Día del Trabajador: La CGT acusó al Gobierno de aplicar “un ajuste brutal” y de no tener un plan económico sustentable


En el Día del Trabajador, la Confederación General del Trabajo (CGT) emitió un duro documento contra el Gobierno de Javier Milei, al que acusó de aplicar un “ajuste brutal” y de no contar con un plan económico “sustentable ni consistente”. Además, ratificó el paro convocado para el 9 de mayo. 

El escrito publicado “en defensa de los derechos Laborales, Sociales, Previsionales y del Modelo Sindical”, los sindicatos denuncian que los trabajadores transitan “un grave momento” marcado por un Gobierno que “en nombre de una mal entendida ‘libertad de mercado’, implementa un ajuste brutal que sufren especialmente los sectores de menores ingresos, las clases medias asalariadas, jubilados y pensionados”.

“Precios liberados en alimentos, en medicamentos, en energía y en los servicios esenciales y salarios disminuidos en su poder de compra. Paritarias intervenidas por el ministro de Economía que impide la adecuada actualización de los salarios; recesión y aumentos incesantes que generan caída en los niveles de actividad económica y los índices de consumo básicos, que —en la práctica— representan una fenomenal transferencia de recursos hacia los sectores más concentrados y privilegiados de la economía”, enumeraron al respecto. 

En la misma línea, ampliaron: “Todo esto ante un gobierno que no muestra un programa económico sustentable ni consistente, que no proyecta un horizonte de expectativas alentadoras a futuro, ni hacia un crecimiento integral con inversión productiva y no solo financiera”. 

Para la central, la administración libertaria no tiene diálogo social, es decir que sólo se vincula con los representantes de “intereses amigos”, y “agrede y deshecha a los trabajadores y a sus organizaciones, menosprecia a los jubilados y pensionados que no pueden esperar, se desentiende de la atención de los más vulnerables”. 

También, denunciaron que Milei “discrimina a las y los hacedores de la economía popular, desfinancia la salud pública, la educación pública, la ciencia, la tecnología y la cultura, mientras se deteriora gradualmente el valor capital de las pequeñas y medianas empresas y comercios, profundizando así el grave cuadro de pobreza estructural e indigencia que devasta nuestra comunidad”. 

Con el paro nacional previsto para el jueves 9 de mayo como frontera, los sindicatos llamaron a potenciar al movimiento obrero desde la central y convocaron a los más amplios actores sociales e institucionales a construir un programa de consenso multisectorial. “Nadie por sí solo puede arrogarse cambiar la cultura de un pueblo que se construye y consolida a través de la historia, porque ese cambio pertenece al conjunto de la comunidad argentina”, remarcaron.

Con motivos del 1º de mayo, y en plena convocatoria a movilizar, aprovecharon la jornada para reclamar por “las necesidades que deben ser atendidas y reparadas” en un contexto en el que “los derechos sociales, laborales, sindicales y previsionales se encuentran amenazados”.

“Es un día de reivindicación y defensa de las conquistas y derechos adquiridos que se pretenden vulnerar sin respetar la voz de las y los trabajadores”, concluyeron.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...