Liga Argentina: El Bata y esa sana costumbre de ganar

Contundente triunfo ante Rivadavia de Mendoza.

Con Joaquín Gamazo encendido, Estudiantes derrotó 81 a 65 a Rivadavia de Mendoza, y consiguió su séptimo triunfo en fila en la Liga Argentina de básquet, este jueves en el Maxigimnasio. El juninense fue el goleador con 23 puntos también hubo un buen partido del otro interno, Gastón Essengue, que aportó otros 20. Ahora todos los cañones apuntan al juego del lunes ante Deportivo Viedma.

Estudiantes se ajustó a lo trabajado durante la semana y resolvió de manera rápida un partido que era difícil jugarlo, porque en la cabeza de todos estaba el juego del lunes ante Deportivo Viedma, rival directo en la carrera hacia el “1”.

En el amanecer del juego, el Bata metió un parcial de 12 a 0 que no fue definitorio, pero sí dio indicios de lo que pasaría en la noche. Aprovechando a un Essengue encendido y con penetraciones de Schoppler, Estudiantes sacó una rápida ventaja que Rivadavia pudo reducir hasta cinco, pero un triple del Pitu sobre la chicarra hizo que el local cierre el primer parcial 26 a 18.

En el segundo cuarto, lo realizado por Estudiantes fue decisivo. En ataque encontró a Gamazo siempre en la pintura y el juninense, que cerró el parcial con 5-7 de tiros de campo, no perdonó al equipo mendocino, más las apariciones consecutivas, desde los 6.75, de Lugli y Brocal, en dos ocasiones, hicieron que el local saque 25 puntos de ventaja a falta de 34” para el descanso largo.

Cuando volvieron el juego ya no fue tan dinámico y Estudiantes perdió fluidez, pero nunca cedió terreno en el control del partido. Essengue volvió a ser el abanderado de las ofensivas albinegras.

En el último parcial, el juego no varió nada, Estudiantes siguió apostando al juego interno y controló todo intento de Rivadavia. El Bata no se confundió, sabía que debía ganarle a Rivadavia primero y luego pensar en Viedma. Ahora con la victoria en la mano, si se enfocará directamente en el partido ante el equipo rionegrino.

Comentarios
Cargando...