Con la ropa de trabajo

El clima dejó a Olavarría en crisis: la gestión municipal no alcanzó a asumir y tuvo que salir a mostrar capacidad de respuesta. La “salvación” administrativa del HCD. El Comité de Emergencia. Las protestas y la solidaridad.


Ph: Alexis Grierson – VAF – Central de Noticias.

Por Alexis Grierson y Josefina Bargas

Lo que pasó

El Concejo Deliberante eligió nuevas autoridades el lunes y tal como lo anticipamos, se cumplió prácticamente al pie de la letra. Emoción en la asunción de los nuevos ediles, mucho acompañamiento a las tres fuerzas políticas, presencia del ahora ex intendente Galli y muchos invitados. (acá una nota)

El oficialismo se quedó con la presidencia y la secretaría: Guillermo Santellán y Mariano Ferro en los respectivos cargos. Las primeras devoluciones a la oposición que apoyó: María José González de Juntos y Pancho González de UCR son los vicepresidentes.

Todas las votaciones salieron 16 a 4. El bloque de La Libertad Avanza (cambió de nombre) votó en rechazo en todas. “Escuché tantas veces la palabra diálogo y consenso. Pensé que este año iba a ser diferente, me toca ser la voz de la segunda fuerza. A Guillermo lo conozco y no tengo nada para decir de él. Tenemos casi 20 mil olavarrienses que nos eligieron. En ningún momento fuimos llamados a consensuar, tenemos que ser más transparentes y definir entre todos quien representa a los olavarrienses” dijo Celeste Arouxet para argumentar la negativa.

La concejal había adelantado su intención de quedarse con la presidencia y de pedir presidencias de comisiones. Es cierto que resultó segunda fuerza en las elecciones de octubre, pero en la relación de fuerzas del Concejo no está representado ese resultado y Juntos hace valer su posición de segunda minoría¿Arouxet quiso imponer la coyuntura por sobre la película política de la ciudad? ¿O Arouxet puso primera en la búsqueda de ser la principal opositora de Wesner en Olavarría? Lo primero quizás opacó lo segundo. 

Así se tradujo en la distribución de las presidencias de comisiones. El reparto fue de cuatro y cuatro entre Unión por la Patria y Juntos. En tanto, otras tres quedaron a definirse cuando se constituyan el año que viene.

Unión por la Patria retuvo las principales: de Legislación y de Hacienda. Ambas comisiones deberían constituirse en breve, para discutir el Presupuesto 2024. Juntos se quedó con la de Infraestructura. ¿Y La Libertad Avanza? Hasta acá ninguna presidencia.

Un pequeño asterisco: en la misma sesión donde juró y presidió hasta la elección de Guillermo Santellán como Presidente, Liliana Schwindt pidió para reemplazar a Eduardo “Bali” Bucca en el Senado de la Provincia, que se tomó una polémica licencia para asumir como concejal en Bolívar (¿y ser el sucesor de Marcos Pisano que también se toma licencia?). La licencia (¿cuántas veces dijimos licencia?) del bolivarense en principio es por dos meses, pero fuertes rumores darían cuenta que se transformaría en dos años. Es decir, lo que le queda de mandato. ¿Sólo para ser concejal? A muchos dirigentes les resulta “rarísima” la postura de Bucca. En el lugar de Schwindt juró Patricia Pereyra, sexta en la lista encabezada por Federico Aguilera. 

El martes a la mañana fue el turno del Consejo Escolar. En la sede de la Escuela Secundaria N° 16, también como se preveía, Ariel Rodríguez de Unión por la Patria, se convirtió en presidente. (Acá una nota)

Y llegaba el turno del intendente. El acto estaba convocado para la tarde del martes. Primero en el Parque del Bicentenario, después en el Teatro y finalmente en la sede del HCD. Pero …. hacemos un alto y vamos para allá.

La salud, lo primero

Con esa premisa Maximiliano Wesner inauguró su gestión en el primer día hábil. El lunes a la mañana se presentó en el Hospital Municipal donde hizo una recorrida que se difundió en sus redes.

Allí también se convocó a una conferencia de prensa en la que se presentó el Consejo de Administración de Salud. Lo componen el subsecretario de Dirección Médica, Gustavo Rago, junto a los directores asociados Nicolás Pereyra Díaz y Pablo Nagel; la subsecretaria de Atención Primaria de la Salud, Florencia Lestrada; el subsecretario de Administración, Ramón Tiseira; la subsecretaria de Recursos Humanos y Planificación, Natalia Álvarez; y el asesor de Planificación de Políticas Sanitarias, Héctor Trebucq. “He seleccionado los profesionales con mucha historia, con mucho currículum, con trayectoria, para poder abordar la salud de Olavarría” los presentó Wesner.

Críticas a la gestión anterior, decisión de garantizar prestaciones, continuar la obra de ampliación del Hospital, descentralización del sistema con Atención Primaria y la intención de recuperar porcentaje de coparticipación de Olavarría a través del sistema de salud.

En paralelo a esta conferencia de presentación, el Sindicato de Municipales hacía una asamblea de delegados también en el Hospital. La decisión era dejar sin efecto las “medidas de acción directa” y mantener el “estado de asamblea”. Un gesto de tregua en el inicio de una nueva gestión a la espera de un contacto directo.

Primer conflicto eludido: la gestión saliente no había depositado los aportes para el Programa Alimentario Municipal, ya era 11 de diciembre y los beneficios reclamaban respuesta tras una semana de demora en la fecha habitual de cobro. Wesner definió hacer las cargas de los montos para cobrar a partir del 12. “Las familias que necesitan esta asistencia municipal forman parte de la población más vulnerable de nuestra ciudad, no pueden esperar” dijo.

Una tercera área de gestión entró en el primer día con información a los vecinos: Licencias de Conducir. Se expuso la “demora de más de 200 turnos” y la decisión de agregar días de atención para quienes deben rendir el examen teórico y la prueba de manejo. Se trata de las pruebas que se realizan en el circuito vial de La Máxima donde los empleados venían haciendo retención de tareas por demandas laborales.

Fin del lunes en el Ejecutivo. Volvemos al martes a la tarde en el HCD.

De la sesión preparatoria al Comité de Emergencia

El alerta por tormenta de nivel amarillo ya estaba previsto. La recomendación de Defensa Civil municipal fue no hacer el acto de asunción al aire libre y con eso se cambió la sede. Poco antes del inicio del acto en el HCD se largó la lluvia y el viento era cada vez más fuerte.

Mientras tanto, en el recinto del HCD se preparaba una fiesta. Como pocas veces, integrantes de muchísimas instituciones de la ciudad, empresas -había representantes de Loma Negra, de Cementos Avellaneda, entre otros- sindicatos, la Unión de Clubes, Unión Industrial y dirigentes políticos tenían reservado su lugar. 

En primera fila se leían tres nombres que presagiaban una mención por los 40 años de democracia: José Eseverri, Ezequiel Galli, y Juan Manuel García Blanco, quizás la presencia sorpresa del acto. Junto con Wesner que asumía y Helios Eseverri (fallecido en 2007), son las cinco personas que fueron intendentes por elección popular desde el regreso a la democracia (técnicamente no se cuenta a Julio “Chango” Alem que reemplazó a Helios Eseverri cuando enfermó en 2007). Por cómo se dieron las cosas, no llegamos a ver a ninguno de los tres. 

Las condiciones se agravaron, como ya sabemos. Desde Bomberos rápidamente se advirtieron las consecuencias. Los presentes recibían mensajes de familiares, de vecinos, incluso los últimos en llegar al recinto ya advertían la gravedad de la situación. Se cortó la luz, no volvió. El acto no llegó a empezar. El presidente del Concejo decidió levantar la sesión. Wesner improvisó un discurso ante los presentes. Dijo algo así como “voy a sacarme el saco y a ponerme la ropa de trabajo”. Literalmente se sacó el saco, e inmediatamente partió a la sede de Bomberos donde se constituyó el Comité Operativo de Emergencia.

No nos vamos a detener en lo que pasó con el clima. Ya lo sabemos todos. Pasemos directo a lo político-administrativo. Si bien Wesner es el intendente desde el 10 de diciembre, avalado por el diploma que ya le había entregado la Junta Electoral (que certifica el resultado electoral), no se había cumplido el requisito de la jura ante los concejales. Mucho menos estaban los secretarios habilitados a actuar como tales, porque tampoco habían jurado. Menos aún los decretos de designación de subsecretarios y directores.

Pero el clima y sus consecuencias se impusieron. Literalmente, un alerta meteorológico atrás del otro. Cinco días consecutivos de pesadilla.

El Comité de Emergencia demandaba la presencia del Gobierno Municipal con sus distintas dependencias. Así que todos asumieron de hecho y empezaron a cumplir sus funciones. La primera semana de gestión municipal transcurrió en ese gris, pero con una realidad que puso de relevancia lo importante: la capacidad de dar respuesta a lo imprevisto.

Respecto del intendente, Volver a las Fuentes confirmó que el Concejo Deliberante formalizó la asunción. Se salvó la imposibilidad de concretar la asamblea para la jura con una reunión de todos los concejales en la que dieron su aval para la asunción de Wesner mediante una nota que firmaron. Centralmente el objetivo de este tipo de accionar es regularizar el inicio de mandato ante la Junta Electoral y habilitar la firma de decretos y el dictado de medidas.

De todas maneras, falta la jura. Es completamente apresurado pensar en una fecha teniendo en cuenta que estamos saliendo de una alerta naranja por un nuevo temporal en la noche del sábado, pero pasada toda esta situación de crisis el acto se debería realizar. Como se tenía pensado o de forma más “express”. Veremos en qué decanta.

Para destacar y felicitar dos cuestiones: por un lado, la sintonía con la que trabajó el Comité de Emergencia que se convocó rápidamente, articuló con gran velocidad (y con capacidad de respuesta inmediata) tras la tormenta del martes y también el trabajo realizado con la comunidad -ayudado por la que denominaremos “gente de la política” entre dirigentes, militantes, y mucha gente que está metida en este mundo- que se presentó como voluntaria, trabajó desde su lugar y fomentó todas las comunicaciones oficiales para concientizar al vecino y que esté preparado sobre todo para el temporal del jueves y el sábado. Un gesto para resaltar. 

Si bien ni siquiera asumió oficialmente -esperamos ese “sí, juro”- Wesner y buena parte de su gabinete tuvieron su primer gran desafío. Olavarría no te espera, y restará ver el fin de esta situación de crisis para que propios y ajenos hagan la evaluación de lo sucedido. En primera instancia, parece positivo. 

Los conflictos en la calle

Las voladuras de techos y la caída de árboles sobre viviendas y edificios, y el amplio daño en el tendido eléctrico fueron los más graves problemas. A esto último, se sumó la complicación del robo de cables que no fue exclusiva de las redes de electricidad. A ese panorama ya complicado, que afectaba el tendido domiciliario y de alumbrado público, se sumó el segundo temporal. Sobre eso, lo de anoche.

En la misma noche del martes hubo una protesta en barrio Matadero. La situación se contuvo en ese momento: el Municipio concurrió con asistencia. Coopelectric señaló aquel sector de la ciudad como el más afectado por los daños. 

Para la mañana del jueves, desde muchos barrios ya expusieron demandas de seguridad: la falta de alumbrado público los exponía al accionar de los ladrones. Desde muchos barrios se presentó ese pedido para la Policía y la Subsecretaría de Seguridad. Se informó que los patrullajes nocturnos se iban a intensificar en los sectores sin alumbrado.

Durante la tarde del viernes y el sábado se multiplicaron protestas por la falta de recuperación de la electricidad y dificultad de acceso al aguaCoopelectric emitió un informe donde expuso que el 95% del servicio estaba restablecido y en este punto, comenzó a recibir críticas. Cabe señalar que la cooperativa fue la más cuestionada por lo sucedido. Sin importar lo entendible del caso. 

El Municipio, por su lado, convocó a una reunión de instituciones en el CEMO. Más de 60 entidades estuvieron representadas. “El intendente Wesner invitó a todas las organizaciones a expresar su mirada respecto a la emergencia que atraviesa Olavarría y los convocó a colaborar con la respuesta planificada de manera conjunta para superar esta situación” se informó sobre ese encuentro. Interesante la postura presentada de escucha.

El Ejecutivo buscó mostrar su llegada a todos los sectores y, frente a la dirigencia institucional y toda la ciudadanía por extensión, su capacidad de responder. “Acá está la comunidad organizada de Olavarría para dar respuesta en todos los niveles, vamos a seguir trabajando con cada institución en las diferentes zonas y cuadrículas para dar un abordaje integral en cada barrio y poder abrazar a todos los vecinos que tengan más necesidades”, concluyó el Intendente.

Olavarría solidaria

En cada situación de este tipo, la ciudad expone su costado solidario y colaboró de múltiples formas. La más importante, quizás, fue la que aconteció en el Club Racing, con una campaña que aún continúa: si tenés ropa, colchones, frazadas, sábanas, velas, alimentos no perecederos, agua, podés acercarla al gimnasio del club, que vale decir también sufrió las consecuencias del temporal sobre todo del martes.

Además, trabajadores de empresas colaboraron no sólo con contención a vecinos damnificados sino poniéndose al hombro la reconstrucción del tendido eléctrico colocando postes, organizando la vía pública, entre lo más destacado. Esto se vio, sobre todo, entre el viernes y el sábado, cuando la luz y el agua no volvían y los operarios de Coopelectric no daban abasto. 

La política, en su gran mayoría, también acompañó: Volver a las Fuentes logró saber varios contactos de dirigentes opositores, concejales de otros frentes políticos (la UCR incluso se puso a disposición en el mismo cuartel de Bomberos) y pedidos de articular campañas solidarias, como lo sucedido con la propia UCR, entidades como la Asociación de Abogados, la Unión Industrial, InvolUCRate, el Movimiento Evita, entre lo más destacado, o lo que realizó Juntos por el Cambio, que decidió potenciar desde su lugar la campaña que el Municipio lanzó en Racing. Gestos para destacar. Sumamos ahí también los contactos desde Provincia y la asistencia desde ministerios cuyos ministros, al igual que los secretarios locales, aún no habían asumido.

Después hubo otras movidas solidarias -como la realizada por La Libertad Avanza- que fue “independiente” de la movida del Municipio: hasta el sábado, no había habido contactos entre dirigentes de ese espacio y los nuevos funcionarios municipales al menos para coordinar acciones en conjunto. Esto fue catalogado como “llamativo” en consultas con este newsletter.

Cortitas

Los municipales quieren paritarias. El jueves los integrantes de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses (Fesimubo) se reunieron en Olavarría. Tras el encuentro emitieron una declaración de alerta con pedido de “urgente reapertura” de paritarias en todos los municipios, tras la devaluación y el ajuste anunciado por el gobierno de Javier Milei.
Respuestas al protocolo de Bullrich. La ministra de Seguridad nacional dictó un “Protocolo para el mantenimiento del orden público”. En Olavarría se vieron dos respuestas. Encuentro Republicano Federal, la agrupación que tiene a Mario Cura como referente, se pronunció a favor: “respaldamos el plan de la ministra de Seguridad” dijeron y aludieron a “construir una visión del orden y del progreso”. La CGT Regional expresó: “rechazamos las declaraciones de la funcionaria nacional. Entendemos que se trata de instaurar en nuestro país un plan articulado, en el que las medidas económicas y la quita de derechos serán aplicadas con represión de las protestas en las calles”.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...