Las elecciones, a la vuelta de la esquina con final abierto y suspenso

*Volver a las Fuentes, por Josefina Bargas y Alexis Grierson

El debate

Aclaramos de entrada: no nos vamos a meter en lo específico de lo que se dijo. Eso ya lo hicieron (y muy bien) los medios locales que asistieron al debate. Mucha cobertura, buena respuesta de los vecinos y mucha tela para cortar. De lo que se vio y lo que no se vio.

Nervios, tensión, estrategias y lo imprevisto entre tanta previsión. El cruce entre candidatos fue mucho más duro de lo que se pensaba en la previa, con foco en el Intendente Galli. “Péguele al Intendente que está de turno” dijo el propio jefe comunal y candidato de Juntos por el Cambio después del evento.

El intendente tuvo una postura más dura, casi como la sostuvo durante toda la campaña. A lo Bullrich y Grindetti, enfatizó en polarizar con Unión por la Patria y criticó prácticamente en todo el debate a la Provincia. Deuda, obras pendientes, entre lo más destacado. Incluso, mencionó varias veces a Insaurralde que “gestionaba desde Marbella”. También recordó a “Chocolate” Rigau en una de sus preguntas, particularmente a Maximiliano Wesner.

Como dijimos, Celeste Arouxet fue derecho a cruzar a Galli, lo hizo en cada uno de los ejes y hasta dijo que encabeza un “gobierno corrupto”.

Mestralet fue el encargado de intentar “exponer” a cada uno de los espacios en sus debilidades mientras que Wesner tuvo una estrategia más particular: habló en todo momento como futuro intendente. “En mi gestión haremos…”; “En mi gestión esto lo vamos a manejar de esta forma..” se escuchó durante sus alocuciones.

Quizás la que más visibilizó este intento de polarizar fue Celeste Arouxet, que tuvo durísimos conceptos sobre la situación económica de la comuna y la que más arriesgó en torno a dichos y acusaciones.

En los debates no hay ganadores y perdedores, pero es un excelente termómetro para ver en qué momento se encuentran los candidatos: como dijimos, Galli estaba “de turno” en las críticas. Por momentos tenso, muy concentrado en no caer en caras o respuestas implícitas -con gestos- se mantuvo en una postura de generar confianza y seriedad. Dudó menos que otros postulantes, e incluso recibió alguna consulta que le “regaló” un buen minuto para soltarse aún más.

Además, tenía un doble desafío: defenderse con lo hecho y proponer de cara a un tercer mandato. “Lograr un equilibrio con tan poco tiempo es complicado, algunas propuestas quedaron afuera como la construcción de refugios seguros para los colectivos” indicaron desde Juntos por el Cambio minutos después de finalizado el debate. Sí es cierto que Galli logró proponer más, en una campaña que lo tuvo con valor de lo construido en estos 8 años y una proyección de continuar en la misma senda en los próximos cuatro en un eventual tercer mandato.

Wesner cumplió con la premisa del ganador: después de ganar las PASO, trató de “no perder” ni quedar expuesto ante consultas o cruces. Siguió el libreto tal como pedía la jugada -incluso un poco por demás, en momentos- pero jugó a conservar, sostener y tener un paso firme y con la misma línea de la campaña: propositiva. Incluso, las preguntas a Arouxet y Mestrelat fueron un puntapié para que puedan criticar al Intendente Galli. “Nos tiró centros” admitió el candidato de la Izquierda después del evento.

Arouxet también hizo lo que pedía la jugada: arriesgó y trató de usar a su favor el viento de cola de La Libertad Avanza. Localizó la campaña intentando polarizar con el Intendente pero sin dejar de lado a Wesner ni Mestralet. De uno dijo que tiene un proyecto “irrealizable” por el contexto económico de la ciudad y el otro que es un proyecto “irrealizable” por ideología política, e incluso que Mestralet  “en todo momento habló de lo nacional” por la pregunta que recibió sobre posturas de Javier Milei con los desaparecidos en dictadura, por ejemplo.

Finalmente, Mestralet cerró una postura sólida y propia del Frente de Izquierda tras algunas dudas al inicio. Cuando pudo hacer pie -no es fácil estar en su lugar ni en el de cualquier candidato- aprovechó para ser incisivo con todos los espacios, de exponer “las posiciones y responsabilidades políticas” de cada uno aunque con especial énfasis en Ezequiel Galli, en el rol en Desarrollo Social y, obviamente, la vivienda y la economía.

Galli expuso “los centros que se tiraban” en las preguntas. Definió que sus preguntas “eran lo que creímos que la gente quería saber” y además consideró que “no las respondieron”.

Tanto Arouxet como Mestralet coincidieron en su balance: “Ninguno de los tres candidatos explicó cómo va a sacar a Olavarría adelante” dijo la candidata de La Libertad Avanza. El del Frente de Izquierda expresó que “costó que en las preguntas haya respuestas honestas, no se respondía o tiraba la pelota afuera”.

¿Wesner? Señaló que el objetivo era “mantener la campaña con propuestas concretas y contarle a los vecinos de Olavarría nuestro proyecto de ciudad”.

Párrafo aparte para los acompañantes de los espacios: Wesner y Mestralet decidieron que sus contrincantes en las PASO participen en el evento: Hernán Parra y Eduardo Rodríguez en Unión por la Patria, Marcelo Ripoll en el Frente de Izquierda. Los tres tuvieron un rol activo e incluso con sugerencias en los pequeños recesos de 3 minutos entre bloques.

Celeste Arouxet, por su parte, tuvo el acompañamiento de Guillermo Lascano (primer candidato a concejal) y también de algunos dirigentes como Marcelo Petehs y toda la juventud del espacio, que tiene un protagonismo importante en Ahora Olavarría.

La Izquierda tuvo, además de Ripoll, a Yessica Almeida (primera candidata a concejal), Antí Cortés y varios dirigentes históricos del Frente que acompañaron en todo momento a Mestralet.

Galli, en tanto, llevó a una importante comitiva que podría denominarse como el centro de su gestión al menos en la actualidad: Hilario Galli, Julio Ferraro, Guillermina Amespil como secretarios (dos son candidatos a concejales), sumados al equipo de prensa y comunicación así como también la Presidenta del Concejo Deliberante, Cecilia Krivochen (también candidata a concejal) y el subsecretario de Obras Públicas, Gonzalo Ortíz.

Una curiosidad: estuvo presente el precandidato de JxC en las PASO, Marcelo Spina, pero no junto a Galli sino como representante de la Facultad de Ingeniería. ¿La particularidad? Saludo formal con el ganador de la interna y abrazos con otros candidatos. A los pocos días encabezó la foto de la unidad con el Intendente. Llamativo.

Wesner, finalmente, mostró además de Rodríguez y Parra a Mercedes Landívar (concejal y candidata a diputada), su equipo de prensa, también el titular de la Región Sanitaria Ramiro Borzi y la referente del CAJ, María José Maidana. No hubo más candidatos en la comitiva: solo Wesner y Landívar, sumados a los ex candidatos de las PASO.

Esta edición del debate (muy bien organizado por la Facultad de Ingeniería, vale la mención, nuestras felicitaciones desde este humildísimo lugar) tuvo una particularidad extra: asistieron representantes de instituciones intermedias, como la Unión Industrial, la Cámara Empresaria, entre los más destacados. La mayoría mostró satisfacción y conformidad no sólo por la invitación, sino también por lo escuchado durante la hora y media que duró el debate.

La pregunta, la respuesta, la denuncia

Último bloque del debate, último tramo del cruce entre candidatos. Wesner usó su turno de pregunta a Galli para recordarle que “en 2019 se desplazó a la directora de Catastro con más de 30 años de carrera”. Le consultó las causas.

Galli respondió que lo hizo “por razones personales” que elegía reservarse y agregó “para eso me eligieron los olavarrienses, para tomar decisiones”. Afirmó que cuando detectó “irregularidades” en las áreas, tomó “la misma decisión” con todos ellos que es “pedirles la renuncia”. Y devolvió el tiro a Wesner: “me llama más la atención tu silencio por el caso de Insaurralde”.

Al cierre del debate una publicación en Facebook resaltaba: la aludida ex directora de Catastro, Estela García, había descargado su enojo y con una dura acusación contra Galli. “Quisiste que pusiera un terreno a tu nombre” sostuvo.

García manifestó que “escuchar a Galli que desplaza a los funcionarios cuando hay irregularidades cuando le preguntan por qué me desplazó me indigna, los chorros piensan que todos son como ellos”.

Tras referirse a su cumplimiento laboral, García insultó al intendente y aseguró que tuvo un único llamado del jefe comunal: “fue para lo único que me llamaste en tres años y medio”. Añadió “pensé que era de soberbio, cómo te iba a pedir un boleto o un documento que avale la compra”.

García dijo que, ante su intención, recibió maltrato de Galli “por teléfono” y con ello argumentó su silencio durante todos estos años: “me llamaste al fijo y sólo mis empleados se enteraron”. Además, hizo saber que sufrió problemas de salud por lo vivido.

Después contó que su despido del cargo le fue comunicado por el secretario de Obras Públicas, Julio Ferraro. “Me dijo (que) no tenía quejas de mi oficina pero vos querías poner alguien de tu confianza, que elija la oficina dónde quería continuar. Luego con el tiempo se cumplió lo que me decían iba a suceder y por la cual hay causas judiciales” indicó Estela García.

Sobre el final de su publicación, la ex funcionaria volvió sobre las palabras de Galli en la Facultad de Ingeniería: “¿por qué no denunciaste si había irregularidades en el 2019?” preguntó y adelantó “esto no va a quedar sólo en este escrito”.

Galli decidió responder con muchísima dureza. En el Ejecutivo la lectura de lo sucedido era que “todo estaba armado” y que había en marcha una cascada de consecuencias potenciales. A eso es a lo que en el fondo quiso responder el intendente. En el comunicado lo definió como “operaciones políticas y mediáticas con fines electorales”. Para nosotros el comunicado fue sorpresivo.

Lo principal era que el Intendente Galli adelantaba su próxima denuncia penal por “calumnias e injurias” contra Estela García. El objetivo de la medida es que la acusada “se retracte de sus dichos” y estableció que “las consecuencias económicas serán donadas a una entidad de bien público”.

Galli consideró “llamativa y alarmante” la “coordinación entre la pregunta del candidato de Unión por la Patria Maximiliano Wesner y la publicación en redes sociales de la ex funcionaria”. Rechazó las afirmaciones de la ex funcionaria: “expliqué que los motivos de la desvinculación de la ex Directora de Catastro Estela García me los reservaba y que eran parte de mis facultades, porque fue por cuestiones operativas dentro del área. Nunca la acusé de cometer irregularidades”.

“Siguen intentando ensuciarme, nunca pedí a la ex Directora de Catastro que ponga un terreno a mi nombre” dijo. La acusó de “mala praxis profesional” con mención a un juicio que perdió la Municipalidad, sin dar más datos.

Galli siguió, ahora sí, con detalles: citó parte de la declaración de García en la UFI Nº 4 en la causa que investiga la presunta venta ilegal de terrenos. Consultada sobre su despido de la Dirección de Catastro indicó “me dijo algún conocido que fue porque el Municipio perdió un juicio culpa mía” citó en el comunicado el intendente. Y luego refirió que la mujer negó conocer operatorias ilegales con terrenos en su declaración: “nunca me enteré de nada, esto me sorprende”.

Galli se finalmente metió en el plano político y apuntó a Unión por la Patria: “hasta hace unos días desde esa agrupación política denunciaban una campaña violenta. Hoy volvemos a repetirles lo mismo: violencia es mentir y ensuciar de la manera que lo intentan hacer”.

Hace tres semanas escuchamos al candidato Wesner decir que iba a la Justicia por “hostigamiento y persecución”. Ahora leímos al intendente y candidato Galli informar que va a la Justicia por “calumnias e injurias”. No recordamos otra campaña local con esos coletazos que se alejan de lo estrictamente político.

Del cansancio al inicio del final de la campaña

El sábado quedó marcado por el principio del final. Aunque haya más actividades, para algunos candidatos, fue eso: el cierre de campaña tuvo dos momentos bien simbólicos para Unión por la Patria y Juntos por el Cambio, que salieron a mostrar militancia y acompañamiento de cara al 22 de octubre.

Maximiliano Wesner organizó una “Maxi mateada” muy similar al formato que impulsó el gobernador Kicillof y que lo tuvo como protagonista excluyente. Fotos, abrazos, cartelería, discurso, en lo realizado se posaron todas las miradas en el candidato a Intendente de Unión por la Patria.

Si bien adelantaron a este newsletter que habrá más actividades en la corta semana (arranca el martes y terminará el jueves a última hora con el inicio de la veda electoral) la mateada sonó al final de una campaña que dejó a todos agotados. “Hace mucho que venimos, caminaremos hasta el viernes a las 7 de la mañana y dejaremos todo, pero es cierto que fue una campaña difícil” añadió un militante a este newsletter.

Presencias políticas, de históricos militantes y muchos que se sumaron en el último tiempo: fue un poco el resumen de lo realizado por el espacio en muchísimos años, nos atrevemos a decir. “Esta es la verdadera unidad, con los vecinos y vecinas” dijo el propio candidato, único orador de la actividad.

Mientras tanto, Ezequiel Galli siguió con los simbolismos: en otra foto de unidad por varias presencias, destacó el último sábado antes de la veda electoral con agradecimientos y una inyección de energía para lo que queda. Muchos de sus militantes, también, mostraron el desgaste propio de una campaña extensa, de muchos meses. Pero se comprometieron, también, a caminar hasta el último día con diversas actividades antes del cierre.

El jefe comunal que va por la reelección también agradeció a los vecinos y se mostró “orgulloso del trabajo que hicimos porque trabajamos a conciencia, hablando cara a cara con cada olavarriense que visitamos y no tengo dudas que vamos a hacer una gran elección”.

En paralelo, y como dato a señalar, se vieron muchas boletas de Javier Milei (y Celeste Arouxet) en puerta a puerta de varios barrios de la ciudad. La propia Arouxet había anticipado que en su local partidario tuvo muchísimas consultas sobre las boletas, que llegaron el pasado jueves. Hubo prácticamente una carrera en el local partidario para doblar las miles de boletas que llegaron, para entregar a militantes y poder iniciar el reparto cuanto antes.

Y esa demanda comenzó a verse en la ciudad: un puerta a puerta intenso en la zona de Pueblo Nuevo, entre los barrios más destacados, en un contrarreloj para acercar la propuesta del libertario y la concejal de Ahora Olavarría.

Tras el debate, incluso, se vio a una Celeste Arouxet con más confianza y se tiene fe de cara al 22: una buena elección de Milei en Olavarría la podría dejar a las puertas de una victoria. Al menos, esa es la sensación general, consultado con propios…y también con ajenos a La Libertad Avanza.

¿Cuánto le sobró?

Hagamos un párrafo porque fueron tantos los comentarios relacionados a este tema que ameritan. A lo desgastante de la campaña se le suma que, para muchos, “le sobró” un montón. ¿Hacemos una evaluación?

Fue una campaña más dura. Desde las acusaciones de todos lados hacia todos lados, hasta denuncias y “juego sucio”. Donde las plataformas en su mayoría habían sido presentadas antes de las PASO, y donde la situación económica ató mucho las propuestas. Tal como vimos en el debate, la crisis en la comuna sumado al momento del país hizo que la prioridad esté en otro lado.

Eso le quitó lugar a las propuestas, y le dio más lugar a las charlas con vecinos, al mano a mano y el diálogo en la calle. Las visitas si bien aparecieron fueron considerablemente menores a otros tiempos políticos incluso fuera de campaña, y mucho más si lo comparamos con 2021.

“Al menos un mes sobró”; “Ya tendríamos que haber votado”; “Fue muy largo”; “Que sea domingo ya y se termine esta incertidumbre” fueron algunas de las frases que se escucharon durante esta semana. Sin distinción de frente electoral.

Es que además del final abierto en las elecciones (tres con chances en Nación, tres con chances en Provincia y tres en Olavarría) también se le suma la incertidumbre por el futuro: los tres proyectos nacionales son muy distintos entre sí y cualquiera sea el resultado habrá un fuerte reacomodamiento, sobre todo de la economía. Para bien o para mal.

Un importante dirigente político olavarriense aseveró a este newsletter -en el marco de este cansancio generalizado de la campaña- que los últimos eventos económicos adversos para el país puede generar que no vaya más gente a votar que en las PASO. Que sea “similar” o un poco más, pero no la cantidad que se esperaba en agosto. La encuesta que respondimos este fin de semana buscaba (entre otras cosas), medir justamente esto: participación y corte para el domingo que viene.

Y además, de agosto a octubre (pasaron dos meses) es directamente otro país.

Las fotos de la unidad

En la etapa final de la campaña Ezequiel Galli logró dos fotos importantes en su campaña: la de la unidad con Dalton Jáuregui y Marcelo Spina por un lado, y la que mostró junto a dirigentes con los que se había distanciado o no se mostró de forma explícita por el otro.

Las escalinatas de la Casa del Bicentenario fueron testigo del primer -y único- encuentro entre los tres candidatos de Juntos por el Cambio en Olavarría. Tras varias gestiones -y contratiempos de agenda- Jáuregui y Spina se tomaron una imagen con el jefe comunal. Los dos derrotados y el victorioso en la PASO de JxC finalmente llevaban el mensaje de unidad que requería el espacio de cara al 22 de octubre.

También se mostraron juntos -aunque esto ya había sucedido en varias actividades- Alejandra Lorden (que estuvo en Olavarría) y Martín Endere, quienes tienen grandes posibilidades de ingresar a la Cámara de Diputados de la Provincia.

La foto, junto a decenas de dirigentes y militantes, mostró la esperada unidad del espacio en Olavarría.

No fue casual, de hecho, que en las mismas horas Patricia Bullrich anunciara que Horacio Rodríguez Larreta sea anunciado como eventual jefe de gabinete en caso de ganar las elecciones: fue un refuerzo para sostener un voto que en la PASO tuvo marcadas diferencias y que, a esta altura, no parecía asegurado al 100%. No es automático, pero veremos cuánto arrastre habrá para con el jefe comunal.

Y hubo más muestras: quienes también estuvieron en la foto de unidad y se mostraron en otras actividades -como la del sábado en La Isla- fueron Mario Cura, de Peronismo Republicano, quien ratificó que acompaña la candidatura de Galli luego de algunos chispazos en el cierre de listas, mientras que también comenzó a mostrarse Franco Cominotto, aunque se resalta su presencia en particular dado que el espacio, Evolución, ya se había mostrado junto a Galli con los concejales Belén Vergel y Sebastián Matrella, además de Francisco González, tercer candidato de la lista que lleva el jefe comunal.

Veremos cómo termina esta historia: no sólo la del jefe comunal y la unidad, sino la de todo Juntos por el Cambio después del 22 de octubre. Ya sea en la victoria o en la derrota.

Cortitas

Día de la Lealtad. El lunes se hará un encuentro en Mariano Moreno, con entrada gratuita, organizado por el “Movimiento Obrero de Olavarría”, la futura CGT.

Exención impositiva para soldados continentales de Olavarría. Se aprobó en el HCD la ordenanza que fue impulsada por los veteranos continentales. Con ello desde el próximo enero se eximirá de la tasa de Servicios Urbanos en el inmueble que se encuentre habitando el beneficiario, independientemente de la cantidad de propiedades que posea. En ese sentido, el bloque Juntos adelantó que se propondrá modificar la ordenanza 1501/92 a fin de equiparar este beneficio con el que incluye a los Veteranos y Ex Combatientes de Malvinas domiciliados en Olavarría.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...