Distinción nacional para trabajo de la FIO sobre caminos rurales

“Nos gustaría poder contar con la experiencia de ustedes”, decía el mail que un funcionario del Ministerio de Transporte de la Nación le envió a la ingeniera Alejandra Vornetti meses atrás.

La propuesta estaba enmarcada en una convocatoria de nivel nacional, generada por esa dependencia, tratando de recopilar un conjunto de soluciones y prácticas para la transitabilidad de caminos de tierra. “Desconocemos la razón por la que recibimos esa invitación”, dice Vornetti, “aunque seguramente nos conocen por varias publicaciones que hemos hecho sobre la temática, hace años que venimos trabajando sobre caminos rurales”.

El equipo de trabajo, que se completa con Marcelo Marchioni, Mónica Gelmi, Silvana Gobbi y Bruno Díaz, decidió presentar su trabajo más reciente: un Plan Hidráulico Ordenador para la red vial de Partido de Olavarría, que se entregara meses atrás a la Municipalidad de Olavarría a instancias de la Mesa Agropecuaria, y que ha resultado una de las claves para el exitoso proceso de mantenimiento llevado a cabo en la zona.

“Ya el hecho de que hayamos podido generar un documento útil para la zona, de aplicación práctica y con beneficios para la sociedad, es muy reconfortante”, afirma Marcelo Marchioni. “Pero haber recibido un reconocimiento a nivel nacional desbordó nuestras expectativas”.

En efecto, la semana pasada los profesionales de la Facultad de Ingeniería fueron notificados de que el jurado se había expedido sobre los más de cincuenta trabajos presentados desde todo el país. Y como resultado de esa convocatoria, el trabajo de la FIO estaba en el podio con una Mención Especial, atendiendo al acierto que significaba haber vinculado la hidráulica con la vialidad rural.

La investigación se había realizado el año pasado, cuando la Mesa Agropecuaria de Olavarría acordó con la Municipalidad encargar un listado de los lugares del Partido en los que debía encararse soluciones a los problemas hídricos de fondo, en lugar de reparar una y otra vez los caminos dañados por el agua. Así, se encomendó a la FIO la redacción de ese documento, que sintetizó horas y kilómetros de recorrido, metro a metro, de los casi 2.200 km de la red vial rural olavarriense.

“Por lo visto, eso es algo inusual desde dos puntos de vista”, relata Bruno Díaz, quien fue a recibir la distinción al evento llevado a cabo en la Jefatura de Gabinete, en la Ciudad de Buenos Aires. “Por un lado, porque parece que la mayoría de los estudios que se hacen en el país avanzan sobre la calzada de los caminos, pero no sobre el origen primero de los problemas, que pasa por la evacuación del agua. Y por otro, porque éramos la única Universidad del país que presentó trabajos, el resto correspondían a municipios u organizaciones rurales, eso nos da un orgullo especial”.

Comentarios
Cargando...