El fiscal Lucas Moyano participó de un mega operativo por maniobras ilegales de criptoactivos de Argentina


El fiscal olavarriense Lucas Moyano, titular de la UFI N° 22 y la UFI N° 19 del Departamento Judicial de Azul, fue parte de un mega operativo por maniobras ilegales con criptoactivos.

La causa se inició en la Procuración Bonaerense con el Dr. Rafael García Borda, coordinador del equipo de investigadores de criptoactivos, y continuó con la decisiva cooperación del Ministerio de Seguridad de la Nación con DNIC, PFA e Interpol.

Este miércoles se realizó un mega operativo en el marco de investigaciones de malware y adquisición de criptoactivos ilegales, con 64 allanamientos simultáneos en la provincia de Buenos Aires y en todo el país, con un perjuicio económico de alrededor $1.500.000.000 (mil quinientos millones de pesos).

En este gran operativo, en el que participaron 10 Agentes Fiscales de 8 Departamentos Judiciales de la provincia de Buenos Aires, entre ellos el olavarriense Lucas Moyano. Estos están al frente de 16 investigaciones penales preparatorias. Los funcionarios judiciales fueron asistidos por 6 especialistas del Departamento de Ciberdelitos, y más de 500 efectivos de la Policía Federal Argentina, distribuidos por todo el país, 20 personas resultaron detenidas en el territorio argentino y se emitieron 9 detenciones internacionales con Alerta Roja INTERPOL para ciudadanos residentes en Brasil, Venezuela, Ecuador, México, Colombia y EEUU.

Las investigaciones tuvieron su origen en ataques de malware que infectaron las computadoras de las víctimas entre las que se cuentan el Círculo de Policía Bonaerense, el Colegio Sain George de Quilmes como empresas de Bahía Blanca y laboratorios de la provincia de Buenos Aires, provocando operaciones bancarias fraudulentas, dinero que posteriormente fue transformado en criptomonedas y girado al exterior, donde se dispusieron detenciones de venezolanos, brasileños y colombianos, incluso viviendo en los Estados Unidos.

Se realizó en conjunto con la División de Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina, dependiente de la Superintendencia de Investigaciones a cargo del Comisario Mayor Martín De Cristobal, la Oficina Central Nacional de INTERPOL y DINIC del Ministerio de Seguridad de la Nación.

Asimismo, fue destacada la colaboración prestada por los exchanges Binance y Lemon, que pusieron a disposición tanto la información contenida en sus bases de datos, como especialistas de sus áreas de fraude para asistir en el análisis de la información.

En la Argentina los allanamientos ordenados se concretaron en las provincias de Buenos Aires, Misiones, Entre Ríos, Chaco, Santa Fe, Tucumán, Río Negro y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Modus Operandi

¿Cómo funcionan en general estas maniobras?

La víctima, que posee el manejo de una “cuenta empresa”, por ser la dueña de la empresa o tesorero, apoderado, etc. recibe un documento o link malicioso, muchas veces disfrazados de información habitual para la empresa o asociación, como un presupuesto o curriculum vitae, al ingresar en ellos cae en una trampa silenciosa sin darse cuenta, ya que este tipo de malware se descargan lentamente por partes en la computadora, circunstancia que impide a la mayoría de los firewall detectarlo.

Una vez infectada la PC, cuando la propia víctima ingresa a su homebaking, aparece una pantalla requiriendo validación de contraseña y pierde el control de su computadora. Cuando la víctima recobra el control se anoticia que su cuenta fue vaciada mediante una o varias transferencias a terceros desconocidos, dinero que luego es utilizado para comprar criptomonedas.

La mayoría de los malware detectados, se asimilan a un Troyano Brasilero llamado  “Grandoreiro”, que resulta ser un RAT (Troyano de Acceso Remoto), diseñado con el objetivo principal de tomar el control del equipo víctima y hacer transferencias de dinero a cuentas manejadas por los ciberdelincuentes. Una vez instalado el software malicioso en el equipo de la víctima, el ciberdelincuente operador del RAT supervisa la actividad del usuario y aprovecha el momento en el cuál navega en su homebanking para mostrarle una imagen que simula estar actualizando el equipo. Detrás de esta imagen, el operador toma el control del homebanking y realiza el proceso de transferencia de dinero a cuentas mulas.

Otros de los datos característicos relevantes fue la implicancia del mercado Peer to Peer – P2P (que permite a los usuarios intercambiar criptoactivos entre sí), los ciberdelincuentes utilizaron directamente el dinero sustraído, para comprar USDT a diversos traders en nombre de la propia víctima.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...