¿Cuáles son las razones y consecuencias de la persistente ola de calor?


Tomás Kessler – Agencia Comunica

La ola de calor no da respiro. Desde el comienzo de Marzo, la sociedad espera con ansias que las temperaturas bajen, que llegue la lluvia y refresque el ambiente. Pero esto no parece ocurrir. Cuando finalmente parece que esto pasará, solo llueve unas pocas horas y luego la temperatura vuelve a ser elevada. El calor es agobiante y la comunidad no deja de preocuparse del por qué de esto.

Para aclarar esta y otras cuestiones, el equipo de Radio Universidad dialogó con Jorge Noir, Licenciado en Salud Ambiental, docente y coordinador de la carrera de Salud Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Nacional de Entre Ríos. En primer lugar, el profesional aclaró que es un evento que “ya se viene pronosticando hace tiempo y está relacionado al cambio climático global”.

“Precisamente, se predijo que la temperatura media de la tierra, la cual es de entre 15° y 20°, iba a ir aumentando y es lo que está sucediendo. Los gases de efecto invernadero son los principales causantes. Estos gases provocan que el calor se acumule en el globo y producen diferentes anomalías, una de estas, es lo que estamos atravesando hace días: Exceso de olas de calor”, profundizó.


A raíz de este suceso, la población ya imagina situaciones hipotéticas de calor extremo durante los próximos años. Es normal pensar que a partir de ahora, el clima siempre será así. Respecto a esto, Jorge Noir explicó que estos eventos extraordinarios serán cada vez más frecuentes, pero no quiere decir que de ahora en más, el calor será extremo continuamente.

“Esto demuestra que en 5, 10 o 20 años, vamos a volver a tener una ola de calor tan intensa como esta. El calentamiento global genera eso, situaciones extremas con mayor frecuencia. Posiblemente hace 50 años pasó lo mismo, el tema es que ahora no va a pasar tanto tiempo para que ocurra de nuevo”, detalló.

Otra fenómeno que impresiona a la sociedad y genera desconcierto, es la alta intensidad con la que se manifiesta este fenómeno. La sensación de calor durante las 24 horas del día, la falta de corrientes de aire y la alta húmedad son solo algunos ejemplos. Debido a esto, Jorge Noir comentó que “estas situaciones van rompiendo cada vez más records y con el tiempo serán más fuertes”.

Por otra parte, el profesional destacó que lentamente la población debe “adaptarse al cambio climático”. Esta adaptación no implica resignarse a continuar con la vida diaria con altas temperaturas constantemente, sino que se trata de trabajar al respecto. Un ejemplo claro de esta adaptación se trata de las medidas que se toman en algunas escuelas como permitir ir a los alumnos con malla a la institución para que en un momento se refresquen. O que se les deje retirarse antes debido al calor.

Otro punto en cuestión, se basa en el poco tiempo de transición del calor al frío y viceversa. Primavera y otoño siempre cumplieron con la variación de temperaturas gradualmente. Este lento cambio permitía a uno acostumbrarse. Sin embargo, actualmente “está quedando claro que la primavera y el otoño como tal, con la función que tenían, no la estamos observando. Pasamos de usar short y remera a usar campera de golpe. Todo se vuelve muy repentino y el periodo de adaptación cada vez se achica más”, afirmó el Lic. en Salud Ambiental

A todas estas razones se debe la ola de calor, el Lic. dejó en claro que a futuro, este fenómeno se repetirá. Es por eso que la sociedad debe adaptarse de manera gradual y progresiva a estos sucesos bruscos de cambios de temperatura.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...