerado los procesos, y el tercer punto no es para nada menor: quién gobierna el país hoy.

La aceleración de Milei en torno a sus decisiones de gestión (o destrucción del Estado) sumado a la crisis profunda puso a andar todo más rápido. Mayor desaceleración de la economía, mayor recesión, mayor ingenio de las gestiones municipales para recaudar fondos y poder gobernar lo mejor posible. 

Mal acostumbrarnos a esa velocidad requiere que todo tenga solución ya. Algunas cosas lo ameritan, otras ya son así nomás. Sin ir más lejos, se intentó estirar la prórroga del Estacionamiento Medido para, en pocos días, no haya más contrato y se tome la decisión de contratar un nuevo servicio. Y quizás, muchos, ya quieren verlo andar. En estos dos meses hemos visto ejemplos de sobra: paritarias, situación de infraestructura del Hospital, estacionamiento medido, transporte, y la lista sigue. 

Los tiempos en política hoy son otros. Todo lo que se dijo en la campaña fue, pareciera, en otro país. Y son tan rápidos, que ni siquiera las fuerzas políticas terminan de acomodarse en su nuevo lugar en el mapa: el actual oficialismo fue oposición durante décadas; un sector de la oposición hoy es oficialismo nacional y endurece su postura como oposición local, y quien fuera oficialismo local hoy es oposición en todos los niveles, en un lugar que de a poco pareciera encontrarse. 

Con todo esto, es importante tenerlo en cuenta como bases para analizar los movimientos políticos de lo que pasó y probablemente pase. Todo lo que se diga se debe analizar en perspectiva y con objetivos, quienes buscan llevar adelante mismas fórmulas se pueden encontrar con distintos resultados por distinto contexto. Es enredado, pero créanos: es muy claro. 

El gobernador y las sorpresas

El Gobernador Kicillof vino por décima vez desde que asumió en 2019 con un despliegue pocas veces visto en Olavarría: seis ministros, una extensa agenda de gestión y la primera visita a Wesner en el Palacio San Martín. De hecho esa era la primera parada del mandatario bonaerense, con un importante acto en el Paseo Jesús Mendía. 

Pero había una sorpresa. O no tan sorpresa, para muchos de los que habían visto los últimos movimientos. Horas antes, el Sindicato de Trabajadores Municipales había pegado el faltazo a la Mesa Paritaria llamada por Wesner, convocó a una asamblea posterior al horario de la reunión (siendo que tuvo 48 horas para hacerlo antes), fueron al Ministerio de Trabajo y confirmaron que mantendrían las acciones gremiales de estado de alerta y movilización, asambleas en lugar de trabajo y quite de colaboración. Todo, con un tono más duro que la semana anterior. Y eso era mucho que decir.

Tanto, que se olía en el ambiente alguna “sorpresa” en la llegada del Gobernador. Ni bien pisó la vereda del Palacio San Martín, se develó: un grupo de trabajadores intentó abordarlo para expresarle la situación salarial de los empleados de la comuna. “Gobernador, escúchenos, un empleado gana 160 mil pesos, es una vergüenza” dijo un integrante de la comisión directiva del STMO ante la postura cada vez más nerviosa de la seguridad de Kicillof. 

Luego llegaron los cruces acalorados y las discusiones: la seguridad con los manifestantes, los integrantes del STMO con un grupo de vecinos que le reprochaban la medida de fuerza en el Hospital, también el sindicato incluso con integrantes del MTE que le señalaban la misma situación. Tensión constante, discusiones propias de tiempos complejos … y mientras tanto, Kicillof en el Palacio San Martín. Con todo por verse.

Lo concreto es que luego de toda la actividad hubo un enojo muy importante del equipo de seguridad del gobernador. Los manifestantes llegaron a tocar a Kicillof y no lograron evitar que respeten las distancias que había puesto en la organización. Pero volviendo al tema central, hubo dos “voceros” que mediaron con los trabajadores: Cristina Álvarez Rodríguez y Gabriel Katopodis.

En este punto apareció José Stuppia, quien no participó de la protesta inicial. Se sumó minutos después para “acompañar con los compañeros de la CGT”. Movimientos de ajedrez, que le dicen. 

Allí, se negoció aflojar con las protestas mientras que la Provincia ofrecería el Ministerio de Trabajo para conciliar en el conflicto. El gremio aceptó. Y la palabra del gobierno bonaerense se cumplió: el área de Walter Correa tomó cartas en el asunto y convocó a las partes a una reunión el próximo lunes -mañana, para quien lo lea el domingo- en la sede de La Plata. Para esto habrá otro capítulo en un rato.

Pero volvamos a Axel. Tras este altercado, todo cambió: acto emotivo de entrega de ambulancia, combi para la Escuela Especial N°503, y un camión para la Cooperativa Viento en Contra, con foto arriba de la caja y todo. Después, al Barrio Educadores para la entrega de las últimas 9 viviendas y, tras cuatro gestiones, terminar el barrio de 146 casas. Y la firma del convenio por obras por más de 1.500 millones de pesos con tres objetivos: cloacas, el asfaltado de La Rioja entre Del Valle y Colón, y luminaria LED en barrios de la ciudad.

Para analizar, la llegada de la importante comitiva de funcionarios provinciales tuvo, también, su protagonismo: en cada entrega había un ministro distinto, obviamente el específico de la temática de la entrega. Kreplak en la entrega de la ambulancia, Sileoni en la combi para escuelas especiales, Vila en la entrega del camión, Katopodis para la firma del convenio por obras -que él mismo había anunciado hace una semana- y Batakis para las Viviendas. 

El objetivo macro estaba claro, también. Kicillof intenta, con acciones (no sólo en Olavarría, en toda la Provincia) sostener una gestión que fue ratificada en 2023 ante una gestión nacional diametralmente opuesta. Pero literal. Agua y aceite. 

En la conferencia de prensa tuvo una postura explícita y casi fue el tema que predominó la charla con los medios locales: Milei con su decisión de recortar los ATN (Aportes del Tesoro Nacional) deja a la Provincia al rojo vivo. Y no es algo justo: el planteo pasa porque en el territorio bonaerense se produce el 39% del PBI. Y por coparticipación “vuelve” el 22%. Esos 17% de diferencia se compensaba, en parte, con los ATN. Bajo la acusación de “forma de hacer política con plata discrecional a la casta” Milei lo cortó. Y en el plan “lo que es mío mío, lo que es tuyo tuyo” Kicillof buscará por la vía legal y administrativa recuperar los fondos.

Tal es así, que ratificó que ampliarán la denuncia con presentaciones de personas individuales que son perjudicadas por la decisión de Milei. Ni que hablar si se suma el resto de las Provincias hasta con amenazas de cortar con la producción de petróleo y gas. 

Ayer sábado, el gobernador tuvo el apoyo de la conducción del PJ bonaerense con Máximo Kirchner a la cabeza. Desde Cañuelas, el partido avaló el accionar del mandatario y todos sus reclamos a la Nación -“en la Provincia, los peronistas construimos más y mejor Estado” dijeron- y extendieron la defensa mucho más allá de los límites de esta provincia: “para que los gobernadores -cualquiera sea su pertenencia partidaria- no sean castigados por el centralismo tecnocrático”. En ese encuentro estuvo el olavarriense Guillermo Santellán, representante por la Séptima.

Por fuera de este análisis de alcance nacional, fue todo ganancia para Wesner: sumó una ambulancia, acompañó a organismos e instituciones locales y sumará 1.500 millones de pesos para obras en un año que se vislumbra muy flaco, salvo lo que continúa Provincia y con varios “elefantes blancos” que dejó Nación, como el acceso a Sierras Bayas y la Facultad de Salud. 

De conciliación a ¿conciliación?

Volvamos al capítulo Municipales que se coló en la visita de Kicillof por varias razones. Quedamos en que el Ministerio de Trabajo de la Provincia dictó la conciliación obligatoria y citó a las partes a una reunión el próximo lunes en La Plata. 

Entre las dudas por la tensa relación que atraviesa hoy la gestión y el gremio, se puso hasta en duda de si acatarían la conciliación. El Municipio aceptó e incluso confirmó que habrá representación en la capital provincial. El gremio se hizo esperar, aceptó la conciliación también, pero … . Siempre hay un pero.

Repasemos: el gremio se había declarado en estado de alerta, asamblea permanente y quite de colaboración. Por la conciliación, debían volver a trabajar con normalidad hasta tanto se llegue -o no- a un acuerdo en el Ministerio. Señalaron que acatarían pero que mantendrían medidas en el Hospital por una delicada situación de Seguridad e Higiene en el Hospital Municipal.

Incluso, se viralizó un video de un paciente visiblemente enojado con el secretario general del STMO, José Stuppia, porque según su versión “los médicos no lo iban a operar porque lo decía Stuppia”. Las imágenes son un tanto violentas, expone la situación en el centro de salud (situaciones de este tipo hay todos los días) pero nos quedaremos con una frase de Stuppia: “cuidamos a los trabajadores y a ustedes, es un peligro eso”.

Lo concreto es que hasta ahí, la situación era entendible y solo se debía esperar al lunes. Pero fuentes municipales confirmaron a medios locales (y a este newsletter ante la consulta) que el gremio mantuvo prácticamente todas las medidas e incluso profundizó algunas sin respetar la conciliación.

A la quita de colaboración sostenida se le sumó alguna retención de tareas y el caso más explícito fue el cierre del predio de pruebas de manejo de La Máxima, que no tuvo atención al público el viernes. 

El enojo en el Ejecutivo fue visible, e incluso se sumó un reclamo vinculado a que los pedidos por no cumplir con la Ley de Seguridad e Higiene “son de hace años, no es algo que apareció de golpe en diciembre”. 

“¿Por qué estas cosas no se denunciaron meses o incluso años atrás? ¿Los trabajadores estaban bien y asumió Wesner y están mal?” se preguntaron. 

Lo concreto es que la situación tiende a no mejorar y nos acercamos a la última semana de febrero sin, siquiera, tener un encuentro de paritarias o un acercamiento. ¿Wesner tomará una decisión similar a la de enero en los próximos días? ¿O todo pasará para marzo? 

Puro freno

“Nadie puede dudar de que hay una emergencia de transporte público en Olavarría” definió el presidente del bloque UxP, Federico Aguilera, al cierre de la semana. El Concejo Deliberante fue el punto de contacto entre los actores del sector transporte público y la política local.

El intendente Wesner envió el proyecto de declaración de la emergencia, pero hasta ahora no parece tener los porotos para la aprobación de la ordenanza: UxP suma solamente ocho votos. Necesita dos más para activar el doble voto del presidente. Y es que desde la frase de Aguilera a las manos de la oposición levantadas en el recinto hay mucho trecho.

El jueves estuvo en el Legislativo la empresa Tu Bus, invitada desde el HCD. Concejales de todos los bloques estuvieron en esa reunión. Las versiones extraoficiales dicen que fue muy dura. Que hubo cruces y chicanas para el empresario, y hasta gritos y peleas entre los concejales. Apuntan al bloque Ahora Olavarría como el más rígido en su postura hacia el empresario Walter Gernetti, quien salió del Concejo con decepción, aunque sin hacer declaraciones. En contrapartida -y en on-, la concejal Celeste Arouxet es la que presenta el panorama más alarmante: “dicen que en marzo no pueden poner los colectivos en la calle” afirmó. Al mismo tiempo, el sector libertario se mantiene en no pronunciarse a favor del voto a la emergencia, tal como adelantó la semana pasada Guillermo Lascano.

Desde Juntos partió la explicación más técnica de esta postura. Guillermina Amespil sostuvo que hay una “superposición” de proyectos en el Legislativo. Se refiere a que por un lado, la empresa presentó un pedido de aumento tarifario de 260% (lo hizo después de que el Ejecutivo dio el 92% de suba en enero) y que por otro, el intendente pretende declarar la emergencia para subir la tarifa. Esta bancada quiere que se trate uno de los proyectos ya que, interpretan, de avanzar ambos estarían tanto el Legislativo como el Ejecutivo haciendo la misma tarea.

Aquí cabe señalar que es correcto técnicamente lo que se plantea, pero en los efectos reales no necesariamente es así. Es decir, los proyectos no son contradictorios entre sí y nada impide que ambos ingresen a tratamiento y estudio formal de los concejales, con su consecuente trámite en comisiones y los tiempos que cada uno requiere. 

Los grises tienen una base. “No está en el texto del proyecto de la ordenanza en qué consiste esa emergencia” dijo Amespil, “es la declaración de emergencia en el transporte público de Olavarría por 365 días”, nada más. Para Aguilera, en tanto, la declaración con esa redacción es una especie de pase de gol: “es una herramienta que tienen los concejales para discutir, dar una solución para que el Ejecutivo actúe. Esa es precisamente la intención de la presentación de la emergencia”.

El concejal del oficialismo hizo hincapié en “la situación crítica” por la creciente distancia entre ingresos y costos de la empresa. Enumeró los factores que dan ese resultado: el valor del boleto, la quita del Fondo Compensador, suba de combustible, inflación.

Todos coincidieron en algo: si se habilita la suba tarifaria que pidió la empresa, el boleto se vuelve impagable y, de igual manera, el servicio se cae por falta de usuarios.

Después de la reunión, Tu Bus emitió un comunicado. Hablaron de “crisis extrema”, pidieron un incremento en la tarifa y la declaración de la emergencia para mantener una prestación “eficiente”. Los cuestionamientos partieron del valor del boleto -de manejo local- para llegar a “la falta de una política nacional de transporte público que privilegie la eficiencia del servicio y el bienestar del usuario”, y allí calificaron de “golpe letal” la decisión del Gobierno Nacional de quitar el Fondo Compensador. “No podemos afrontar los costos fijos, lo que nos ha obligado a un endeudamiento” se indicó para sumar el corte de servicios y la proyección de “reducción de personal” de sostenerse el panorama.

Tu Bus apeló a los concejales para que tomen con “seriedad” el tema y accedan “no solo a un impostergable incremento en la tarifa sino también a la Emergencia en el Transporte”. Quieren las dos ordenanzas.

El viernes se presentaron en el Concejo unos 20 trabajadores de Tu Bus. A diferencia de la empresa, no habían sido convocados. Fueron espontáneamente y lograron ser recibidos por concejales de todos los bloques. El mensaje que llevaron fue el temor por la continuidad laboral. “Creo que hay voluntad de ponerse a trabajar” dijo a modo de balance el delegado de UTA -y chofer-, Marcelo Sequeira. Valoró por parte de los concejales “el compromiso de todos de que van a analizar, si bien nos hicieron entender que cada pedido tiene su terreno a seguir”. El tono de la reunión parece que fue distinto al del día previo.

Sin embargo, antes de ingresar al Legislativo, los choferes se expresaron sobre el posicionamiento del bloque Ahora Olavarría y puntualmente, criticaron a Celeste Arouxet. “La concejal que sale a hablar es del mismo partido que propone que la gente se haga cargo del boleto (aclaración: a eso lo dijo Guillermo Lascano en esta entrevista). Creemos que por ahí, en su afán de pelearse políticamente, no se da cuenta de la realidad”. Poco después de esas definiciones, desde Ahora Olavarría se emitió un comunicado anunciando reuniones con trabajadores y representantes de la empresa Tu Bus para el lunes. Ni Arouxet ni Lascano estuvieron en la reunión con los trabajadores el viernes en el HCD.

Federico Aguilera respondió sobre el camino para llegar con el proyecto al recinto: “quizás el ida y vuelta más tenso, que no se llegó a un punto del todo en común fue con el bloque de La Libertad Avanza, quienes tienen una postura mucho más rígida y expresiones públicas también fuertes con respecto a la postura de los trabajadores, la empresa y la situación del transporte”. Lo concreto es que tampoco los demás bloques explicitaron cómo votarán, “por momentos se notó una suerte de esquive de la situación de algunos ediles o de bloques, otros que entendieron cien por ciento la situación y se mostraron predispuestos”.

La intención de UxP es “llegar a los consensos necesarios para que este proyecto sea tratado a la brevedad. A la brevedad sería la semana que viene, en lo posible y que salga aprobada la emergencia de transporte público”. Pero mientras el presidente del bloque oficialista plantea ese objetivo, la Presidencia del HCD no ha fijado fecha para sesión extraordinaria.

Dos cuestiones bien distintas a señalar en este contexto. La primera: ¿y la empresa concesionaria del transporte interurbano? Se sobreentiende que Las Sierras comparte la misma problemática que Tu Bus, pero ni sus empresarios ni sus trabajadores se han sumado en los últimos siete días a las reuniones ni a las expresiones. En el HCD se esperaba un pedido de aumento tarifario de esta empresa.

La segunda: el viernes que viene es 1º de marzo. Para ese día se programó el acto de apertura de sesiones en el que el intendente Wesner brindará el discurso ante los concejales. ¿Dónde se hará ese acto? Por ahora no hay lugar previsto.

La cuestión es que, entonces, hasta el jueves hay tiempo para sesiones extraordinarias. El viernes se iniciará el periodo ordinario. ¿La emergencia del transporte público en qué período de tratamiento caerá?

Para Bomberos, nueva tasa

El lunes hubo conferencia en la sede de Bomberos convocada por el intendente. Lo central: propuso crear la “Tasa de prevención y lucha contra incendios y la protección de vidas y bienes” cuya recaudación se destinará al sostenimiento de la actividad de la Asociación de Bomberos Voluntarios de Olavarría. El monto que se planea cobrar es bastante bajo en términos individuales, alcanza a todos los contribuyentes de Servicios Urbanos y de Servicios Rurales y el objetivo es una recaudación de unos 10 millones por mes.

“Era mi responsabilidad como Intendente municipal poder garantizar el financiamiento a esta institución emblemática” dijo Wesner para argumentar su decisión, flanqueado por autoridades de Bomberos. Destacó además que se busca garantizar la continuidad en el tiempo del flujo de fondos, sin atarlos a otras eventualidades e incertidumbre de la gestión local. Afirmó que ese mismo día enviaba el proyecto de ordenanza al Concejo y que espera su tratamiento en la sesión extraordinaria que el viernes de la semana pasada pidió Juntos con una propuesta propia de financiación para Bomberos a través de fondos que la Provincia coparticipa al Municipio, que ya te contamos en la edición anterior.

Volvemos a lo que dijimos más arriba: el oficialismo tiene sólo 8 votos propios y el periodo ordinario arranca dentro de cinco días. Valen las mismas preguntas que para el tema transporte.

La UCR ya expresó rechazo y llevó al HCD un proyecto propio con afectación de recursos que ya se recaudan por Servicios Urbanos y Servicios Rurales. Ahora Olavarría había adelantado que apoyaba la propuesta de Juntos. Si estos dos bloques sostienen esa postura pueden imponerse en una sesión, pero no tienen chance de revertir un eventual posterior veto de Wesner. ¿Quién va a hacer el próximo movimiento? La necesidad es de Bomberos, ¿qué van a hacer para asegurarse ingresos desde la Municipalidad? Parece paradójico que todos los sectores con representación estatal local tienen al tema en prioridad y buscan soluciones, pero hoy el escenario es de virtual imposibilidad de avance y de certezas.

Pasemos este párrafo a sepia: proyectos en el recuerdo. En febrero de 2017, Ezequiel Galli propuso crear una tasa para Bomberos. Los memoriosos de aquel momento dicen que fue un proyecto “transitorio”, con una tasa que se afectaba a Defensa Civil para desde ahí enviar fondos a los voluntarios, y que ya estaba en elaboración la propuesta del estacionamiento medido que se terminó aplicando al otro año.

¿Y el estacionamiento medido? Tampoco hubo avances concretos en la semana para el proyecto de municipalización que planteó Maximiliano Wesner. El intendente se reunió con los trabajadores el miércoles en el Palacio San Martín. Se informó que el objetivo fue “dialogar sobre las características del proyecto de ordenanza” en el que se “requiere la incorporación de recursos humanos, cuya planta dependerá directamente de la Dirección de Control Urbano”. Continuidad laboral es el estandarte del proyecto, y es el agua en este desierto en que parece convertirse la economía nacional.

En el contenido de la propuesta tienen prioridad para su incorporación los 21 trabajadores despedidos de SoluParking”. Hay que señalar que a esa reunión no fue invitado Soesgype, el sindicato que defiende hoy a los trabajadores y que los representa en el conflicto gremial planteado en el Ministerio de Trabajo por los despidos de ya ex empresa contratada.

La cuestión es que, el día después de esa reunión, al menos tres de los empleados estuvieron en el Concejo y buscaron reunirse con los distintos bloques. No se explicitó de esa manera, pero es claro que buscan presionar para que los concejales avancen con la municipalización del servicio. Los recibieron en Juntos y en UxP.

Casi de la misma manera que con el transporte público, desde Ahora Olavarría/La Libertad Avanza, adelantaron el voto en contra: “municipalizar debería ser la última opción” dijo Guillermo Lascano.

La polémica menos esperada

Volvamos a la conferencia del lunes en el cuartel de bomberos de avenida Colón. El periodista Andrés Pellegrini le preguntó al presidente de Bomberos, Hugo Fayanás, en qué estado estaba el proyecto de construcción de un nuevo cuartel en Loma Negra, que se había lanzado en 2021 y que fue merecedor de la recaudación de la Cena Solidaria de 2022.

“El tema primero es la tierra. Si bien parecía que estaba cedida, no estaba cedida. Ahí estamos hablando de la otra gestión” dijo el empresario en tono crítico. Aludió a la imposibilidad de acceder a los lotes que se había comprometido a ceder el Municipio hace más de dos años.

Desde Juntos se hizo notar el enojo y hasta dicen que el propio Ezequiel Galli tuvo intervención. En lo formal, la ex directora de Regularización Dominial y hoy concejal, María José González, se encargó de la respuesta: “nos duele y nos sorprende que el Presidente de la Asociación Bomberos Voluntarios brinde declaraciones para confundir a la comunidad, siendo que lo hemos trabajado en conjunto y siempre se lo tuvo al tanto de los pormenores del trámite”.

Ni el actual intendente ni la ex directora municipal negaron las dificultades de cesión de los lotes que se relacionan con el status jurídico del Club Independiente, propietario de una parte de lo que se busca entregar a Bomberos. Pero en Juntos leyeron la situación casi como una traición de Fayanás.

El regreso

¿Se acuerdan que al inicio de este VAF hablábamos de que todos los sectores están tratando de reacomodarse a su nuevo rol? Pues bien, hubo novedades que sumaron protagonistas a esta historia.

La reactivación de las redes sociales de Ezequiel Galli presagiaba un regreso más contundente. Y así fue: arrancando la semana un café mostró al ex jefe comunal rodeado de parte de su equipo (en primera instancia parece el más cercano o la “mesa chica”) “evaluando los temas de coyuntura de nuestra querida Olavarría”. 

Si lo analizamos uno por uno, el jefe comunal se muestra como líder del espacio, sumado a dos concejales que tuvieron un rol importante en la gestión -Guillermina Amespil como jefa de bloque e Hilario Galli- mientras que se suma el ahora diputado provincial Martín Endere y su encargado de comunicación, Juan Dambolena.

Más allá de que la publicación tomó distinto rumbo por otra situación que no viene al caso, lo concreto es que fue una forma de que Ezequiel Galli comience otra vez a mostrarse más activo en la política local con temas bastante complejos a dos meses de haber asumido Wesner. 

Si a eso le sumamos una publicación de Galli que intenta sumar a los usuarios a una conversación sobre el estado edilicio del ex Colegio Nacional y una jornada de limpieza de la “Casa amarilla” son los primeros pasos del regreso del sector Pro a la política local por fuera de lo que sucede en el Concejo Deliberante.

También debemos sumar las expresiones públicas del bloque en el Concejo por muy variados temas, más las de otros ámbitos, como el Consejo Escolar donde Bruno Di Carlo reforzó lo señalado en la publicación de Ezequiel Galli, mientras que Carlos Coscia denunció hechos vinculados a robos en Centros de Día que no fueron comunicados. 

Siempre cerca de Diego Santilli -y cada vez más lejos de La Libertad Avanza, y más con las últimas novedades- el Pro parece empezar a tomar forma … tal como lo es, una fuerza propia y no fusionada con el movimiento libertario. De hecho, las movidas entre Macri y Milei le dan mucho más sentido a lo que sucede en Olavarría, con Celeste Arouxet y el Pro bastante distanciados. Nunca se debe decir nunca -y más en política-, pero hoy parece muy lejano. Tan lejano como un acuerdo entre Macri y Milei. 

Cortitas y enganchadas

Polo Obrero y UTEP, unidos contra Pettovello. Las agrupaciones encabezaron el corte de ruta 226 a la altura de Independencia en el marco de manifestaciones en muchos puntos del país contra la gestión del Ministerio de Capital Humano de la Nación. Expresaron rechazo al “recorte alimentario a los comedores y merenderos”, entre otros muchos aspectos. Además, se quejaron de que “no se han nombrado los representantes locales de organismos nacionales” con lo que “exigimos que haya referentes que respondan por las políticas de ajuste que está implementando La Libertad Avanza”. Y justamente sobre eso …

Adriana Capuano, no. Durante la semana un medio confirmó que la médica asumiría como titular del PAMI en Olavarría en lo que se transformaba en un sacudón político del peronismo en la gestión libertaria. La propia Capuano emitió un comunicado desmintiendo este hecho, acusando a “los mismos de siempre” de falsear la información y señalar que el cargo fue ofrecido pero que se negó rotundamente. Hay una versión, un poco más gris, que señala que el ofrecimiento existió, que hubo una pausa entre ofrecimiento y respuesta y que finalmente dijo que no. Esa pausa habría generado varios enojos, según logró saber este newsletter. 

Subió la electricidad. El Ministerio de Infraestructura provincial habilitó el viernes el incremento tarifario entre 118% y 413% a partir de febrero. En la fundamentación de la medida se señaló que “el gobierno nacional ha intimado a las prestadoras a ponerse al día” con la deuda con CAMMESA, la mayorista de energía. Y que por ello “próximamente” aumentará el Valor Agregado de Distribución (VAD) lo que llevará los aumentos a un promedio de 180%.

De eso hablaba FEDECOBA. En la semana, la agrupación de cooperativas de electricidad (que integra Coopelectric) planteó que “el panorama es apremiante” para muchas entidades que ya no pueden “cubrir la totalidad de sus principales costos operativos, tanto sea la adquisición de energía, la compra de los insumos necesarios para prestar el servicio o el propio pago de los salarios a sus trabajadores”. En el mismo comunicado reclamaron a la Provincia por “los insuficientes ingresos del componente VAD”. 

Audiencia para aumentar el agua. La Municipalidad decretó la convocatoria para el 25 de marzo a las 19 en el CEMO. Se tratará el pedido de suba tarifaria que presentó Coopelectric.

Miguel Santellán sigue. El CECO tuvo elecciones el viernes para renovar la comisión directiva y se presentó una única: el histórico secretario general renovó su mandato.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...