“Es un software que permitirá a los usuarios calcular la generación y consumo de energía de manera gratuita”

El Calculador Solar diseñado por la FIO para la Provincia de Buenos Aires estará disponible en 2019. La ingeniería Daniela Keesler, a cargo de su desarrollo, explica los alcances de la propuesta y dice que cada bonaerense estará en condiciones de personalizar su inversión y sus consumos.

A un paso de activar un Calculador Solar diseñado para todos los bonaerenses, la ingeniera Daniel Keesler destaca la posibilidad de contar con “una herramienta tan valiosa, que además es gratuita y accesible”. En diálogo con el Polo de Ingeniería en Energías Renovables y Tecnologías Ambientales, la profesional explicó que se encuentran en la etapa final y brindó detalles sobre el proyecto que se gestó en Olavarría a pedido del gobierno provincial.

El estimador de generación fotovoltaica servirá para evaluar el tipo de tecnología, los costos operativos y de generación, además de la capacidad real de ahorro a la hora de optar esta energía limpia. La propuesta está a cargo del Centro de Tecnologías Ambientales y Energía (CETAE) de la FIO.

Será personalizado

“Cada usuario que en la Provincia quiera hacer una instalación solar tendrá disponible un software que se va a colgar en la página web de la Provincia para hacer una estimación de cuánta energía podría generar y cuánto le va a salir la instalación”, indicó Daniel Keesler, integrante del equipo.

Ya se confeccionó la base de datos sobre la radiación solar de la Provincia pero también sobre los equipos más viables, con un sistema de cálculo de energía fotovoltaica según el perfil de usuario.

Ahora, la propuesta ingresa en “su última etapa y a comienzos del 2019 sólo quedará por definir el desarrollo de la interfaz final con el usuario. Se personaliza según los consumos de cada usuario en cuanto a la ubicación geográfica, si se opta por paneles fijos o móviles, qué consumo actualmente tiene de energía eléctrica y cuánto desea abastecer con las instalaciones solares”, planteó la investigadora.

El lugar será estratégico porque “varía si es en el campo o la ciudad. La radicación está formada por varios componentes y una es la reflejada, si es pasto refleja menos que el hormigón y eso es bueno para quienes están en las ciudades pero hay que ver si se tiene espacio para los paneles; lo más habitual es el techo“, indicó.

Con respecto al consumo puntual, el usuario “puede ingresar qué electrodomésticos y equipos eléctricos tiene o directamente indicar los kilowatts de su factura de luz”.

Tiempo de descuento

El proyecto está en la recta final. “Queda pendiente el análisis económico con flujo de fondos y variables, estamos buscando precios representativos para poder analizarlos. La idea es que el software sugiera precios o el usuario los ingrese, si es que los tiene, de los paneles y de la instalación en sí. El usuario después tendrá que ingresar la tarifa de luz que le van a pagar”, aclaró Daniela Keesler.

Eso permitirá “saber en cuánto recupera inversión y si le conviene o no económicamente, aunque va a depender de los precios que le paguen la energía. Lo fijará cada distribuidor que, acá en Olavarría, es Coopelectric”.

Lo que resta es “la interfaz con el usuario, que lo hará una empresa de software. El 28 tenemos una reunión en La Plata con sus representantes y estimamos que se terminaría antes de fin de año”, adelantó.

Disponible para todos

“La herramienta está buenísima porque los software en general hay que comprarlos y éste es un software que permitirá a los usuarios calcular la generación y consumo de energía de manera gratuita y estará disponible en una web (oficial de la Provincia de Buenos Aires) para todo el mundo”, destacó la desarrolladora del Calculador Solar, junto con el Ing. M.Sc.Gabriel Blanco y Nicolás Díaz Almassio, alumno becario.

Las energías renovables “siempre me interesaron; está todo por hacer”, asume la investigadora tras aclarar que Olavarría es “una buena zona” para apostar a la energía solar aunque aún sea impensable renunciar a las fuentes convencionales.

“Se necesita estar conectado a la red. No se puede prescindir la red hoy, si no tendría que tener un banco de baterías para almacenar esa energía y luego usarla, que es muy costoso”, advirtió.

La ley, “un paso muy importante”

La ley de generación distribuida, que acaba de reglamentarse en nuestro país, es “un paso muy importante para que la gente se decida a hacer este tipo de instalaciones, para que se vuelva algo más masivo o accesible para el común de la gente”, elogió Daniela Keesler.

Eso sí, luego de que las provincias adhieran a la normativa, “todo dependerá del precio final que vaya a fijar cada distribuidor para pagar esa energía que el usuario está generando, porque de eso va a depender la rentabilidad de la inversión. La ley dice que el precio lo fijara el distribuidor dentro de ciertos parámetros, eso dará el cierre si será una medida exitosa o no tanto”, concluyó.

Comentarios
Cargando...