Opinión | Donda no es la única en perjudicar al Estado


Por Carlos Paladino

Donda no es “santa de nuestra devoción, no sentimos simpatía por ella, pero, de ahí a cargarles los pecados del mundo hay un derrotero inmenso que no condice con las prácticas usuales que se hacen desde la política para enjuiciar a otro, sea funcionario o no. En el firmamento político, la capacidad para juzgar la integridad de los demás, está atestado de ambigüedades morales.

Por desgracia, si consideramos a los hombres como los elementos que componen y dirigen  los intereses públicos de nuestro universo, por la insuficiencia virtuosa demostrada, han perdido la estima y credibilidad de sus gobernados. ¿Qué ha hecho la señora Victoria Donda para ser tan criticada?. Mejor dicho; que hizo de malo que no hayan hecho sus colegas. O, mejor aún, que macana se mandó con el erario que no lo hicieron antes sus pares. Cuán grande ha sido el estropicio de Donda que terminamos pagando los ciudadanos y contribuyentes argentinos. 

Donda no ha incurrido en alguna falta que la hipocresía política no nos haya ya  mostrado. Tampoco inventó un modo distinto de chorrear. La señora Donda le cayó al dedillo a la oposición para conseguir nuevos bríos y coraje que calman mucho la impotencia contenida. Donda es un personaje salido de la clase política moderna, vulnerable y con poca respuesta que nos convenza de su error. Donda no tiene un discurso bravucón y molesto que agrede a quien la impugna. En este sentido, ir contra esta funcionaria es “más fácil”  que mandarse contra una fraternidad corrupta que continuamente vemos y que siempre nos acompaña. Convengamos, asimismo, que en este episodio, los medios aportaron decires que sirvieron para envalentonar a los enjuiciadores. 

Los mismos quisquillosos. casi que ni se oyen respecto de algunos acontecimientos recientes que si. dañan las arcas estatales; por ejemplo: la moratoria de la AFIP que otorgó beneficios a grandes evasores como Cristóbal López, Samid y otros contrabandistas; o, la cantidad (desusadas) de cuotas que el ente recaudador le concedió al señor Máximo Kirchner para saldar una deuda irrisoria para el nivel de sus ingresos.

También es fresco el  fallo del magistrado Pérez Nami en favor de la demandante señora Cristina Kirchner, por el cobro de jubilaciones,  retroactivos,  etc. en tanto, y casi al unísono, el congreso aprobaba un nuevo ajuste a los jubilados. Los actores de estas conspiraciones (enemigos del país) contra el Estado Benefactor – abusos que pagamos nosotros –  no son del tamaño del “choreo” de Victoria Donda. Éstos son de mayor envergadura. muy difíciles de encarar, mejor dejarlos pasar. Además, combatiendo la debilidad de Donda, la contra cree expurgar los pecados de igual índole que guardan sus conciencias.


La señora Victoria Donda es dueña de una azarosa vida, circunstancia que no la exime de los perjuicios que pueda cometer. desfavorables al estado argentino. Nació en la ESMA, hija de desaparecidos y no es posible datar su fecha de nacimiento Se recibió de abogada y desde joven trabajó por los derechos humanos, activista política, feminista y de Barrios de Pie. Fue diputada nacional, en el 2007 por el Frente para la Victoria, pero se retiró del bloque kirchnerista, criticando a Kirchner por pertenecer a la “vieja política”.Donda expresaba su malestar.: “Con este gobierno hay algunas cosas que hay que callarse – decía – ,por ejemplo, la situación de las comunidades originarias”   Lo mismo hacía con el gobernador formoseño, Insfran, por violar los derechos humanos de “las comunidades originarias”  En 2008 criticó a Cristina Kirchner por vetar por decreto la Ley de protección de los glaciares. Estas reacciones la distanciaron del oficialismo.

Pese a todo, la nombraron presidenta de la Comisión de Derechos Humanos y así se mantuvo hasta empezar a discrepar nuevamente con la señora Kerchner. Victoria Donda denunció a la Presidenta de la Nación y al Secretario de Comercio Guillermo Moreno, entre otras cosas graves, por “falsificar las estadísticas del INDEC” . La vemos de nuevo cuestionando a la presidenta por el 8N: “Me parece una falta de respeto a la gente que pretende salir a manifestarse…el Gobierno le miente con la inflación…que no me gusta la política agropecuaria….porque lo que hace es fomentar un yuyo”  Remataba la declaración;   “…cuando escuchás a Cristina decir que no se puede salir a manifestarse porque gastás mucha plata afuera, sinceramente hasta da bronca porque es una hipócrita”  Después, en ocasión de la marcha del 18 de abril, contra la reforma Judicial propuesta por la señora Cristina:, dijo “Nosotros venimos porque estamos en contra de la corrupción, de la mentira y del rumbo que está tomando un modelo económico con el que no coincidimos” Hoy como un hecho normal, como si nada hubiese pasado, Victoria Donda es la titular (interventora) del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), ¡Es tan difícil entender a la política! En este escrito nos interesan, solamente, los aconteceres de su trayectoria política profesional. .


Conviene revivir el relato de lo acontecido a la señora Donda. Fue denunciada por una empleada doméstica (mal registrada) que a cambio de su renuncia, le ofreció un cargo en el Inadi o un Plan de 10.000 pesos. Más o menos el asunto fue así. Si la empleada acepta este trato, la funcionaria evitaba pagar la importante suma de dinero que implica una indemnización. El abogado demandante argumentó: “Le iniciamos una demanda penal y otra en el fuero laboral”, por delitos contra el Estado y contra la empleada. Donda ha cometido una verdadera canallada al pretender desligarse de sus privadas responsabilidades económicas, trasladando las mismas al estado argentino. En resumidas cuentas quería que sus compromisos fueran pagados por la ciudadanía.El escándalo tronó inmediatamente. ¿Cómo una funcionaria pública abusa de los fondos estatales?  ¡ Inaudito, insólito, una afrenta de este tipo es inadmisible en la política argentina !
Para ir definiendo. Actitudes como las señaladas, abusos como el de Victoria Donda. son de uso corriente en muchos de aquellos a los cuales la democracia les regaló un poquito de poder. Los congresistas, han abarrotado los escritorios oficiales con nombramientos innecesarios, a cambio de votos. Poseen asesores a “rolete”  Los intendentes repletaron los planteles municipales con amigos en cargos jerárquicos innecesarios, porque hay que retribuirles haber participado en la campaña electoral. Los concejales ponen amigos al frente de las secretarías del HCD; fijan empleos en organismos estatales, etc.. Los titulares de las bancas; es rarísimo que vuelvan a sus casas, algún partidario le va a estirar la mano amiga para asegurarle una asesoría o algo parecido. Este estamento político se agranda en vez de achicarse.

Hay familias enteras trabajando en el estado, bajo la recomendación o la cobertura de un político. Si los recomendados son necesarios y capaces para el empleo: eso es “harina de otro costal”


Todo lo mencionado, tambien significa una pesada carga al erario público que cae sobre nuestra ingenuidad. ¿La señora Donda será culpable del episodio de las vacunas ocurrido en  Olavarría? 


Mientras el tiempo va pasando, nosotros aturdidos en casita, sin producir y pagando cada vez más impuestos para sufragar los perjuicios que la clase política, cada vez más, le ocasiona al Estado.

                  ¡A VER SI LA TERMINAN CON DONDA!  . 

Comentarios
Cargando...