Jean Maggi en una imperdible charla organizada por Libertas

Será este lunes vía Zoom

Jean Maggi es un cordobés que sufrió una parálisis de la cintura y se sobrepuso con una historia de superación emocionante. Participó de los Juegos Paralímpicos y hasta alcanzó la cima del Himalaya.

El cordobés estará brindando una charla via Zoom el proximo lunes para olavarrienses organizado por el Colegio Libertas.

Maggi, que protagoniza el documental “El límite infinito” que ya puede verse en Netflix y que narra su travesía de once días en una bicicleta accionada por sus brazos con la que llegó a la ruta más alta del Himalaya, dijo que espera generar “otra visión de lo que es la discapacidad” y eso es lo que transmitirá a los olavarrienses.

Con producción de Juan José Campanella y dirección de Pablo Aulita, el filme repasa la historia de vida de Maggi, desde que contrajo poliomielitis al año de vida, su decisión ya rozando los 40 de dedicarse al deporte que lo llevó a correr maratones y todo tipo de competencias por el mundo, su hazaña en la cordillera asiática y su tarea social.

El deportista además es empresario y por intermedio de su fundación estará donando una bicicleta adaptada a Corim.

Jean es un orgulloso argentino de 54 años proveniente de la provincia de Córdoba que se sobrepuso a una parálisis de la cintura para abajo producto de la polio, y posteriormente a un infarto para sobresalir corriendo los maratones de Nueva York y Roma, un Ironman, participando en los Juegos Paralímpicos y escalando hasta el pico más elevado y temerario de la Tierra: el Himalaya.

Si para un hombre físicamente intacto escalar los picos más temidos pone a prueba la entereza física y mental, ni hablar para Jean, quien sin embargo jamás se dejó amedrentar por el desafío ni sus limitaciones físicas.

“Lo que más me jode es que me digan ‘no podés’”, opinó Maggi.

“El no podés a mí me transforma. ¿Ah, no podés? Ya me vas a ver. Tenemos mala información (sobre la discapacidad) y a veces no sabemos cómo enfrentarlo. Yo estoy en una lucha constante para demostrar que si se puede.

“Hubo un día fuerte en el que sufrí una descompostura y necesité de oxígeno. Es una experiencia muy intensa. Allá no apagás la luz, la noche te la apaga y el viento sopla muy fuerte. Al llegar a la cima tras pedalear por 20 kilómetros en la última etapa pensé más que nada en mis ganas de abrazar a la familia y gritar “¡lo logré!”.

Sus epopeyas son tales que llegaron a los oídos del mismo Papa Francisco, quien inspirado por su valentía lo invitó al Vaticano mientras Jean entrenaba para escalar el Himalaya.

“Al Papa le mandé una carta un día jueves contándole sobre mi vida y lo que estaba por hacer. Dos días después, un sábado, me contestó. 10 días después, yo estaba en el Vaticano con mi esposa y no lo podía creer”, dijo Jean, quien documentó su travesía en el documental “Challenge Himalaya” y regresó a tierra santa en mayo del año pasado para entregarle la película en mano al mismo Francisco.

El Jean Maggi que conocemos hoy en día, padre de cinco hijos (Juan Ignacio, Camilo, Amparo, Catalina y Sara) y devoto marido de su esposa Victoria, es una figura que inspira sobreponiéndose a todo. Sin embargo, para encontrar a la alegría y la plenitud tanto física como espiritual él tuvo que sufrir al “infarto que le salvó la vida” a los 37 años de edad en 1999.

Para poder cambiar, tienes que querer cambiar, y Jean lo logró a pura fuerza de voluntad. Cuatro años después, él correría la Maratón de Nueva York por primera vez en el 2003 (“lo más difícil que jamás intenté”), participaría en los Juegos Paralímpicos representando a su país (“una experiencia inolvidable”) y correría las tres etapas del Ironman de punta a punta en siete horas y 27 minutos.

De alguna manera, su vida es como la canción de Diego Torres, pintada de “Color Esperanza”.

“A mí me cuesta todavía ponerme en este lugar de ejemplo. Yo hago lo que me gusta. Detrás de una discapacidad no tiene por qué haber tristeza. El deporte te puede dar alegría”.

Comentarios
Cargando...