“LA BÚSQUEDA DE VERDAD Y JUSTICIA ES UN CAMINO QUE NO DEBEMOS DESANDAR”

 
peronista
Al conmemorarse 40 años del golpe cívico militar que interrumpió por última vez un gobierno democrático en la Argentina, desde la Juventud Peronista de Olavarría, queremos expresar nuestro parecer acerca de esta oscura etapa vivida por nuestro país, mediante la reivindicación de la lucha por Memoria, Verdad y Justicia.
Sin dudas los crímenes cometidos desde el estado durante el 24 de Marzo de 1976 y el 10 de Diciembre de 1982 representan el mayor avasallamiento contra los Derechos Humanos en nuestros 200 años de historia. La persecución política, los robos y saqueos, el secuestro y desaparición de personas, el robo de identidad a menores y la muerte de tantos compañeros son las expresiones mas brutales de ese proceso, que busco imponer a sangre y fuego un modelo político liberal que destruyera finalmente las conquistas laborales e industriales producidas desde 1945 con el gobierno del General Juan Domingo Perón. Se impuso un plan sistemático para la persecución y desaparición de personas, pero también para desmantelar el estado y endeudar a los Argentinos.
La lucha por la llegada de la democracia y el esclarecimiento de estos crímenes, nos convirtió en uno de los pocos países en el mundo que juzgo y condenó a quienes de facto usurparon el poder para imponer el terror. Años mas tarde, con la llegada del Presidente Néstor Kirchner, y la derogación de las leyes de Obediencia debida y Punto final, se inició una nueva etapa en la búsqueda de justicia que permitió castigar y condenar a penas de prisión en cárcel común a los autores de los crímenes de lesa humanidad cometidos desde el estado.
El reciente juicio por los delitos cometidos en el ex centro clandestino de detención “Monte Peloni” permitió profundizar sobre algunos los hechos ocurridos en nuestra ciudad durante la última dictadura militar. La histórica condena contra los represores Ignacio Aníbal Verdura, Walter Jorge “El Vikingo” Grosse, Omar “Pájaro” Ferreyra y Horacio Rubén Leites significó un hito en la historia de nuestra ciudad. La recuperación de la identidad de Ignacio Guido Montoya Carlotto, el nieto intensamente buscado por la Presidenta de Abuelas de Mayo Estela de Carlotto, volvió a dejar en evidencia la trama de complicidad civil y militar que atravesó Olavarría hasta bien entrada la recuperación democrática. La realización de las sesiones del Honorable Consejo Deliberante cada 24 de Marzo en Monte Peloni implica un importante avance en la construcción de la memoria colectiva.
La búsqueda de verdad y justicia es un camino que no debemos desandar. En nuestra ciudad queda aun pendiente el esclarecimiento de los delitos concentrados en la causa denominada “Monte Peloni II” y el en resto del país hay cientos de causas abiertas que esperan sentencia. Es nuestra obligación reclamar al nuevo gobierno encabezado por Mauricio Macri que asegure la continuidad de los juicios y la búsqueda de aquellos que continúan viviendo sin conocer su identidad. No es un buen augurio que este 24 de Marzo coincida con la visita del Presidente de los Estados Unidos Barak Obama, representante del país que llevo adelante el “Plan Cóndor” que permitió la coordinación de acciones y mutuo apoyo entre las cúpulas de los regímenes dictatoriales de América Latina; ni el editorial del diario La Nación que al día siguiente de la elección promovía el indulto para los represores.
Como jóvenes, desde el Peronismo, bregamos por la permanente búsqueda de Memoria, Verdad y Justicia; sumándole el valor de la Alegría que se alimenta en cada derecho conquistado, en cada sentencia esperada, en cada abrazo de una abuela y un nieto que recupera su identidad. Como aquel en que se fundieron Estela e Ignacio, para demostrarnos a todos que ninguna lucha es en vano.

Comentarios
Cargando...