Ex fiscal de Olavarría fue condenado por abusar de una menor

El encausado es el abogado Rubén Ariel Rivero.

Foto El Popular

En agosto de 2009 había asumido al frente de una fiscalía en Olavarría. Y semanas más tarde lo denunciaron por este caso, que tuvo como víctima a una chica que tenía 16 años al momento de ocurrido el hecho.

Después de muchas dilaciones por diferentes circunstancias, finalmente ayer se anunció el veredicto de este juicio. El debate había comenzado en febrero pasado en un juzgado Correccional con asiento en el Palacio de Justicia de Azul.

El ex funcionario judicial fue declarado autor del delito de “abuso sexual simple cometido mediante intimidación por la relación de poder”.

En un principio, el juicio relacionado con este caso de abuso sexual por el que ayer el ex fiscal Rubén Ariel Rivero fue condenado a tres años y tres
meses de prisión iba a hacerse en el Juzgado Correccional que tiene sede en Olavarría.

Pero excusación mediante de su titular, la magistrada Cecilia Desiata, finalmente la causa quedó radicada para debate en el Juzgado Correccional numero 2 que en el Palacio de Justicia de Azul conduce Héctor Torrens.


Hasta que ese sumario se convirtiera en materia del proceso que finalizara ayer con el anuncio del veredicto condenatorio para el abogado encausado, hubo un sinfín de aplazamientos, por diferentes motivos, de este juicio oral.

Esas situaciones obedecieron, entre otras cuestiones, a renuncias de los abogados que en algún momento de todo este proceso se desempeñaron como defensores de Rivero. También, a las dilaciones propias de sus reemplazos por defensores oficiales y a los posteriores nombramientos de nuevos representantes legales del encausado.

Con Karina Gennuso en nombre del Ministerio Público Fiscal y con los abogados Carolina Laura Grassi y Oscar Alberto Rodríguez como defensores particulares del ex fiscal, se desarrolló este juicio, que había comenzado en febrero pasado. Mientras que la titular de la UFI 6 había solicitado para Rivero la misma pena que, a modo de condena, le dictara ayer el juez Torrens; los representantes legales del ex fiscal pidieron en sus alegatos -sin que en esta instancia prosperara- “la libre absolución” de su cliente, de la mano de lo que en el fallo fueron definidas como “múltiples razones”.

Pero la realización de este juicio contó con más circunstancias que
hicieron que el inicio del mismo se fuera dilatando hasta que, finalmente, ahora se arribó a un veredicto condenatorio de primera instancia para el ex funcionario judicial. Entre esas cuestiones figuró también “el estado psíquico y/o la internación del encausado con indicación de no estar en condiciones de estar en juicio”, según puede leerse en el fallo.


En ese ítem de motivos de postergación para el comienzo de este
juicio estuvo también ubicada una resolución de Casación que “prima
facie” daba por prescripta la acción penal que lo sigue teniendo como
encausado al ex fiscal. Pero aquel fallo después fue revocado por la Suprema Corte de Justicia, que se pronunció a favor de declarar la vigencia de la acción penal que lo involucraba en carácter de imputado a Rivero
para que fuera juzgado, tal como finalmente sucedió con este debate desarrollado en el Juzgado Correccional número 2 con asiento en el segundo piso del Palacio de Justicia de Azul. Las tres primeras jornadas de
este debate, en la previa a que se declarara en el país la emergencia sanitaria por la pandemia de coronavirus, se desarrollaron de manera presencial, durante ese ya referido mes de febrero de este año.


Pero después de que estuviera suspendido durante varios meses, la última de las audiencias, en la previa a que ayer se anunciara este fallo de primera
instancia, se llevó a cabo de manera virtual el pasado viernes 4 del corriente mes. (Fabian Sotes / El Tiempo)


Comentarios
Cargando...