Por primera vez, una encuesta le pone números al fenómeno de las apuestas on line por parte de menores


Mientras una encuesta comienza a ponerle cifras con cretas –y preocupantes- a la explosión de casos de ludopatía juvenil que parece estar generando la acelerada difusión de las apuestas deportivas on line, en el Congreso presentaron un proyecto de ley para regular el acceso de los menores de edad a las plataformas que se usan para jugar.

La encuesta fue realizada por Opina Argentina, una consultora enfocada en temas políticos pero que decidió incluir el tema apuestas virtuales porque es uno de los fenómenos sociales menos estudiados y con mayor crecimiento en la actualidad. El trabajo indica que el 16% de los jóvenes encuestados reconoce que realiza apuestas on line, número que crece a 24% si se incluye a los adultos.

Lo interesante es que un alto porcentaje de  las personas consultadas  (80%), no desconocen los riesgos de desarrollar una ludopatía que conlleva el juego on line –y que ese conocimiento crece a medida que se asciende en la escala social- pese a lo cual el 16% de ellos juega igual. Los más afectados parecen ser los varones (11% más propensos a desarrollar una adicción), mientras que el 39% cree que habría que prohibir la modalidad contra un 38% que propone regularla.

En ese contexto, la Comisión de Prevención de Adicciones de la Cámara de Diputados comenzó esta semana  analizar un proyecto de ley para que las páginas web de apuestas deben tener filtros de edad mucho más confiables y efectivos que los actuales para evitar el ingreso de menores, al tiempo que prohíbe las publicidades no dirigidas –en todos sus formatos- “para que dejen de tentar a los adolescentes a meterse en el mundo del juego”.

“Es preocupante que la gran mayoría de las plataformas no cuenten con ningún tipo de licencia para operar en nuestro país, son clandestinas e ilegales. Los riesgos que representa el juego no regulado son graves. Hay casos severos de trastornos de salud, como la adicción, la ansiedad, la depresión y hasta el suicidio. Los adolescentes se endeudan para poder apostar y las familias se empiezan a alertar por estos comportamientos”, explicó Moran. (DIB)

Comentarios
Cargando...