Video viral / El Cura que en Olavarría pidió por la séptima Libertadores para Boca


El sacerdote Esteban “Pepo” Gennuso sorprendió a más de uno en Olavarría y su “bendición” se hizo viral y se convirtió en noticia a lo largo y ancho del país. Como la “mitad + uno” de la Argentina, “Pepo” pidió por la Séptima Libertadores para Boca.

Gennuso celebró Misa hace algunos días en la Parroquia San Vicente de Paul donde se están desarrollando las fiestas Patronales, al final de la ceremonia llegó el pedido aprovechando la bendición final.

“Todo elementito que haya para bendecir, este es el momento de sacarlo, que queda bendito. Si tenemos estampita, tenemos alguna medallita, un rosario, alguna cadenita de algún club que quiera ganar la séptima Libertadores todo eso va muy bien, les doy la bendición. El Señor esté con ustedes”.

El padre Pepo es oriundo de la ciudad de Azul y es uno de los sacerdotes más jóvenes de la Diócesis de Azul. En marzo de 2019, el azuleño fue consagrado presbítero en una ceremonia oficiada por el obispo diocesano Monseñor Hugo Manuel Salaberry sj.

Algo más sobre Pepo.

El padre Genusso tiene 32 años y nació en la ciudad de Azul. Algunos detalles de su vida, su pastoreo y su pasión por Boca se las contó a TN.

“Soy de Boca porque así me lo transmitió mi viejo, que era un re fanático. Me acuerdo que él nos decía: ‘De religión y política, lo que quieran; pero de Boca’”. Esteban Pepo Gennuso es todo un personaje y rompe el molde con el sentido de acercar a la gente a la religión o, mejor, a una forma de vida más conectada con la fe y los buenos hábitos.

También, además de su pasión, tiene una altísima actividad en redes sociales, particularmente en Instagram.

En TN, Pepo contó que al terminar el secundario, Pepo Gennuso hizo un particular cambio de institución: “Probé con veterinaria después de la escuela, pero duró poco y enseguida encaré para el Seminario”.

Y ahí otra vez Boca.

“Llevo mi pasión a las ceremonias, siempre tiro algún chiste así en los bautismos, porque se une con mi otra pasión que es Jesús. Digamos que en mi corazón bostero está Jesús y en mi corazón cristiano la Azul y Oro”.

“De anécdota, la más linda que recuerdo es haber madrugado para ver la final con el Madrid, en Japón. Además de la devoción por Palermo y Riquelme. Aunque mi gran debilidad siempre han sido los arqueros, cuando jugaba me encanta tirarme al grito de: ‘El Paaaaaaaato’”.

Comentarios
Cargando...