María del Carmen Weis: “el mosquito está acá en Olavarría”


En la mañana de este jueves se realizó una conferencia de prensa en el Hospital Municipal “Dr. Héctor M. Cura”, en la que referentes e integrantes del Consejo Administrativo de Salud informaron a la comunidad que, en las últimas horas, los estudios de laboratorio confirmaron el primer caso positivo de dengue autóctono en un paciente de nuestra ciudad. Se detalló que la persona ya se encuentra dada de alta, aunque se pidió enfáticamente a la comunidad que continúe con las medidas de cuidado para evitar la propagación del mosquito transmisor del virus.

“Lo que tenemos para comunicar es que se confirmó el primer caso de dengue autóctono”, expresó en el inicio de la rueda de prensa Fernando Alí, subsecretario de Salud Médica y Director del Hospital Municipal, quien estuvo acompañado por la subsecretaria de Atención Primaria de la Salud Florencia Lestrada, la directora de Epidemiología María del Carmen Weis y Luciano Gentile, también integrante del equipo de trabajo de Epidemiología Municipal, Nicolás Pereyra Díaz y Pablo Nagel, integrantes del equipo de salud vinculados a las tareas preventivas que se despliegan de manera permanente.

“Hasta la fecha no teníamos casos de dengue autóctonos”, añadió Alí, quien informa que en total son 24 los casos sospechosos que se han analizado, de los cuales ocho resultaron positivos, otros ocho fueron negativos y los restantes se encuentran en estudio, en análisis que se llevan a cabo en laboratorios de Azul y Pergamino. El resto de los casos, detalló la jefa de Epidemiología “provienen de personas que han viajado, a países limítrofes, norte, conurbano, o en tránsito”.

Más allá de informar a la comunidad la confirmación del primer caso autóctono, el subsecretario de Salud Médica puso el énfasis en que se sostengan e incrementen los esfuerzos preventivos, por eso en reiteradas ocasiones pidió la colaboración de todas y todos los vecinos del Partido de Olavarría. “Las acciones de la comunidad son las más importantes, las acciones individuales hacen a la sumatoria colectiva. Eso es lo mejor que se puede hacer, la prevención”, subrayó.

Por su parte, la doctora Weis explicó cómo es el protocolo que se aplica desde el área ante la presencia de un caso sospechoso, una tarea que se viene desplegando desde hace ya tiempo en distintos puntos de todo el Partido. “Trabajamos todo el año con los cuidados”, enfatizó y puso el acento en la importancia de la “consulta precoz” ante la presencia de síntomas compatibles.

Sobre el paciente en particular expresó que “está de alta, siempre se trabaja desde la sospecha, por lo que las acciones preventivas ya se hicieron”. “La mayoría de los pacientes están bien, muchos ya fueron dados de alta”, añadió.

Por su parte, Weis informó que “se hace un aislamiento completo, dentro de su casa, para evitar la diseminación. Si bien no se transmite de persona a persona, si lo pica un ejemplar del mosquito vector, puede transmitir la enfermedad. Por eso tenemos que usar todos los dispositivos necesarios para que esa persona no circule en la ciudad, ni en su perímetro”.

Respecto a la sintomatología: “Es importante tener en cuenta las diferentes fases, pasados de tres a cinco días de fiebre pueden aparecer las principales consecuencias de le enfermedad: vómitos, manchas de sangre en la piel, alteración de la conciencia, sensación de perderse, sueño, ante esos síntomas hay que llamar urgente al sistema de salud”, comentó Lestrada.

“Lo primero que hacemos es chequear los focos de riesgo y hacer la descacharrización, ante casos sospechosos, actuamos como si fuera positivo”, agregaron.

Por su parte el Dr. Gentile dijo que “en la situación de bloqueo articulamos con Bromatología, APS, convocamos a promotores de la salud. Trabajamos para mitigar el riesgo, en la cuadra del caso sospechoso, en las nueve cuadras alrededor. Se ingresa a cada domicilio. Importante destacar que la intención no es increpar a nadie, sino que apuntamos a corregir hábitos: en este sentido, vigilamos que no haya larvas ni ejemplares del mosquito Aedes Aegypti, si hay personas con síntomas en la zona y cuadra donde hay casos sospechosos. Los síntomas pueden aparecer entre siete y diez días después”.

Asimismo, Gentile resaltó que es fundamental no acumular tarros o recipientes que puedan juntar agua y en caso de tener, colocarlos boca abajo.

Para ampliar la información sobre pautas de prevención, clic aquí.

Por otro lado, el subsecretario de Salud Médica y director del Hospital Municipal aclaró que si bien es el “primer caso de dengue autóctono veníamos trabajando también para lo que viene cuando el agua comience a bajar”.

Ante la consulta sobre el estado del caso confirmado, Weis aclaró que “el paciente está dado de alta, siempre se trabaja con la sospecha, las acciones ya se hicieron, tardamos en tener la notificación porque hay una serie de pasos para confirmar”. La jefa de Epidemiología agregó que se indaga acerca de dónde estuvo el paciente y la parte clínica, se continúa con las acciones focales, y con el control del paciente. “La mayoría de los casos están bien y fueron dados de alta”, indicó Weis.

Sobre las acciones de prevención comunitaria, Gentile dijo que “siempre se realizan ante una sospecha, pero se inician con anterioridad, veníamos trabajando en distintas zonas encontrando larvas y el mosquito adulto”

Sobre el final de la conferencia Alí hizo hincapié en que “la confirmación y notificación del caso de dengue autóctono es la noticia, pero la mayoría de las personas que padecen son asintomáticos, por eso trabajamos sobre todos los casos sospechosos de la misma manera, las acciones de la comunidad son las más importantes, no es importante tanto dónde sucedió, el mosquito no diferencia lugar”. Alí sostuvo que es importante centrarse en los puntos de mayor densidad urbana para focalizar las acciones comunitarias.

“Si bien el descenso de temperatura puede atenuar la proliferación, hay que trabajar todo el año: las larvas perduran aún en invierno, por eso tenemos que reforzar los cuidados”, señaló Weis.

La subsecretaria de APS Florencia Lestrada indicó que “es importante usar repelente, principalmente de la cintura para abajo, porque el mosquito vuela bajo, si vuela largas distancias, pero no se queda demasiado”.

“Hacemos el seguimiento de la persona, tiene que estar aislada, se trabaja junto con el Hospital, se saca la muestra en la casa, para que no tenga que concurrir. Trabajamos con un laboratorio privado también para las muestras. Siempre se trabaja con la sospecha pero las acciones ya se hicieron. Se busca en las manzanas si hay otro vecino que haya presentado fiebre, otros síntomas. El mosquito está acá en Olavarría, con Bromatología se hacen acciones y vigilancia entomológica”, concluyó Weis.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...