Estudio eseverri desktop movile

El conflicto de los municipales, la “ropa sucia” y una semana de definiciones


Escribe: Sergio Di Pino

El sindicato de los Municipales apuntó al talón de Aquiles del gobierno. Tras dos meses de conversaciones y de una oferta paritaria calificada como “insuficiente”, el gremio inició un plan de lucha con el que buscó resentir algunos de los servicios sensibles de la gestión y, en especial, el funcionamiento del Hospital “Héctor Cura”.

“Los trabajadores están yendo a trabajar, lo que no hacen son las horas extras”, enfatizó el titular del STMO, José Salvador Stuppia y salió a marcar la cancha de una discusión que ganó en intensidad con el correr de los días. El gremio apeló a una estrategia similar a la que utilizó en los últimos años: denunciar algunas condiciones históricas de precarización (cobertura de tareas esenciales con horas extras, falta de indumentaria adecuada) que, al estar naturalizadas, forman parte del funcionamiento cotidiano de la municipalidad.  De esta manera, el sindicato pudo iniciar un quite de colaboración, sortear impugnaciones legales y evitar los descuentos por incumplimiento del presentismo, uno de los aspectos más relevantes en la conformación de los salarios.

Funcionarios limpiando el Hospital durante la semana

Las acciones sindicales tuvieron un fuerte impacto en el Hospital, que aún se encuentra tensionado por los efectos de la pandemia. Se cubrieron las emergencias, pero hubo inconvenientes para garantizar la limpieza del nosocomio, la entrega de ropa de cama o la higienización de los pacientes. Además, fueron canceladas las cirugías programadas: “El primer día se suspendieron once cirugías con los pacientes cambiados y no se pudieron hacer porque no limpiaron los quirófanos” lamentó un funcionario municipal.

Autoridades del nosocomio, tuvieron que retirar los residuos patológicos acumulados: “Dos subsecretarios de salud estuvieron recogiendo las bolsas rojas de desperdicios y desechos de los servicios y eso es un peligro desde el punto de vista de la salud pública” describió, con preocupación, la directora del Hospital Silvina Guanuco, durante una entrevista con el programa “Desayuno de Noticias” de Claudia Bilbao.

¿Se puede cuestionar la legitimidad del reclamo de los trabajadores? De ninguna manera. Aunque existan discrepancias sobre las formas utilizadas y se plantee, como lo hizo el Dr. Germán Caputo, que “la línea entre los derechos de los trabajadores y la de los pacientes es muy delgada”, los sueldos de los empleados municipales quedaron muy por debajo de los índices inflacionarios. Y no hay que perder de vista que, antes del conflicto, hubo dos meses de negociación con resultados infructíferos.

“La línea entre los derechos de los trabajadores y la de los pacientes es muy delgada”, dijo Caputo quien durante la semana estuvo aislado por ser contacto estrecho de Covid

“Con aplausos no se come” sintetizó una de las trabajadoras del Hospital. Angustiada, describió las dificultades que afronta el personal producto del cansancio acumulado – más de un año y medio en la primera línea de batalla contra el COVID-  y el desgaste que significa, además, tener que pelear por un salario digno.

Marisa Luna realizó una encendida proclama en la puerta del Sindicato

Durante una asamblea, realizada el último jueves en las puertas del Hospital, el sindicato realizó otras graves denuncias. La dirigente sindical Marisa Luna, reveló que fueron halladas en un depósito “frazadas térmicas y sábanas” mientras las utilizadas en los servicios están “todas rotas” y afirmó que las autoridades “le decían a la gente que se traiga las sábanas para los pacientes. Es una mentira para dejar mal parados a los trabajadores” advirtió. También explicó que el lavadero “no funciona porque las máquinas están rotas” y remarcó que “ningún paciente se ha quedado sin la comida. La cocina está funcionando con dos personas que son las únicas trabajadoras fijas, le faltan diez personas. El servicio de limpieza no está parado. No pueden salir a trabajar porque no tiene la ropa” explicó.

El sindicato buscó dar un golpe de efecto inmediato. Obligó al Municipio a renegociar y no se preocupó por las posibles críticas de la comunidad. Sus referentes están acostumbrados a este tipo de situaciones. Saben que los resultados se consiguen en la discusión directa con la comuna y que el único parámetro de evaluación, será el grado de satisfacción que muestren los afiliados con el acuerdo logrado.

“Dos subsecretarios de salud estuvieron recogiendo las bolsas rojas de desperdicios«, dijo la Directora del Hospital

Precisamente, hay un antecedente que inquietó y condicionó la nueva discusión salarial. El impacto de la inflación, licuó una gran parte de la recomposición lograda en 2020 y modificó la lectura inicial sobre el acuerdo sellado a fines del año pasado. Por este mismo motivo, las bases rechazaron en las asambleas la nueva oferta del Ejecutivo y cuestionaron la forma de pago propuesta (incluía numerosas cuotas hasta abril de 2022).

En la reducción de los tramos, se centran gran parte de las posibilidades para arribar a un acuerdo. Otro de los puntos importantes a resolver, son las horas extras sostenidas con regularidad. El sindicato pide que sean tenidas en cuenta al momento de liquidar el salario anual complementario y eso implicará un esfuerzo económico no previsto para el Municipio.

Galli y Stuppia en anteriores cierres paritarios.

Ante la estrategia de los municipales, el gobierno de Ezequiel Galli intentó esquivar el manotazo y decidió llevar la discusión al Ministerio de Trabajo de la Provincia, donde pidió que se dicte una conciliación obligatoria. “No podes obligar a una persona a hacer horas extras” se defendió José Stuppia durante una entrevista con el programa “Primera Mañana” que se emite por cadena 103. Calificó a la solicitud realizada por el Municipio como “una pavada”.

Lo cierto es que, desde lo formal, no hubo conciliación y el quite de colaboración se mantuvo. Pero las autoridades laborales abrieron un canal de diálogo e invitaron a las partes a renegociar. Según trascendió, durante la primera audiencia, celebrada el jueves, exigieron al Municipio que garantice la entrega de los Equipos de Protección Personal (EPP) y pidieron al sindicato que cumpla con los servicios mínimos, tal cual establece el régimen laboral (Artículo 24 de la Ley 25.877).

Al término de esa primera reunión, el intendente Ezequiel Galli, hizo declaraciones y cuestionó duramente el accionar del STMO: “Estamos llevando a cabo una negociación, no queremos que se convierta en una extorsión” lanzó.  

Galli sobre el conflicto: «no queremos que se convierta en una extorsión”

El Intendente recordó que la oferta del Municipio incluía “un 45% de aumento salarial y un bono anual de $14.500 pesos” y consideró que significa un “gran esfuerzo económico para mejorar las condiciones laborales de los trabajadores” pero acusó a los líderes gremiales de “no estar dispuestos a negociar”.  En un mensaje hacia la comunidad, manifestó: “Vamos a hacer lo necesario para que nuestro sistema de salud siga funcionando de la misma manera”.

A las pocas horas de su pronunciamiento, un grupo de funcionarios y concejales realizaron tareas recolección de residuos, ropa y sábanas por los diferentes servicios del Hospital “Héctor Cura”. Lo hicieron bajo un clima de abucheos de los trabajadores, que les gritaban “Sí, se puede”, mientras los políticos recorrían los distintos servicios con sus carros. Entre algunos de los dirigentes, estuvieron el presidente del HCD, Bruno Cenizo y el subsecretario de Gobierno, Emilio Vitale.

Fuentes sindicales, cuestionaron el gesto político de los funcionarios y señalaron que la recolección se hizo de forma inadecuada y con “contaminación cruzada”.  “Hubiese sido mejor que dejaran todo como estaba” ironizaron.

Las partes volvieron a dialogar el viernes por la tarde y no hubo solución. Sin embargo, las negociaciones avanzaron, de forma significativa este sábado, tras un encuentro por fuera de la órbita del ministerio de Trabajo y hay optimismo en poder llegar a un arreglo. Según trascendió, las partes tendrían resuelto lo central de la discusión y solo restan limar aspectos muy puntuales de la negociación. De todas formas, el martes está prevista una nueva audiencia en la sede de la Delegación Regional del Ministerio de Trabajo.

La extensión del conflicto no beneficia a ninguno de los actores involucrados y por ese motivo es que hubo señales de entendimiento. Si el conflicto se prolonga, tendrá impacto en los bolsillos de los trabajadores- dependen de horas extras para completar su salario- y eso afectaría la contundencia de la medida gremial. El gobierno municipal tampoco tiene margen. La experiencia de los primeros días del reclamo, mostró que el Ejecutivo debió hacer malabares para sostener la atención sanitaria.

Semana clave para el armado electoral

“Fue una jornada muy importante y quedó claro que Federico sintetiza al Frente de Todos en Olavarría”, dijo una voz del espacio.

La inscripción de las alianzas electorales, aceleró y ordenó las discusiones provinciales en los distintos frentes políticos de cara a las de cara a las legislativas 2021. Durante los próximos seis días, las negociaciones se centrarán en los nombres que integren las listas y en la situación de las secciones y los distritos. 

“Juntos por el cambio” pasó a denominarse “Juntos”, aunque las disputas internas entre los dos socios mayoritarios de la coalición, el PRO y la UCR, son cada vez más notorias y los esfuerzos de unidad parecen esfumarse.

La UCR presiona por liderar la coalición opositora y encontró en la figura del médico Facundo Manes un líder de consenso dentro de su espacio político. Además, muestra capacidad para sumar aliados. Entre ellos, el Partido del Diálogo de Emilio Monzó, el GEN de Margarita Stolbizer o el Peronismo Republicano, de Joaquín De la Torre.

El PRO limó asperezas y finalmente logró que Jorge Macri  decline su participación y deje el liderazgo a Diego Santilli, hombre de confianza de Horario Rodríguez Larreta. Sin embargo, el costo de la decisión habría sido alto y el intendente de Vicente López pedirá legisladores en la gran mayoría de las secciones electorales.

Galli en 25 de Mayo de recorrida Seccional

En la Séptima, diferentes actores políticos coinciden en que todo se inclina hacia una interna seccional entre el radicalismo (más aliados) y la nómina del PRO.  “Nos preparamos para ese escenario” confió un dirigente radical de “Juntos”. De mantenerse esta situación, competiría una lista encabezada por el actual senador Alejandro Cellillo (UCR) frente a la propuesta amarilla, en la que se posiciona Hilario Galli como posible primer candidato a legislador.

Las dudas sobre la postura que adoptará el oficialismo en Azul, parecen despejadas. El bertellysmo mantendría su apuesta de jugar en tándem con Olavarría, pese a los movimientos de acercamiento entre Joaquín De la Torre y Facundo Manes.  Los intendentes pro-peronistas tendrían libertad de acción y varios acordarían con los amarillos, como es el caso de Manuel Passaglia (San Nicolás) o del propio Hernán Bertellys. “Azul responde a Azul” confían, a su vez, desde Olavarría. La alianza entre los dos distritos más voluminosos de la Séptima, permitiría sostener una oferta de alta competitividad, liderada por Hilario Galli y Lucrecia Egger.

Galli y Bertellys. ¿Hilario Galli y Lucrecia Egger candidatos?

A nivel local, el oficialismo pone sus fichas en el actual presidente del HCD, Bruno Cenizo. También hubo sondeos de opinión sobre la figura de Germán Caputo,  a quien se lo mencionó como una posibilidad para acompañar y fortalecer la nómina.

Cenizo, numero puesto en la lista local.

En tanto, el partido del Diálogo, referenciado en Emilio Monzó,  fue presentado en sociedad y mostró a varios ex funcionarios municipales como sus máximos referentes. Entre ellos el ex secretario de Gobierno Jorge Larreche, el médico Juan Zyla y el empresario de medios Emilio Moriones. “Tenemos varias reuniones previstas para estos días. Estamos negociando” sintetizaron sobre las charlas que mantienen con dirigentes del radicalismo local, con quienes trabajan en una alternativa para competir contra el gallismo.

Larreche, Zyla y el empresario de medios Emilio Moriones presentaron , el partido del Diálogo

En el Frente de Todos seccional, aún no hay definiciones. “Está más discutido que un truco de seis” bromeó un dirigente de la región respecto al armado legislativo. Otro referente de ese espacio, le quitó importancia a la rosca y valoró el ordenamiento alcanzado: “Nos enfocamos en alcanzar una síntesis que nos permita ayudar al gobernador” explicó.

Valicenti ungido para la Junta Electoral del Frente de Todos.

La Cámpora tendrá un rol central en el armado y las negociaciones estarán lideradas por el diputado César Valicenti, quien además fue elegido como integrante de la Junta Electoral partidaria. Esta semana, Federico Aguilera se mostró junto al ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis en el marco de una serie de anuncios de obras para las localidades y recibió un fuerte respaldo del funcionario nacional. “Fue una jornada muy importante y quedó claro que Federico sintetiza al Frente de Todos en Olavarría” resumieron desde la agrupación política.  

Pero el grupo de intendentes peronistas no se resigna y también busca liderar: “Estamos proponiendo que la lista seccional la encabece un Intendente” sostiene otro dirigente con fuerte llegada a los alcaldes. 

Cocconi con Bianco se baja de las candidaturas.

Uno de los Jefes Comunales que descartó su participación fue Gustavo Cocconi : “Tengo un compromiso con la comunidad de Tapalqué y no quiero desmerecer la decisión de otros compañeros intendentes que desean formar parte de una lista legislativa, pero creo que es importante cumplir con el tiempo que nos dieron en el mandato a la hora de votarnos o, por lo menos, respetar un armado seccional que refleje todos los sectores y voluntades del Frente de Todos para tener, al menos en la Séptima Sección, representatividad en el Senado” advirtió durante una entrevista con el sitio “Grupo Provincia”. Ante ese escenario, uno de los nombres que se mencionan es el del intendente de 25 de mayo, Hernán Ralinqueo.

El Intendente de 25 de Mayo, Hernán Ralinqueo – Archivo

Otra de las opciones que se barajan, es la de un candidato del riñón de Axel Kicillof. El nombre elegido es el del azuleño Alejo Supply, quien, con bajo perfil, comenzó a incrementar sus actividades en la sección. El último lunes, el subsecretario de Transporte  estuvo en Olavarría,  en el marco de un acto para la entrega de más de 28 mil libros del programa “Fangio te enseña seguridad vial”. Ante la consulta sobre una eventual candidatura, respondió: “Si el gobernador me convoca y me plantea que tengo que ir a una lista, sea acá o donde sea yo voy a ir. Porque entiendo que el que conduce mi espacio político es el gobernador” dijo.

Supply y sus cada vez más frecuentes visitas a Olavarría.

El massismo sigue con sus acciones para fortalecerse en los territorios. En Olavarría, mostraron su armado con una convocatoria abierta el Parque Helios Eseverri de la que participó un nutrido grupo de dirigentes y militantes. Apuestan a lograr un rol protagónico en el FdT y a sostener sus espacios de representación en los distritos.

Eduardo Rodríguez y una reunión abierta en el Parque Helios Eseverri.

El inminente cierre de listas movilizará, en estos días, al conjunto de la dirigencia. Es el  tiempo de las definiciones que ordenarán al resto del año electoral. Mientras esas discusiones ganan protagonismo, el Municipio tuvo que lidiar con otro problema: el conflicto paritario con el sindicato de los Municipales.

Tras varios días de incertidumbre, las partes parecen estar cerca de un acuerdo. Más allá del contexto electoral y de lo que depare la negociación salarial, no hay que perder de vista la importancia de sostener la discusión de fondo: las condiciones de trabajo en las que cientos de empleados municipales ejercen diariamente sus labores. Resulta necesario que estas problemáticas, no sean solo un elemento de presión sindical (para destrabar una negociación coyuntural), sino el objeto mismo de la transformación buscada.

Desnaturalizar el uso sostenido de las horas extras para cubrir tareas esenciales o la “costumbre” de trabajar sin la indumentaria adecuada, debería ser una preocupación central de las autoridades y una premisa diaria de la lucha gremial que permita combatir la precarización laboral.

Comentarios
Cargando...