Ahora que los números aprietan (más que antes)


Por Josefina Bargas y Alexis Grierson / Volver a las Fuentes

La economía a través de los debates que propone la gestión de Javier Milei, los indicadores que muestran los empresarios y preocupaciones del Municipio. Wesner, habla y escucha. El acto de Kicillof en Florencio Varela y la Mesa de Liberales del Pro: en ambos casos, con olavarrienses presentes. 

Discutir un proyecto de país

Hay innumerables ejemplos de planteos que el movimiento libertario pone en discusión como modelo de país. Pero hubo uno que nos quedó como anillo al dedo porque además menciona una situación en Olavarría. ¿Cuál es la intención de fondo del gobierno nacional?

Federico Sturzenegger, el funcionario/no funcionario del gobierno nacional -y autor de la Ley Bases- publicó un hilo en Twitter (o X) en el que plantea “tres batallas” del actual gobierno con el proceder político de los últimos “50 años” (es la cifra que él mismo cita en uno de sus tuits). 

La verdad, y con profundas diferencias, las discusiones que presenta y en las que toma postura son discusiones que debían darse. El rol y los alcances del Estado, las cargas impositivas a empresarios y ciudadanos, y las reglas que un Estado pone a la hora de traer inversiones o plantear condiciones para que los empresarios puedan obtener ganancias y generar puestos de trabajo genuinos.

Insistimos, la discusión no sólo es válida. Es necesaria: el problema son las posturas y los extremos. En un avance de su exposición, señala que durante 50 años se creía que “el Estado es la solución a todos los problemas”. Responde, con ejemplos claros, que Milei cree todo lo contrario. 

La respuesta más atinada, pareciera, es que no siempre la solución de todos los problemas es el Estado, pero es el organizador de la vida de las personas. Crea soluciones, y también genera problemas. No siempre una es consecuente de otra, ni tampoco es el mal mayor como plantea el movimiento libertario. Además, si es el enemigo, ¿por qué lo ocupaste? ¿Para destruirlo por dentro? Milei dice que sí. Y eso es jodido.

El hilo es muy extenso y podríamos entrar en un debate con Sturzenegger (desde nuestro humilde lugar) que podría llevarnos todo el newsletter. Y no queremos que a nuestros lectores se les escape esto: reiteramos, el debate es muy válido e incluso en algunos momentos Sturzenegger “tiene un punto” o hasta la razónEl tema es el fondo de la cuestión. 

Si un Estado no hace una cloaca, como tantos vecinos de nuestra ciudad anhelan, ¿las hará un privado? ¿Qué obtiene en beneficio? ¿Cuál es su rédito? Ninguno. Por eso no hay empresas privadas empujándose para hacer, por sí solas, las cloacas a los vecinos que por décadas no pueden acceder a esta obra sanitaria tan importante.

Cuando se plantea el ejemplo del transporte y las comunicaciones, es más “funcional” a la idea neoliberal del actual gobierno. Si un privado se hace cargo de una ruta, la asfalta, la mantiene y brinda un mejor servicio, estará habilitado a poner peajes. Y a recuperar la inversión. No es casual, de hecho, que la estatal Corredores Viales esté en el listado de probables empresas a privatizar. 

Los caminos y el transporte suelen ser, según la visión de los libertarios, el ejemplo de mayor sentido común de por qué el privado debe tomar lo que administra el Estado para achicarlo y que sea más eficiente. Ahora, ¿siempre lo que manda el sentido común es lo que la realidad efectiviza? No. Y acá surgen dos ejemplos, uno vinculado a Olavarría.

El primero está vinculado directamente con el vaciamiento estatal para la privatización, por ejemplo, de los trenes. ¿El choque de dos trenes en Palermo era algo evitable? Los especialistas y empleados despedidos dicen que sí. ¿Se robaban los cables y eso genera un gasto? También, pero había empleados que los reponían, y un equipo que funcionaba. Al no estar nada de eso … todo queda librado al azar.

Pero Sturzenegger se metió con Olavarría. Alrededor de 2 mil ciudades tiene el país, y el asesor -que es lo que señala el gobierno que es- mencionó la ruta aérea Olavarría-Buenos Aires para dar cuenta de que tener monopolios no es un problema: “Imaginemos que una empresa empieza a operar la ruta área Olavarría-BUE. Cobra una exorbitancia. Es la única. ¿Tenemos un problema? En absoluto, porque cualquiera puede competirle. Es más debemos estar agradecidos que esa empresa decida cubrir esa ruta”.

¿Tiene un punto? Claro que sí, bienvenida sea la empresa privada que quiera apostar a un medio de transporte que para muchos olavarrienses -de ingresos altos, en su mayoría aunque no en su totalidad- pueden acceder a este servicio. Pero vayamos a la realidad.

En 2017, Avianca Argentina, luego de que la gestión Macri desregulara una política vinculada al dumping comercial permitiendo que se vendieran pasajes por debajo del costo, anunció con bombos y platillos que tendría tres vuelos semanales Olavarría – Aeroparque, en una triangulación con otros destinos como Tandil o Tres Arroyos. Fue en la misma época de la llegada de FlyBondi a Argentina.

La verdad que el anuncio fue realizado por la empresa con un importante apoyo del Municipio (en la primera gestión de Ezequiel Galli) que veía -en tiempos de “brotes verdes” y promesas del gobierno de Macri de fuertes inversiones- cómo una empresa privada apostaba a un negocio que no parecía muy rentable. Primero encararían vuelos con aviones para 19 tripulantes hasta naves de 50 tripulantes, para estar desde nuestra ciudad en Capital Federal en 45 minutos.

¿El servicio sería caro? Si bien buscaban llegar a cierto público con pasajes por abajo del costo, no dejaba de ser costoso en la comparativa. Sin embargo, estaba a la vista que no era rentable bajo ningún aspecto. ¿Conclusión? La empresa trajo no más que algún banner al aeródromo y nada más. En Wikipedia, aún dice “próximamente” en el anexo de destinos de Argentina de Avianca cuando se menciona a Olavarría.

¿Y qué tiene que ver el Estado en todo esto? La inversión de Avianca en todo esto era una “solución” que el Estado no daba: mejorar las comunicaciones entre Olavarría y Buenos Aires, en este caso por vía aérea. Pero si no es rentable, no existe, no se implementa, no importa qué se anuncie o qué ilusiones genere. Sentido común.

Si lo trasladamos al rol de Aerolíneas Argentinas -la empresa estatal- es cierto que tenía pérdidas, pero también vuelos recurrentes a puntos del país en los que mejoraba la comunicación. Tenía precios más competitivos que las privadas, pero no siempre funciona como una empresa: funciona como un servicio del Estado. ¿Es esto óptimo? Por supuesto que no y mucho menos en tiempos de crisis. Pero hoy hay un gobierno que propone directamente barrer con todo lo que tenga intervención en el Estado. 

Y como el ejemplo de Olavarría, Avianca -o el privado, mejor dicho- no brinda soluciones, sólo busca su rentabilidad. ¿Un dato de color? En abril pasado, Avianca Argentina fue declarada en quiebra“la desregulación que la vio nacer, la mató. Un final que no sorprende”.

Y con esto, nos parece, abrimos paso a una discusión sana y que se debe dar de verdad: ¿qué país queremos? Incluso atraviesa las ideologías: algunos quieren que haya un país que le genere las condiciones para ganar dinero. Otros, que ellos y su familia estén bien. Y hay otros tantos que quieren que la sociedad en su conjunto, como comunidad, viva bien. Adentro de esa primera idea, hay infinidad de caminos. Hoy los caminos los elige Javier Milei. Pero ojo: también hay una historia argentina que avala, contradice o expone. Tené en mente todo esto para algo que vamos a señalar más adelante.

El doble comando a la calle

Olavarría continuará por cuatro años en un doble comando si lo comparamos con lo nacional: el oficialismo local de un frente, el nacional en otro. Obviamente, en 2023 cambiaron los frentes y las necesidades, pero no es fácil ser oficialismo y oposición al mismo tiempo.

Lo que se pudo ver el sábado es el doble comando en la calle. Por un lado, un férreo sector opositor al gobierno de Milei, y por otro, una sintonía más afín a lo que fue la campaña de Wesner a Intendente: el dirigente en la calle dialogando con vecinos, más vinculado a la alegría y a la escucha.

Vayamos por el rol opositor: el referente de esa rama al menos en esta ocasión fue Federico Aguilera, presidente del bloque de Unión por la Patria en el HCD y presidente del Partido Justicialista local, institución que centralizó esta iniciativa de corte opositora.

“Este sábado salimos a la calle a charlar sobre los perjuicios que generan para los olavarrienses las políticas nacionales. También juntamos firmas contra la Ley Bases para sumar fuerzas por su rechazo en el Senado” señalaron en un video publicado en redes sociales, donde además de ver militancia, se vieron dirigentes y concejales, como Hosanna Cazola y Hernán Quiroga.

En paralelo, el costado oficialista: con menos dirigentes -de hecho visibles tan sólo estuvieron el intendente Wesner y la jefa de Gabinete Mercedes Landívar– el ahora jefe comunal volvió a las caminatas tal como lo hacía cuando estuvo de campaña durante 2023.

Una usuaria en redes sociales justamente hizo el anclaje: “Que lindo verte con la misma actitud de cuando estabas en campaña” le dijo mientras muestra otro video recorriendo la zona de barrio El Provincial, charlando con comerciantes y vecinos.

“Entrar al club del barrio, los comercios, recorrer las calles y hablar con los vecinos” expresó Wesner en sus redes, en una actividad enmarcada en su rol como intendente pero por fuera de la institucionalidad del Municipio. Seguir construyendo su capital político, que le dicen.

La situación nacional -y provincial- es tan caótica que para los que tienen que gestionar, a veces es mejor consolidar lo logrado y gestionar de la mejor forma posible. Lo segundo es algo más complejo por la crisis económica. En reiteradas ocasiones indicaron a este newsletter que hoy el perfil de gestión es “de crisis” y que requiere creatividad y medidas concretas para paliar una situación que, parece, sigue profundizándose en lo que tiene que ver con lo estatal. Y para muestras …

“A nosotros también nos afecta”

El jueves el jefe comunal y la gestión organizaron una reunión con “distintos rubros del sector industrial y comercial de la ciudad” para mostrar la difícil situación de la comuna y también escuchar a los sectores, que no son ajenos a la crisis y se evidencia en la caída del consumo en prácticamente todos los sectores.

La idea es ir por orden: Wesner blanquearía con números más claros horas después lo que sucede en las arcas municipales. Pero oficialmente se informó que se buscó presentar el estado financiero económico del Municipio “y cómo han repercutido en los distintos índices”.

“Brevemente quiero mostrarles cómo a nosotros también nos afecta el contexto económico, que nos preocupa y como no es ajeno a otros sectores la idea es compartir ideas e intercambiar miradas. Con el objetivo de concretar reuniones más operativas, dependiendo las particularidades de cada sector para buscar canales de diálogo que nos permitan trabajar en conjunto”. Así habló Wesner.

Tal como hizo con organizaciones sociales, lo que busca es “compartir de igual a igual y poner en palabras lo que nos está sucediendo y que nos está golpeando fuerte. Ampliar el diagnóstico, enriquecerlo”. Es la forma que tiene el jefe comunal de ponerse en el lugar de escucha, de brindar las herramientas que pueda -que en este contexto son cada vez menos- y además de políticamente pararse como opositor a Javier Milei.
 
Justamente, en el encuentro se explicitó que hubo preocupaciones “respecto a la baja de las ventas en algunos casos de más del 80%, el aumento de los costos que se traduce en suspensiones rotativas de trabajadores y despidos. Además varios de los presentes coincidieron en la falta de perspectiva a futuro que produce una mayor preocupación”.

Y acá viene el contenido más jugoso: Wesner dijo que hubo caída de ingresos corrientes, caída en la recaudación del derecho de explotación de canteras y el incremento de los costos de insumos sobre todo del área de salud.

Al rojo vivo

En la comparativa con 2023, “hemos perdido cinco mil millones de pesos en este primer cuatrimestre”. Con ese número duro y crudo, Wesner blanqueó la difícil situación que aún atraviesa el Municipio. “Perder dinero” no significa déficit per sé. Pero es probable que esto repercuta en un ajuste mayor en los gastos de la comuna para recuperarse de una situación de arrastre del 2023.

En Radio Olavarría el jefe comunal decidió poner en palabras -o en números, mejor dicho- la situación económica: entre caídas varias, el Impuesto a la Piedra lleva un 6% de la baja, pero a eso se le debe sumar la inflación, por lo que la disminución de la recaudación va en esa sintonía y es sumamente delicado. 

En paralelo, insistió en el fuerte incremento de los costos de insumos en salud pero, además, como “una mayor cantidad de vecinos se están volcando al sistema de salud pública”. La consecuencia de la suba de las obras sociales y prepagas iba a tener, de forma inevitable, repercusión en el sistema público de salud. Esto incluye IOMA, que también atraviesa una delicada situación. 

De hecho el Hospital es uno de los temas que claramente vienen acarreados de 2023. La crisis profundizó la situación, y según algunas fuentes que dialogaron con este newsletter, “se está trabajando siempre al límite, se valora mucho lo que han hecho estos meses pero falta y la demanda es cada vez mayor”

“Lamentablemente, muchísimos olavarrienses se están quedando sin trabajo, hay suspensiones, hay despidos” blanqueó Wesner y confirmó lo que ya muchos otros funcionarios venían adelantando, incluso en diálogo con VAF en ediciones anteriores. El sector más castigado es el minero “por la suspensión de la obra pública, pero también con la paralización de la obra privada”.

El transporte también se desplomó“prácticamente está funcionando a un 50%. Lo mencionaba un empresario del rubro en la reunión de ayer”

Si a eso le sumamos la caída en ingresos corrientes que se esperaba (“entre comer y pagar las tasas la gente no duda” le dijo un dirigente oficialista a VAF mientras se avizoraba la caída por la novedad en otros Municipios) Wesner se transformó en un piloto de tormentas en medio de un vendaval de pálidas.

De todos modos, los vendavales pasan. Siempre queda ver la evaluación de daños, pero en el momento de pilotear con cielo despejado e incluso viento a favor, habrá que ver el perfil de la gestión. Algunos dirigentes -opositores y filo opositores- esperan que para ese momento “no queden en la comodidad de siempre estar en modo crisis, cuando esto despegue en algún momento tiene que haber claridad concreta sobre a dónde va la ciudad”. Pero para llegar a ese lugar, claramente, hay un largo trecho. 

Y hablando de recursos, esta semana la Gobernación entregó la segunda cuota del Fondo de Fortalecimiento Fiscal Municipal a los municipios: distribuyó 35 mil millones de pesos. Representa más del 30% de los 116.000 millones en reparto total. Con un gran acto en La Plata, con muchos intendentes presentes excepto los del Pro, Kicillof se sacó fotos con los jefes comunales que firmaban el envío de los fondos. Wesner, uno de ellos.

“Frente a un Gobierno nacional que decidió interrumpir las transferencias de recursos a las provincias, nosotros cumplimos con la Ley y les damos apoyo a los municipios en este contexto tan difícil” dijo el ministro de Economía Pablo López. Anotá esta frase para cuando hablemos de la agenda de Kicillof.

Repasemos: es un fondo de libre disponibilidad, acordado en la Ley de Presupuesto 2024 y que se distribuye a los municipios por CUD. A Olavarría en total le tocan unos 1.1150 millones de pesos, de los cuales en esta cuota recibió 362 millones. En febrero, la primera cuota, había significado 112 millones de pesos.

Justo, con lupa sobre los números de 2023

El Concejo Deliberante tiene en estudio desde abril la rendición de cuentas del año pasado. La Ley Orgánica dice que lo tienen que tratar antes del 1º de junio: faltan dos semanas.

El tema estuvo en la comisión de Hacienda y ahora está en la de Legislación. Los concejales habían citado -como siempre- a la secretaria de Economía, Eugenia Bezzoni, y su equipo. No fue y no va a ir. Los bloques mandaron sus preguntas por escrito y esperan la respuesta.

Sobre esta ausencia de los funcionarios del Ejecutivo se quejaron los concejales libertarios: “Nos respondieron que no va a venir porque es otra gestión. Por ser la primera rendición no va a venir. Pero es la misma gestión económica del Municipio hace 10 años” dijo el presidente del bloque Oliver Gamondi.

El martes volverá a reunirse la comisión de Legislación y el jueves se realizará la próxima sesión ordinaria. ¿Se tratará allí la rendición de cuentas? ¿O habrá sesión especial la semana siguiente?

Los armados “de arriba”

En los últimos siete días, Axel Kicillof viajó a la provincias de Santa Fe y Chubut donde mostró sus gestiones con los gobernadores Maximiliano Pullaro -de UCR- y Nacho Torres -de Pro-, respectivamente: los apoyó con el préstamo de ambulancias y patrulleros. Transversalidad y alternativa al accionar de Milei son dos de los mensajes de estas fotos.

A su vez, cada uno de esos gobernadores da mensajes hacia adentro de sus espacios. En el caso de Kicillof, baja las tensiones dentro de Unión por la Patria, en la misma semana en que Máximo Kirchner llamó a elecciones internas del PJ bonaerense para el 17 de noviembre. Aclaremos rápido que esa convocatoria no implica elecciones en los PJ distritales.

Mientras desde la gestión libertaria ya dan muestras de que se preparan para retroceder con el pacto de mayo que había propuesto Javier Milei, el gobernador bonaerense toma así fuerza como contracara del Presidente.

Ayer encabezó un acto en Florencio Varela. Hubo presencia olavarriense: un pequeño grupo encabezado por Guillermo Santellán asistió al encuentro “La patria no se vende”.

Kicillof confrontó, pero centralmente quiso mostrarse como alternativa. “El único pacto que tiene la provincia de Buenos Aires es con su pueblo” dijo para llamar no sólo al rechazo de la Ley Bases en el Senado, sino también a manifestarse en las calles para reforzar ese rechazo legislativo. “En esta jornada se ha dispuesto a marchar cuando se trate en el Senado y oponernos hasta derrumbar una ley que no tiene ni un solo artículo que beneficie a nuestro pueblo” dijo.

Recordemos que, mientras tanto, la Ley Bases sigue en discusión. En nombre de la futura aprobación que abrirá las puertas para las privatizaciones, se argumenta también para el achicamiento de empresas del estado: trabajadores de Correo Argentino y Fanazul recibieron en las últimas semanas ofertas de retiro voluntario¿Qué se pretende de las empresas estatales? ¿Qué se pretende de las empresas privadas? Son algunas discusiones que pone sobre la mesa la gestión liberal de Milei, como comentamos al inicio. 

En el caso del Correo, ya se vieron cierres de oficinas en numerosas localidades del país. En nuestra zona cerró la sede de Roque Pérez, el intendente de Tapalqué Gustavo Cocconi se reunió con trabajadores por el riesgo de cierre en esa ciudad y los vecinos de Alvear se manifestaron el lunes frente a la oficina.

En cuanto a Fanazul, hace unos días los trabajadores recibieron la orden de parar la producción y temen que la medida sea definitiva. Fabricaciones Militares envió ofertas de retiro voluntario a todas las fábricas y desde ATE se indicó que el objetivo de la Nación es reducir “entre 15 y 20%” la planta de empleados.

Por el lado del Pro, Patricia Bullrich quiere conformar un espacio de su partido “fusionado” con La Libertad Avanza. En confrontación abierta con Mauricio Macri, la ministra de seguridad nacional tiene como objetivo cerrar acuerdos de cara a las elecciones 2025. Habrá novedades en las próximas semanas, incluso vinculadas a más figuras del Pro que irán definiendo posturas en la interna. La provincia de Buenos Aires podría ser el gran escenario de las disputas.

Mientras tanto, la Mesa de Liberales del Pro que quiere Patricia ya tiene a una olavarriense sentada: Andrea Coronel que se sumó al bullrichismo en la campaña electoral del año pasado y se mantiene en ese sector a través de la diputada provincial Florencia Retamoso.

Hay más

Wesner en la Casa de la Provincia. El intendente se mostró en la obra ubicada en Junín y Dorrego que ya está pronta a terminarse. Recordemos que el plazo inicial de finalización era octubre del año pasado.

Las sendas peatonales. Son eje de un debate a partir de la nueva pintura que hizo el Municipio en el centro de la ciudad, y que desde el bloque UCR se señaló porque no coincide con la señalización anterior a través de un pedido de informe en el HCD.

Coopelectric, electoral. Las listas verde y amarilla se encaminan a las elecciones de agosto. El oficialismo informó que hizo reunión interna y el eje de comunicación fue la atención “a demandas de los asociados, satisfacer sus necesidades y prestar servicios de calidad”. La opositora siguió con su campaña callejera, esta vez se planteó la intención de hacer una “demanda colectiva” para que la cooperativa devuelva los fondos cobrados de forma indebida por cuota capital en la luz.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Comentarios
Cargando...