Kulfas: “El objetivo central para el 2021 es recuperar el poder adquisitivo del salario”

El ministro de Desarrollo Productivo auguró mayor consumo, producción e inversiones en el año próximo y destacó el enorme esfuerzo que significó en 2020 afrontar la situación calamitosa que dejó el gobierno de Cambiemos.


El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que el objetivo central del gobierno para 2021 es “recuperar la capacidad adquisitiva del salario”, lo cual generará un “efecto virtuoso de mayor consumo, más producción y más inversiones”.

Al cumplirse un año de gestión del gobierno del presidente Alberto Fernández, el ministro definió que, ante el escenario de la pandemia, “en 2020 se puede hablar de que los salarios de convenio le empatan a la inflación”, pero aseguró que “el año que viene el objetivo central es poder recuperar la capacidad adquisitiva porque esto genera un efecto virtuoso”.

En ese sentido, ponderó que fue “un año de esfuerzo enorme para atender la crisis que dejó el Gobierno anterior con una deuda que había que reestructurar; con una economía paralizada, tasas de interés por las nubes; con 25.000 pymes cerradas y un sector industrial atravesado por una crisis macroeconómica seria”.

Por el contrario, aseguró que la idea de la actual gestión “es un modelo económico que se ha vuelto a poner en marcha con todas las actuales dificultades, pero que pone el eje en la producción y el trabajo” afirmó el titular de la cartera productiva en declaraciones a FutuRock..

Kulfas señaló que “en la medida en que hay más ingresos en la población se recrea ese círculo positivo de más consumo, que incentiva más producción y más inversiones; es un modelo económico que hemos vuelto a poner en marcha, que pone el eje en la producción y el trabajo”.

En este sentido, el ministro reconoció que “este año fue dificilísimo, y tuvo sobre todo entre abril, mayo y junio a casi la mitad de la actividad productiva parada o con dificultades de funcionamiento y en ese escenario se puede hablar de salarios de convenio que le empataron a la inflación”.

“Esto nos obligó a implementar el paquete de contención de la producción y el empleo más importante de la historia argentina, a la altura de una crisis muy complicada, con mecanismos como el progra de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que todavía está vigente, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o los créditos” a tasas subsidiadas, agregó.

En otro tramo de su intervención, el ministro consideró que la inflación del 29% proyectada para el año que viene en la ley de Presupuesto, marca la continuidad de “un sendero de desinflación fuerte” que arrancó en 2020 con una índice de precios que “estará cerrando en pocos días en torno al 34% o 36%, aproximadamente 20 puntos por debajo de 2019”.

Consultado sobre el impacto que la recuperación de los salarios y el consumo tendrá sobre la inflación, Kulfas indicó que “esos procesos pueden generar tensión inflacionaria pero tenemos la expectativa de administrarlo en base a un esquema que combina una macroeconomía más sólida, controles de precios y una política monetaria y fiscal más consistente que la del año pasado”.

En relación al demorado acuerdo con China para producir localmente carne de cerdo y exportarla al país asiático, el funcionario dijo que “Argentina tiene grandes oportunidades de desarrollar su industria porcina y estamos totalmente convencidos, porque hemos analizado varios proyectos, de que puede hacerlo de manera compatible con una estrategia ambiental que evite daños”.

Asimismo, resaltó “el acuerdo con los principales frigoríficos del país para abastecer tres cortes de carne (asado, vacío, matambre) a precios entre un 25% y 30% más barato que el vigente, para asegurar que en las fiestas pueda haber cortes a precios más accesibles con una cobertura nacional de 1600 bocas de expendio”.

“Esto nos obligó a implementar el paquete de contención de la producción y el empleo más importante de la historia argentina, a la altura de una crisis muy complicada, con mecanismos como el ATP que todavía está vigente, el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o los créditos” a tasas subsidiadas, agregó.

En otro tramo de su intervención, el ministro consideró que la inflación del 29% proyectada para el año que viene en la ley de Presupuesto, marca la continuidad de “un sendero de desinflación fuerte” que arrancó en 2020 con una índice de precios que “estará cerrando en pocos días en torno al 34% o 36%, aproximadamente 20 puntos por debajo de 2019”.

Consultado sobre el impacto que la recuperación de los salarios y el consumo tendrá sobre la inflación, Kulfas indicó que “esos procesos pueden generar tensión inflacionaria pero tenemos la expectativa de administrarlo en base a un esquema que combina una macroeconomía más sólida, controles de precios y una política monetaria y fiscal más consistente que la del año pasado”.

Comentarios
Cargando...