El diafragma, el gran olvidado

El licenciado en ciencias de la actividad física y el deporte, Piti Pinsach, nos comparte la técnica llamada Low pressure.

Tiempo de lectura estimado:  5:30 minutos

Por: Arq. Jorge Hugo Figueroa.

  Hace un tiempo me topé por casualidad con su perfil  en instagram y como me llamó la atención la claridad con la que explica los diversos procesos de la zona abdominal, apoyado en diversos recursos como radiografías, modelos a escala y hasta su propio cuerpo me decidí a poner a prueba sus indicaciones por el término de cinco o seis días y la verdad es que me sorprendió gratamente lograr en tan poco tiempo una cierta sensación de tensión abdominal que hacía tiempo no me pasaba. 

  Piti Pinsach es miembro de la Sociedad Española de Medicina Antienvejecimiento y Longevidad, DEA Morfología Médica por la Facultad de Medicina de Santiago de Compostela, miembro de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, Ponente Internacional del Ejercicio Físico y la salud, Licenciado en Ciencias de la actividad Física y el deporte y Co-fundador de Low Pressure Fitness.

Un estilo de vida que le ha permitido mantenerse y aún mejorar su salud física y mental.

     ¿En qué momento de tu vida comenzaste a trabajar sobre tu lado físico? 

A mis 12 años mi padre sufrió un largo episodio de dolor causado por una hernia discal. Verlo sufrir días, semanas y meses en cama mientras esperaba la operación, que sería una de las primeras de España, saber que podría salir mal la misma y conocer algo de genética, me hizo pensar en que debía hacer algo pues tenía muchos números para que me tocara pasar por lo mismo.

A los 14 empecé a entrenar con cargas para reforzar la musculatura y desde hace 50 años, a mis 64 sigo entrenando para frenar el envejecimiento.

¿Fue sólo desde lo estético o en aquel punto también considerabas la salud física como sostén de la estética del cuerpo?

Mi decisión de cuidarme fue para mejorar mi salud a través del ejercicio físico, para evitar pasar por lo mismo que mi progenitor. El ver que mi cuerpo mejoraba año a año fue, con toda seguridad, una excelente motivación que me ha llevado a verme y sentirme mejor a los 64 que a los 30.

A pesar de mi pasión por la salud, de ser esto mi guía, participé en deportes, que nada tienen que ver con salud, como el rugby, deporte con el que fui campeón de España junto a mis colegas de la universidad. Fui 2º DAN de Judo y campeón provincial. De mi práctica deportiva sólo me quedan lesiones que arrastro de por vida y siempre que puedo recuerdo a quienes me escuchan y leen que el deporte no tiene nada que ver con salud. El objetivo de cualquier práctica deportiva es ganar al vecino, al del otro país o a uno mismo. Algo que con perspectiva, creo que a todos, se nos antoja pueril y, a pesar de que puede generar emociones encontradas catalogarlo así, cuando se reflexiona con cierta frialdad se puede comprobar que es la realidad y que se debe dejar de especular con que deporte es salud.

   ¿Tu principal actividad es la de ser preparador físico o es una actividad secundaria?

Mi principal actividad es tener una excelente salud para sentirme y verme lo mejor posible. De esta manera, dando ejemplo, es más fácil ayudar a los demás a cuidarse para poner más vida a los años y, al no molestarnos nuestro cuerpo, poder dedicarnos a algo más trascendental.

De esta pasión por cuidar mi salud, hice mi profesión, acabé la licenciatura en ciencias de la actividad física y el deporte, hice el doctorado en morfología médica y especialidades vinculadas con salud y ejercicio físico.

En mi búsqueda de sistemas de entrenamiento para la salud, me encontré con mi primer amor, la electroestimulación. Estudié, investigué y publiqué artículos y libros sobre los múltiples beneficios y la superioridad de este sistema de entrenamiento frente a los clásicos. Logré ser un referente en el mundo del ejercicio físico y la electroestimulación. Actualmente, 25 años más tarde, sigo entrenando con electroestimulación, preservo mis articulaciones y tengo una excelente masa muscular.

Pocos años después conocía a mi segundo amor profesional, los hipopresivos. En 2005 comencé a impartir formación a profesionales del ejercicio. Formé un equipo de profesionales en diferentes países que me ayudaban en ello. En 2014, viendo que los hipopresivos adolecían de fundamentación teórica, de actualización y que parte de lo que se afirmaba no era del todo cierto, junto a la autora de la primera tesis doctoral en hipopresivos, la Dra. Tamara Rial, sumamos a las técnicas hipopresivas, las depresivas, miofasciales, neurodinámicas, posturales y respiratorias, fundamos un sistema de entrenamiento terapéutico, preventivo o de rendimiento deportivo denominando Low Pressure Fitness (LPF).

He pasado por todas las etapas, desde el aprendizaje a la maestría, la docencia de ejercicio físico y siempre he mantenido mi foco en cuidarme día a día en la alimentación, meditación, descanso y entrenamiento. Conviene predicar con el ejemplo, de lo contrario, buscar otra profesión que te apasione. 

   A lo largo de mis años he practicado diversos deportes y la verdad es que nunca me habían dicho, ni siquiera sugerida, la posibilidad de trabajar otorgando flexibilidad al diafragma. Al día de hoy, 18 de octubre de 2022, se cumplen un par de semanas desde que comencé a practicar algunos ejercicios que propones y en verdad se nota mucho la diferencia,  por ello es que doy fe que hay zonas en la región abdominal que «se activan», es una especie de recuperación de una tensión muscular que con el tiempo había perdido. ¿Es esto así? ¿Por qué pasa?

Desde hace ya unos años se conocen las técnicas y las cadenas miofasciales. Teniendo éstas en consideración, sabemos que todas ellas pasan por un músculo que separa la parte alta de nuestro tronco, caja torácica de la parte baja, cavidad abdomino-pélvica. 

Se trata del principal músculo de la respiración, del retorno venoso y linfático, de la motilidad intestinal, culpable de hernia de hiato y de estreñimiento, vinculado con todo tipo de problemas de espalda, desde dolor lumbar crónico a cervicálgias, dorsalgias, lumbalgias, lumbo-ciatalgias, escoliosis, lordosis, cifosis, involucrado en ansiedad, estrés y depresión, relacionado directamente con hernias de hiato, inguinales, discales, vaginales y con la incontinencia y prolapsos.

Algo más que curioso, es triste que no hayamos estudiado a este músculo en las facultades de educación física, que difícilmente sepamos donde se origina y mucho menos cómo cuidarlo, entrenarlo para tenerlo en la mejor forma posible. 

Qué poco se habla y escribe sobre el diafragma y menos sobre como cuidarlo. Puedes hacer la prueba, vas a un centro deportivo, de fitness o gimnasio y les dices que quieres cuidar el diafragma pues te han dicho que está involucrado en muchos sistemas (respiratorio, digestivo, circulatorio, somato-visceral, emocional, neuro-vegetativo, función sexual,…) Observa la cara del profesional que te atiende, con ello tendrás bastante pues poco te podrá decir. Es triste que en 2022 suceda esto, me da mucha pena por mi profesión.

  ¿Acaso una persona con EPOC, asma, en recuperación del covid o situaciones así se ven beneficiadas por éstos métodos?

Una espirometría antes y después de 5 minutos de práctica de LPF evidencia la eficacia inmediata de este sistema de entrenamiento postural y respiratorio para asmáticos, EPOC, apnea de sueño, ronquidos, post-COVID y otras patologías respiratorias. Siempre, claro está, no en fase aguda de la patología sino en fase leve para frenar recidivas. 

Las recaídas serán menos frecuentes, la capacidad total respiratoria se verá mejorada, también la capacidad inspiradora y espiradora serán ampliadas. Esto proporcionará mejoras a cualquier problema respiratorio.

Un vídeo de mi canal de Youtube pone de manifiesto esta efectiva inmediatez en resultados. Con sólo 5 minutos de práctica de LPF, mi capacidad total respiratoria, pasa de 4,82 litros a 5,27. Se puede imaginar el enorme cambio en su capacidad total respiratoria a cualquier otra persona que no esté tan entrenada como es mi caso. El vídeo se encuentra en el link: Espirometría antes y después de LPF

También la publicación de 2017 de Machado, V. et al. sobre los efectos de LPF sobre la respiración concluye que es una técnica prometedora en tratamiento de pacientes con ventilación pulmonar limitada   

   ¿Cuales otras áreas de nuestro organismo mejoran con los ejercicios?

Al ser un sistema de entrenamiento postural y respiratorio, tiene beneficios multisistémicos:

  1. Sistema músculo esquelético: El dolor de espalda, cervicalgia, dorsalgia, lumbalgia, lumbociatálgia y ciatálgia, además, de todas las desviaciones de columna se verán mejoradas por este tratamiento global, hipercifosis, hiperlordosis o sus actitudes y escoliosis serán tratadas teniendo en cuenta el músculo que está siempre involucrado en estas problemáticas, el diafragma y a las cadenas miofasciales. 
  2. Sistema respiratorio: La capacidad respiratoria aumentada proporciona mejoras en asma, epoc, apnea de sueño, ronquidos, post-COVID,…
  3. Sistema circulatorio y linfático: Teniendo en cuenta que la vena cava atraviesa el diafragma y que está totalmente vinculada a su movimiento, como si de un desatascador, un destapa caños se tratara, el retorno venoso será aumentado con un diafragma que tenga una mayor movilidad y menor rigidez. La relación del diafragma con el mismo corazón es muy estrecha, el mediastino medio rodea al corazón y se inserta en el mismo centro frénico del diafragma. El retorno linfático está íntimamente relacionado con el diafragma, La cisterna de Pecquet se localiza por delante de la segunda vértebra lumbar, posterior y a la derecha de la aorta, junto al pilar del diafragma. 
  4. Sistema digestivo: El hiato esofágico se encuentra precisamente en el diafragma. Un diafragma hipertónico, está más tenso e igual que un agujero en una banda elástica, si la tensas, el agujero se abre más. El problema está servido, no se cierra y aparecen los síntomas, reflujos. Relajar el diafragma, lo eleva, el hiato cierra mejor y se acaban los reflujos. También un diafragma hipertenso tiene relación con el estreñimiento. Al estar hipertónico, está más bajo y empuja el intestino grueso no dejando transitar las heces fecales correctamente. Si está relajado, sube y baja y en su movimiento ayuda al peristaltismo, al tránsito intestinal y soluciona el estreñimiento
  5. Función sexual: Se comprueba con un sencillo aparato, Doppler, como el flujo sanguíneo, en la zona de la ingle, se multiplica por cinco. Más sangre en esta zona es perfecta para los cuerpos eréctiles de la mujer, clítoris y mariposa y para el pene en el hombre. La sensación de percibir el suelo pélvico es manifiesta y se nota ya en las primeras sesiones, esto es óptimo para el control de la eyaculación en el hombre y para una mayor sensibilidad en la mujer. El crear espacio en la cavidad pélvica, a través de las succiones que proporciona LPF, es óptimo para que útero y próstata tengan facilidad de movimiento. Conviene recordar que, durante el orgasmo, ambos órganos se mueven a siete veces por segundo. Si están empujados por un diafragma hipertónico, será más difícil este movimiento. Para que la función sexual es imprescindible la predisposición y si hay ansiedad, estrés, depresión, no habrá función sexual. LPF ayuda en este sentido por las respiraciones largas y por el estiramiento del diafragma, se tendrán los mismos problemas, aunque se tomarán de otra manera.
  6. Sistema emocional: Hay una relación directa del diafragma con las emociones. Has oído la frase, tengo un nudo en el estómago, suele ser por algo que ha sucedido y te ha provocado una emoción fuerte. El diafragma se ha tensado por lo que has visto o vivido. Relajar el diafragma estirándolo y con respiraciones profundas es lo que hacemos en LPF. Proporciona un aumento del sistema parasimpático, relaja y se gestionan mejor las emociones.

Para más información, puedes comunicarte con Piti escribiendo a su dirección de correo electrónico piti.pinsach@gmail.com

También puedes seguirlo en su perfil de instagram: https://www.instagram.com/pitipinsach/

Arq. Jorge Hugo Figueroa.

Comentarios
Cargando...