Estudio eseverri desktop movile

Ordenan a un banco dejar de descontar temporalmente un crédito a un azuleño estafado

Se trata de una «medida de no innovar» solicitada por el Fiscal Lucas Moyano y avalada por el Juzgado de Garantías que instruye la causa.


Escribe: Fabián Sotes / Diario El Tiempo

Al menos durante los próximos cuatro meses, un azuleño que tiempo atrás se convirtiera en damnificado de una estafa no seguirá pagando con su jubilación los descuentos que se le han venido haciendo mensualmente, luego de que a través de esa maniobra delictiva los autores de este hecho se quedaron con la totalidad de un préstamo que gestionaron en su nombre.

Eso obedece a una «medida de no innovar» que un juez de Garantías ordenó en este caso, la cual apunta a que se mantenga -en un principio por 120 días- la totalidad de los haberes previsionales que el damnificado por este hecho percibe a través de una cuenta que posee en el Banco de la Nación Argentina, sin que durante ese tiempo le sean descontadas las cuotas de aquel préstamo que él jamás gestionó.

En noviembre del año anterior, esa cuenta bancaria había sido utilizada por los delincuentes cuando, a través de un llamado telefónico, lograron engañar a la hija del hombre que figura como damnificado en esta investigación penal.

En aquella comunicación que la joven recibiera, le hicieron creer que con la tarjeta del cobro de la jubilación de su papá podía convertirse en beneficiaria del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) creado por decreto presidencial el 23 de marzo del año pasado, en el marco de la pandemia de coronavirus todavía vigente.

Un azuleño de 75 años de edad figura como damnificado por lo sucedido, estafa telefónica que en enero pasado había derivado en el inicio de una causa penal por la que ahora se dispuso esta medida de «no innovar», tendiente a que al hombre no le sigan descontando parte de su magra jubilación por aquel préstamo gestionado mediante engaño y de manera ilegal.

«No innovar»

Las actuaciones iniciadas en la Justicia por este caso quedaron radicadas en la UFI 22, la fiscalía que en los tribunales de Azul conduce Lucas Moyano. Ese Fiscal había sido quien solicitó la ya referida «medida de no innovar» para el jubilado, la cual fue ordenada por Federico Barberena -el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías 2- a través de un fallo dado a conocer la semana pasada.

El Fiscal a cargo de la instrucción de este sumario caratulado como estafa pedía «la inmediata y provisoria suspensión de todos los efectos del préstamo solicitado en relación con la caja de ahorro» que está a nombre del jubilado. El monto total de esta estafa había ascendido a 110.000 pesos, tal el valor del préstamo que los delincuentes gestionaron por medio de la cuenta bancaria del azuleño que resultara víctima.

De ese dinero se apoderaron tras engañar a la hija del jubilado, cuando en noviembre del año anterior la llamaron por teléfono y, haciéndose pasar por miembros de una entidad estatal, le hicieron creer que podía convertirse en una de las beneficiarias del IFE. El caso fue denunciado en enero de este año, cuando al jubilado comenzaron a descontarle en su haber dicho préstamo.

En esa presentación ante la Justicia se señalaba que el azuleño resultó víctima de esta estafa por «un ardid ideado por una persona que se habría presentado a través de un llamado telefónico, para luego motivar a la hija del denunciante a crear un Home Banking de su cuenta de usuario del Banco de la Nación Argentina» por medio de la cual el hombre percibe una jubilación mínima cuyo monto es de 16.000 pesos.

Dicha maniobra ilícita se detectó ese mismo mes de enero pasado en que fuera radicada esta denuncia, cuando de la jubilación al hombre comenzaron a descontarle 4.000 pesos -es decir, el 25 por ciento de su haber- en concepto de aquel préstamo por 110.000 pesos que él nunca había pedido y, engaño mediante, los autores de esta maniobra cobraron. En esta investigación penal también consta incorporada la declaración que brindara la hija del azuleño damnificado.

Ella fue quien, según contó, en noviembre de 2020 había recibido un llamado telefónico de una persona que se identificó de manera falsa como «Braian Agustín Araya». El mismo sujeto que le dijo que «desde el Ministerio de Desarrollo Social iban a prestar una ayuda económica a todas aquellas personas que no habían cobrado el IFE, para luego darle indicaciones a fin de concretar la apertura de un Home Banking», aprovechando para eso que el autor de esta estafa sabía que el padre de la joven cobraba su jubilación a través de una cuenta en el Banco Nación.

Según pudo determinarse también, la estafa incluyó que posteriormente los autores de este hecho se hicieran de la totalidad del préstamo gestionado en nombre del jubilado «por un canal electrónico».

Una medida «excepcional»

«Advirtiendo que estamos en presencia de una medida cautelar de carácter excepcional, cuyo objeto tiene por finalidad que no varíe temporalmente el orden de cosas actual, resulta pertinente establecer un término de vigencia de la medida de no innovar dictada, a los fines de evitar que la extensión indeterminada del curso temporal culmine por afectar en grado desproporcionado, resultando razonable imponer la misma por un término de 120 días», escribió el magistrado Barberena en ese fallo dado a conocer hace tres días.

Pasados esos cuatro meses, el titular de Garantías 2 indicó que el Fiscal a cargo de esta causa «deberá establecer fundadamente la necesidad de su prórroga en el caso de que el plazo impuesto no pudiere resultar suficiente en pos del fin de esclarecimiento postulado; haciéndole saber que de no expedirse una vez cumplido el mismo, en consecuencia habrá de ordenarse el cese de la misma».

«Conforme los argumentos vertidos -escribió el magistrado en otro párrafo de lo resuelto-, estimo que corresponde hacer lugar a la petición de prohibición de innovar, a efectos de resguardar la integridad de los haberes previsionales» que percibe el damnificado por esta estafa. El 21 de enero de este año el jubilado constató que comenzaron a descontarle de su cuenta 4.000 pesos, lo que hizo que al día siguiente concurriera a la sucursal local del banco estatal para conocer los motivos por los cuales había sucedido eso.

En aquella ocasión le informaron que constaba que él gestionó un préstamo de manera virtual, por lo que dicho descuento se correspondía con el pago de una de las cuotas. La persona con la que el jubilado se entrevistó en el banco le señaló también que, no bien obtenido aquel crédito, el monto del mismo había sido transferido a otro sujeto. En ese entonces el azuleño estafado dijo en la entidad que él no había gestionado préstamo alguno y que tampoco conocía a esa persona que lo terminó cobrando.

Además, el hombre hizo alusión a lo que en noviembre pasado había sido el inicio de esta estafa, cuando su hija -la encargada de cobrarle siempre la jubilación en el banco- recibió aquel llamado del sujeto que le ofreció cobrar el IFE. Ocasión durante la cual, sin cortar la comunicación telefónica en ningún momento, el estafador le fue indicando a la joven los pasos a seguir para crear un Home Banking a través de la cuenta donde le depositan mensualmente la jubilación a su papá, utilizando para ello su tarjeta de cobro.

Comentarios
Cargando...