Fuerte malestar por el desplazamiento del Sil Barili del Colegio Estrada y la Pastoral San Vicente


Fuerte malestar generó la decisión de las autoridades del Instituto Privado José Manuel Estrada de Olavarría de desplazar a la docente Silvina Barili del Colegio y de la Pastoral San Vicente.

Como reacción a la decisión de las autoridades, este lunes en la plaza Manuel Belgrano se desarrolló un masivo “abrazo” que convocó a un importante número de integrantes de la comunidad educativa y parroquial.

Durante el desarrollo de la movida en respaldo a la docente y catequista se firmó una carta que fue entregada a las autoridades educativas y parroquiales. Además se pide la intervención del Obispado de Azul de quien, en definitiva, depende la institución.

La carta

Quienes se movilizaron y pidieron que se revea la decisión de desplazar a Barili dieron a conocer el texto de la carta que fue firmada y entregada a las autoridades. Se trata de una carta que “nace del corazón de muchas familias que tenemos hijos en la institución.”

En el desarrollo de la carta se cuenta que “la primer semana de clases nos enteramos que la querida “Seño Sil” dejaba de estar a cargo de toda la pastoral, y solo iba a estar como catequista. Eso nos pareció una pérdida terrible porque ella hace varios años que estaba a cargo, siempre daba todo su ser, su energía, su COMPROMISO! Nos parecía muy triste perder toda esa impronta. El amor y cariño que puso siempre, hacía que nuestros niños disfrutaran las actividades reconocidas por todo el barrio.”

Pero a esa situación, dice la carta, se le sumó otra decisión: “a fin de este mes de marzo, nos enteramos de que no la alejaron sólo de la pastoral, sino que también como catequista de la institución.”

Desde la comunidad de San Vicente y el colegio Estrada aseguran, “ningún docente de la institución puede enseñar religión, el amor a Jesús y sembrar la fe como lo hace la “Seño Sil”, hasta muchas familias han vuelto a practicar la Fe, acercarse a la iglesia por ella, no hablamos de enseñar matemática, hablamos de FE, quién mejor que ella con su vocación y su entrega absoluta.”

Cuentan que Silvina Barili fue designada por la institución y aseguró que ha cumplido “de manera excelente con el desempeño de sus funciones” e insisten “nadie enseña religión como ella, porque ella la profesa, eso es evidente en las misas y las convocatorias.”

En este punto, quienes respaldan a Barili agregan: “no todas las docentes/catequistas practican la fe como Sil, ni están todos los domingos, ni ensayan para el coro, ni se ponen al hombro la enseñanza como ella.”

“Queremos dejar en claro nuestro descontento con esta situación”, resumen.

Agregan y reiteran: “La cantidad de niñas y niños en la misa del domingo, el acompañamiento de las familias, las actividades en el colegio, el coro, la Murga de los Santos… el testimonio y la dedicación de Silvina hicieron todo eso posible e inspiró a muchos chicos, ella trasmite la fe, la profesa”

Quienes se manifestaron este martes aseguran creer en el diálogo y es por eso que piden ser tenidos en cuenta por los Responsables Legales, el Obispado o “quien tenga poder en estas decisiones”.

Pretenden que haya una propuesta que acerque los intereses de “ambas partes y encontrar un punto común.”

“Como mamás y papás que elegimos un colegio católico para que nuestros hijos e hijas crezcan en la Fe, creemos que los valores que tenemos que inculcar a nuestros pequeños no comulgan con éstas decisiones que ha tomado la institución”, dicen en la nota que ya está en poder de autoridades educativas y eclesiásticas.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...