Se aprobó el Presupuesto Municipal 2021: La votación terminó 10 a 9


Foto: Luis Molina

En el marco de una sesión extraordinaria realizada este lunes, el Concejo Deliberante aprobó el Presupuesto Municipal 2021. Fue en el marco de la que, se estima, será la última sesión de este año.

Previo a la sesión extraordinaria se aprobaron – por unanimidad – modificaciones a la Ordenanza Fiscal e Impositiva y la Ordenanza que financia la campaña contra la Tucura. Eso fue en el marco de una Asamblea de Concejales y Mayores Contribuyentes.

Luego se comenzó a debatir el Presupuesto.

El Concejal Juan Mujica (Juntos por el Cambio) comenzó una sucesión de exposiciones que se continuaron durante varias horas. “Este año resultó ser atípico”, aclaró Mujica y estimó “el presupuesto es prudente”.

Mujica apeló a una intervención puramente técnica para defender el Presupuesto Municipal elaborado por el Intendente Galli. En la barra más de medio centenar de vecinos se hicieron presentes para seguir el debate parlamentario.

El concejal gallista habló de la recaudación correspondiente al Impuesto a la Piedra y mencionó las distintas caídas que éste tuvo durante el año 2020 producto de la pandemia y la cuarentena.

Ph: Luis Molina

El Concejal Mujica en más de una oportunidad fue interrumpido por los vecinos que se encontraban presentes en el recinto. Fue precisamente cuando habló los proyectos de viviendas previstos por la administración municipal para el 2021.

El concejal repasó varias obras programadas por el Municipio y que, hasta ahora, están contempladas en el presupuesto 2021. “Se intervinieron en los últimos cuatros años más de setenta escuelas”, dijo a modo de repaso.

Posteriormente enumeró las obras en caminos rurales y la terminación de viviendas destinadas a víctimas a violencia de género que se están construyendo en la localidad de Sierra Chica.

El concejal oficialista mencionó también, una a una, las obras que financiará el Estado Nacional a través del Ministerio de Obras Públicas de la Nación.

Ph: Luis Molina

Destacó además que el Presupuesto contempla, tal como adelantó Ezequiel Galli, la continuidad de la obra de ampliación del Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”.

Según Mujica, el Municipio prevé invertir más de 100 millones de pesos en mantenimiento de la red vial urbana.

Al hablar de salud dijo: “el área de salud representa el 35% del total presupuestado”. Consideró que lo presupuestado tiene que ver con la pandemia del Coronavirus y además con el aumento de distintos insumos.

Los vecinos y vecinas en la barra llevaron adelante nuevas interrupciones y más de una vez el Presidente del Concejo Deliberante debió llamar al orden a los asistentes. Fuera del recinto de sesiones se había dispuesto un importante operativo de seguridad a cargo de la Policía de la Provincia de Buenos Aires.

“El presupuesto contempla mayores recursos para atención a familias de bajos recursos”, dijo Mujica al hablar del área de Desarrollo Humano y Calidad de Vida.

“El total de familia asistidas, en 2020, llego a 5923”, resumió Mujica y aclaró que los mayores recursos se estimaron tomando en cuenta lo hecho durante 2020.

Mujica sostuvo que para las Delegaciones se presupuestaron más de 60 millones de pesos. Debido a la presencia de vecinos y vecinas de las localidades los dichos de Mujica fueron abucheados. Recordó además la Ordenanza aprobada – a instancias del Concejal Lastape – que prevé afectar un porcentaje de lo recaudado en las localidades en concepto de Tasas de Servicios Urbanos.

Ph: Luis Molina

“Salud, Obra Público y Desarrollo Humano representa más del 70% de este presupuesto municipal”, cerró Mujica.

Los dichos del concejal Juan Mujica fueron replicados – en primera instancia – por el concejal Ubaldo García (Frente de Todos). “El presupuesto es una expresión monetaria de la acción de gobierno, nosotros desde la oposición siempre vamos a disentir en un presupuesto porque somos un partido político distinto”, comenzó explicando.

Ph: Luis Molina

“Este presupuesto, notamos problemas de técnica presupuestaria”, dijo García.

“El número de coparticipación que se basa en los ingresos provinciales, creemos que tiene que estar muy por encima de lo presupuestado”, dijo García.

Ph: Luis Molina

Ubaldo García apoyó toda su intervención a cuestiones técnicas y contables y desmenuzó por completo el Presupuesto presentado por Galli. “El Impuesto a la Piedra lo tenemos que usar para que la ciudad tenga un sustento de infraestructura y para eso se necesitan inversiones sostenidas: inversiones en empleo, en desarrollo económico, se necesitan obras de infraestructura y no depender de un recurso que se agota”.

“En obra pública nos preocupa, no se están manteniendo los niveles históricos de obra pública que supo tener Olavarría”, para afirmar esto García se fue incluso hasta el año 2001. “Las obras que se iban haciendo llegaban para incorporar al 35% de los vecinos”, dijo en ese contexto.

“Es un presupuesto que no tiene un hilo conductor, eso afectará la calidad de vida de los vecinos de Olavarría por ese motivo estamos lejos de la aprobación”, dijo.

“No se puede permitir la desatención que tienen con sectores de la comunidad, lo vemos en las localidades. Pero el deterioro es para todos”, finalizó y reiteró que votarán en contra del presupuesto.

Ph: Luis Molina

El que siguió con los discursos fue el concejal Martín Lastape -UCR- quien llevó adelante, en un primer término, un análisis técnico del presupuesto. Para esto lo ancló con los debates que se están dando en la Legislatura Bonaerense respecto al presupuesto provincial.

Mencionó que provincia estima una inflación del 30%, Nación de un 28% y la Municipalidad en 29%. “Cuando vamos al presupuesto vemos cosas que nos llaman la atención”, dijo y mencionó el caso de la ampliación de la Celda 5 del Relleno Sanitario que administra la empresa Malvinas.

“Nos encontramos que está obra tiene asignada 16,5 millones y no 20 millones como se había dicho”, dijo al respecto.

Lastape cuestionó además el dinero que el gobierno de la provincia de Buenos Aires destina a Olavarría en diferentes programas. Mencionó varios que para el 2021 tendrán menos recursos.

Habló también de la obra pública “el Municipio debería diseñar su presupuesto centrado principalmente en la obra pública”, dijo Lastape y agregó: “si tenemos en cuenta que Olavarría cuenta con un recurso único (Impuesto a la Piedra) debería ser prioridad trabajar para impulsar la obra pública porque desarrolla mano de obra genuina que se traduce en crecimiento para nuestro pueblo”.

Habló de las localidades: “la falta de inversión para las Delegaciones Municipales, temas que siempre nos ocupó y preocupó”. Allí Lastape habló de la Ordenanza que impulsó para que se destine un porcentaje de la recaudación de las Tasas de Servicios Urbanos en las localidades para presupuesto de las delegaciones. Allí mocionó para facultar al DEM a direccionar los fondos a las delegaciones correspondientes.

La moción, después de un cuarto intermedio, se resolvió quitar el facultamiento que se le daba al Intendente para dar cumplimiento a la Ordenanza que sesiones atrás promovió Lastape.

El Presidente del Interbloque del Frente de Todos, Guillermo Santellán, fue otros de los concejales opositores que habló sobre el Presupuesto. “Llegamos a este presupuesto después del ajuste de Macri, del déficit de 354 millones por campaña de Galli y el ajuste por pandemia”, dijo.

Ph: Santellán

“En el momento más difícil de cualquier gobierno, nos vamos a dar el gusto de cerrar con superávit”, dijo Santellán contraponiendo los dichos de Galli. “En el peor momento, se supone, se guardó plata. Es inaceptable que se trate así a los olavarrienses, lo que vemos en la sesión es un emergente de las localidades. Lo que pasa en las localidades pasa porque hay una falta de responsabilidad con los vecinos”, dijo.

“Este es un presupuesto que tienen cero obras públicas con fondos municipales, Nación y Provincia son los que hacen un aporte sustancial para que algo de obra lleguen a Olavarría. A eso hay que sumarle todo lo que puso el gobierno con las ATP, las asignaciones, el PROCREAR”, relató Santellán.

La continuidad discursiva la dio la concejal Mercedes Landívar (FDT). Primeramente, puso en valor los discursos de García y Santellán. Luego dijo “tuvimos la posibilidad de darle a conocer a las localidades nuestras plataformas de gobierno, ojala exista la posibilidad de comenzar a transcurrir el ejercicio de la memoria”, dijo Landivar en tono de reproche.

“Le digo al Intendente que está mintiendo, pudimos ver el porcentaje de cobrabilidad en las localidades y no es del 25%”, dijo Landivar haciendo referencia a los dichos del Intendente Galli en la previa de este tratamiento del presupuesto. “No le puede decir a los vecinos que no invierte lo suficiente porque solo pagan las tasas el 25% de los vecinos”, dijo la concejal.

“Galli planifica del centro hacia afuera”, dijo la concejal del Frente de Todos.

“Yo creo que el Intendente está enojado porque le molesta que los vecinos se organicen, le enoja que haya salido a la luz un reclamo de tantos años”, dijo Landivar.

Ph: Luis Molina.

Luego Landivar hizo un listado de “promesas” de Galli que no se concretaron.

“¿Cómo puede ser que el Intendente no visualice los problemas de las localidades?”, reprochó Landivar. “La situación de las localidades de nuestro partido son una muestra más de las evidente inequidades que sostiene el Municipio”, expresó.

Ph: Luis Molina

En toda su alocución Landivar buscó apoyos en los vecinos de las localidades que se encontraban en la barra. Llegó a cuestionar incluso que Galli nunca llevó a la práctica el aumento del Impuesto a la Piedra tal como lo había prometido.

Landivar centró prácticamente su discurso al reclamo de las localidades e incluso acusó a Galli “de centralista” por las faltas de obras proyectadas para las localidades del Partido que hoy se encuentran en estado de asambleas permanentes en reclamo de obras y presencia municipal.

También habló del Impuesto a la Piedra “su usa para gastos corrientes”, dijo Landivar y sintetizó “el Estado Municipal debe poner en valor cada una de las localidades, hay que priorizar un modelo sustentable e inclusivo”.

Interrumpida por los aplausos aunque sin dejar de hablar Landivar dijo que el Frente de Todos rechazará el presupuesto.

Tras el acalorado discurso de Landivar y casi en el mismo tono tomó la palabra la Concejal Celeste Arouxet. La misma concejal que hace un año acompañó el presupuesto de Galli en esta oportunidad lo fustigó con dureza: “es el peor presupuesto de los últimos 20 años del Concejo Deliberante” y dirigiéndose a Mujica espetó “déjense de mentir”.

“Este presupuesto representa una desinversión histórica, da impotencia como el Departamento Ejecutivo utiliza la pandemia para hablar de la desastrosa gestión que vienen realizando”, dijo la concejal Arouxet.

Recordó la declaración de emergencia económica y financiera decretada por el Intendente Galli, algo que también reprochó.

Celeste Arouxet explicó “con la plata de la gente acomodamos la deuda del año pasado. Se habla de superávit y a veces hay que decirles “cállenlo”, dijo en referencia al Intendente y sus declaraciones sobre el superávit.

La concejal Celeste Arouxet volvió a pedir auditorias y pidió que las mismas estén realizadas por los concejales también. “No le creemos a las auditorias que hacen ustedes”, dijo.

Ph: Luis Molina

“Quiero hablar de las localidades, que no son un problema solo de este gobierno, las localidades están en total abandono”, dijo Arouxet.

Allí la concejal recordó una charla con el Intendente Galli cuando ella era parte del mismo espacio antes de escindirse del bloque oficialista.

“En estos cuatro años el Intendente se comió 1900 millones del Impuesto a la Piedra”, dijo Arouxet y habló de que el presupuesto “tiene muchos errores”.

Justificó su voto en nombre de sectores “que no apoya el Municipio”.

“Le pedimos que haga un nuevo presupuesto y lo presente antes del 31 de diciembre. Rechazo este presupuesto. Primero el Intendente tiene que hacer bien el presupuesto, esto es un flujo de recursos”, dijo la concejal.

“Quiero que salgan a pedir disculpas porque la gente se está fundiendo”, expresó Arouxet y aclaró “no voy a ser cómplice de este presupuesto”.

Tras el discurso de Arouxet habló el concejal Eduardo Rodríguez (Frente de Todos) y demandó el silencio del oficialismo. “Lo digo por el sano debate de este recinto”, expresó.

Ph: Luis Molina

Rodríguez adelantó su “rechazo” al Presupuesto y se justificó “es un paso extremo, desde el Concejo se le intenta dar crédito al Intendente porque fue elegido por el pueblo y esto es su plan de gobierno. Este presupuesto a todas luces es subestimado. No sabemos cuanto es el número”.

Rodríguez reiteró que si hay obra pública el año que viene será por los gobiernos nacionales y provinciales. Allí reprochó la falta de obras de pavimento en Olavarría y sostuvo que para acompañar el desarrollo de la ciudad habría que “construir 200 cuadras de pavimento del año”.

Ph: Luis Molina

Rodríguez habló también – como todos – de las localidades. “Para el 2021 el presupuesto municipal para las delegaciones municipales tendrán menos recursos nominalmente. Este presupuesto tiene 30% menos para las localidades”.

El concejal habló del personal municipal. “2395 millones de pesos del presupuesto está destinado a personal, aunque este monto está desactualizado dado que no contempla el acuerdo salarial cerrado y la paritaria 2021”, dijo el concejal massista.

“El gasto en personal será mucho mayor de lo presupuestado”, dijo.

“En este presupuesto no hay ninguna propuesta para el crecimiento demográfico de la ciudad y las localidades”, dijo Rodríguez que no está proyectada la construcción de Jardines Maternales o Servicios Territoriales.

El concejal habló del transporte público de pasajeros. “Cuando Macri sacó los subsidios, el Intendente decidió bancar con recursos de los vecinos la decisión de Macri y Vidal pagar a las empresas de transporte público. En este presupuesto irán 50 millones de pesos para las empresas con la excusa de que con eso se paga el boleto estudiantil gratuito”, dijo.

“No hay en este presupuesto ningún proyecto nuevo”, reprochando la falta de proyecto de futuro. “Olavarría tiene a lo largo de su historia grandes proyectos que se concretaron pese a los momentos económicos del país, sin embargo había en los hacedores decisión de emprender y llevar adelante esos proyectos”, dijo Eduardo Rodríguez.

Después del discurso de Rodríguez, Bruno Cenizo llamó a un cuarto intermedio donde se vivieron momento de mucha violencia verbal entre vecinos y dirigentes que se encuentran en las barra quienes increparon a los concejales que ya habría decidido votar el Presupuesto.

“Yo trabajo todo el día y vos te ganas la plata sentado ahí”, gritó un vecino a la par de que discutía acaloradamente con el concejal Lastape.

La sesión se retomó con más discursos desde el interbloque del Frente de Todos. Fue allí que tomó la palabra la concejal Inés Creimer. Quien también cuestionó al Ejecutivo Municipal e incluso cómo ejecutó el presupuesto 2020 el Intendente Galli.

Posteriormente habló la concejal De Victoria Bellis quien también criticó al Ejecutivo.

“En primer lugar, debo decir que coincido con las críticas que se le han hecho al Presupuesto”, dijo De Belli.

“Sin dudas el déficit de 350 millones hizo que Olavarría no tuviera una sola obra pública. Replicándose en el presupuesto actual los proyectos de obras que ya se habían planificado para el 2020 como ser, construcción de pozos de agua, obras eléctricas en el parque empresarial, segunda etapa del relleno sanitario celda 5, red cloacal en el barrio Belén, construcción de 40 viviendas TUVI, construcción de vivienda para víctima de violencia de género, entre otras obras y sólo había presupuestas obras de gas para las localidades. Y en aquel momento ya también se alertaba la falta de capacidad de inversión pública genuina, el año pasado era de 6.5%, hoy alcanza peores valores, llegando a una dependencia casi total con la Provincia y la Nación”, agregó.

“Este presupuesto es malo y el del año pasado también era malo. Porque no hay proyecto de ciudad”, dijo la concejal De Bellis.

Sostuvo además “he encontrado cuestiones que sí que me parecen preocupantes. Me preocupa que no haya política pública que no generen políticas nuevas. No he encontrado ninguna política para regularizar los geriátricos, conforme la ley 15171, que declara el Estado de Emergencia Sanitaria de los Establecimientos Geriátricos”.

“En cuanto a niñez y adolescencia, debo decir que por fin van a involucrarse en la nocturnidad de los jóvenes, elevando propuesta de modificación de la ley provincial de acuerdo a lo trabajado en la comisión de Nocturnidad del HCD. Sepan que existe proyecto presentado en ambas cámaras legislativas, pudiendo reactivarlas los legisladores de los diferentes espacios políticos”, expresó De Bellis.

De Bellis dijo “tampoco está previsto impulsar el Consejo local de niñez, a los fines de dar cumplimiento a la Ley 13.298, decreto reglamentario 300/05, el cual debe ser conformado por representantes estatales y de las organizaciones sociales, para diagnosticar y diseñar las políticas públicas para la protección integral de los derechos de los niños y adolescentes”.

“Son políticas que deben pensarse”, expresó la concejal Eseverrista.

Luego se dirigió a los vecinos de las localidades y se remontó a la campaña electoral de 2019: se habló de revalorizar las localidades y fortalecer la afectación de recursos. Los tres candidatos hablaron de localidades y de obras, pero quiero referirme a la propuesta que José Eseverri realizó. En el inicio de la campaña promovíamos – en caso de ser elegidos, cosa que no sucedió – afectar el 50% de la recaudación del Derecho de Explotación de Canteras a las localidades. Una vez afectado el recurso, mediante el sistema de presupuesto participativo, los vecinos y vecinas de las localidades definirían junto al Ejecutivo Municipal la prioridad de obras en las localidades.  Incluso se había diseñado un proyecto mediante el cual la distribución de fondos sería equitativa teniendo en cuenta la cantidad de habitantes de cada una de las localidades. Lamentablemente nuestra propuesta no fue aceptada, no fue bien recibida. La ciudadanía, en amplia mayoría, eligió a Ezequiel Galli para que ejecute los presupuestos municipales e incluso para que los diseñe pensando en un modelo de Olavarría que incluya a las localidades”.

“Diferente es el caso de control de la ejecución del presupuesto, ahí sí se tienen amplias facultades de control y no sólo al momento de analizar la Rendición de Cuentas, sino que debiera ser un control continuo y permanente, con un uso irrestricto del RAFAM como se ha pedido, y denunciando ante HTC los incumplimientos que hubiere”, dijo De Bellis haciendo mención a las funciones de los concejales. “Hay que hacer un seguimiento del presupuesto”.

“Los problemas existen y esos problemas tienen que ser resueltos por responsabilidad del Intendente Municipal Ezequiel Galli y su equipo de Gobierno” y “es una gestión que se fue ratificada hace año”.

“Nosotros no manejamos los recursos”, expresó De Bellis quien fue interrumpida más de una vez por los vecinos que estaban en las barras.

“Cuando hablamos de afectar el Impuesto a la Piedra tenemos que ser responsables y voy a decir por qué. Hoy el Impuesto a la Piedra – del que tanto se ha hablado en estas sesiones – está siendo usando por el Intendente Municipal para gastos corrientes. ¿Qué son los gastos corrientes? Pagar luz, gas, agua, sueldos que tiene hoy el Municipio”, dijo De Bellis en contexto de pedidos de afectación de partida

“Mi posición es trabajar de manera responsable”, sostuvo.

“La aprobación del presupuesto otorga un límite al Intendente”, adelantó De Bellis.

“Me parece que llegado a este punto debo decir que se está dispuesto a seguir trabajar desde el Concejo Deliberante en proyectos para las localidades”, finalizó.

Terminado el discurso de Victoria De Bellis, Celeste Arouxet reprochó los dichos de De Bellis “no puedo decir que algo está mal y votarlo”.

La concejal Guillermina Amespil fue otra concejal oficialista que defendió el Presupuesto y lo calificó de “atinado”. La concejal gallista fue interrumpida en varias oportunidades y el Presidente del Concejo advirtió que podría “parar” la sesión, algo que no ocurrió.

La concejal Arouxet tomó la palabra nuevamente para reprochar los dichos de Amespil. Pidió que “en contexto de pandemia” se “bajen las tasas o se apoye a los clubes. Dejemos de justificar la insuficiencia con la pandemia”.

Las concejales Celeste Arouxet y la Cecilia Krivochen protagonizaron un cruce personal debido a que la concejal gallista citó una taquigráfica del año 2019 donde Celeste Arouxet “felicitaba al equipo de Hacienda”.

“Sigo diciendo lo mismo desde otro espacio, porque me sacaron”, se defendió Arouxet.

El que habló también fue el Concejal Juan Sánchez: “hay dos cosas que Cambiemos siempre hizo bien. Y lo sigue haciendo bien: la del tero y la que hace siempre Macri la culpa siempre la tiene otro. Hace varias sesiones que vengo insistiendo, escuchen con atención cuando habla el Intendente, luego hagan un giro de 180 grados y ahí está la verdad”.

“Este presupuesto es amarrete y mentiroso”, dijo Sánchez.

“Yo respeto y entiendo todas las posiciones aún las que son contrarias a las que pienso. Estoy sentado representando a un partido y a una porción de los que me votaron”, dijo Sánchez.

Sánchez defendió a Santellán quien momentos había sido increpado por la concejal Alicia Almada. La concejal había dicho que Santellán “estaba enquistado desde hace años en el PJ”.

“Si alguien le mintió descaradamente al ciudadano olavarriense fueron ustedes no nosotros”, sostuvo Sánchez mirando al bloque oficialista.

“Este ajuste lo pagamos todos los olavarrienses”, dijo Sánchez quien además pidió que la votación sea nominal.

Luego de un cuarto intermedio en que el Concejal Juan Sánchez buscó que el proyecto pase a comisión, la moción fue rechazada.

Finalmente el proyecto de Ordenanza fue aprobado por mayoría 10 a 9 con los votos de los bloques de Juntos para el Cambio, UCR y Cuidemos Olavarría.

Votaron en contra los concejales del interbloque del Frente de Todos y Radicales en Juntos por el Cambio.

Comentarios
Cargando...