Política hidráulica en Olavarría: José Luis Arguiñena refutó los dichos de Hilario Galli

El arquitecto y ex concejal, además, destacó declaraciones del Ingeniero Orfel Fariña, secretario de Obras Públicas del Municipio.


El arquitecto José Luis Arguiñena (ex concejal de Cambiemos) sentó postura sobre la situación hidráulica de Olavarría luego de los temporales que azotaron a la ciudad durante está semana. Arguiñena, además, refutó los dichos del concejal Hilario Galli respecto de la política hidráulica llevada adelante en los últimos ocho años de gobierno de Ezequiel Galli.

Arguiñena expresó su reconocimiento al Ingeniero Orfel Fariña, secretario de Obras Públicas del Municipio. “Todo el mundo sabe que peronista no soy ni lo seré jamás. Ahora tengo que reconocer que al fin alguien dice lo que vengo sosteniendo hace muchos años”, expresó.

Sobre la capacidad de respuesta del sistema hídrico de la ciudad, el Arguiñena sostuvo: “si los caños de la ciudad fueron colocados cuando la ciudad tenía 20.000 habitantes y pocas cuadras de desarrollo, no podemos pretender que los mismos sirvan para una ciudad de 130 mil habitantes y con un desarrollo no planificado” al explicar este concepto ejemplificó: “si construyo una casa de 100 m² donde viven tres personas y tengo un solo caño de desagüe, después no se puede tener una casa de 200 m² donde viven 6 personas y sigo teniendo el mismo caño de desagüe. Es lógico que por lo menos tenga dos caños más”.

Arguiñena, nuevamente al destacar las palabras de Orfel Fariña, mencionó la “naturaleza multicausal” de la situación. Mencionando además, la inusual cantidad de lluvia, el crecimiento urbano y la capacidad limitada de los sistemas de desagüe.

También Arguiñena se remontó a la administración del ex intendente José Eseverri y al recordar el debate sobre la ordenanza de la rivera del arroyo dejó en claro: “la rivera es de sendos lados y el arroyo es todo lo que pasa por la ciudad o partido”, dijo.

Tras eso comenzó a refutar los dichos de Hilario Galli quien, en la semana, resaltó la política hidráulica llevada adelante por el ex intendente, Ezequiel Galli.

En referencia a los dichos de Hilario Galli, José Luis Arguiñena expresó: “quiero decirle a la comunidad que esto es mentira. yo cuando fui concejal durante el periodo 2015-2019, discutí e hice ver que no se estaban haciendo bien las cosas en hidráulica.”

En este sentido, quien fue presidente del Colegio de Arquitectos agregó en referencia al tiempo que compartió espacio con el gallismo: “me canse de decir que el arroyo no era solamente de Estudiantes a la Ruta Nacional 226, que también la parte hidráulica del arroyo es todo lo que pasa por el partido más todos sus canales afluentes (chicos y grandes).”

Arguiñena sostiene haber dicho que “si no se hacía la limpieza periódica de todo este conjunto a la corta tendríamos problemas.”

Volviendo a los ejemplos expresó: “si a un caño lo limpiamos en el centro de su desarrollo y no en la punta o en el final se tapará.

En el mismo planteo lanza una explicación de por qué tuvo un solo mandato de concejal: “por cosas como esta, de no callarme lo que estaba mal es que duré 4 años nada más.”

José Luis Arguiñena en el mismo mensaje planteó estrategias a futuro.

Dijo: “en Olavarría debería hacerse con urgencia, por lo menos una cosa fundamental, un estudio urbano por especialistas de todo el Partido. Toda ciudad cuando ronda los 100 mil habitantes debe tener un estudio de, por ejemplo: como ha crecido y como debe seguir creciendo la ciudad. Esto implica un montón de cosas, entre ellos la infraestructura de la ciudad (caños pluviales, cañerías de cloacas, agua, gas, sistemas de Electricidad, muy dañados estos últimos también en las tormentas pasadas, cableados públicos en general, etc.) y muchas otras cosas que hacen al buen desarrollo de una ciudad que no tienen que ver con este tema que nos atañe ahora.”

Arguiñena agregó: “a mi modesto entender, esto debería ser una cuestión de Estado. No tendría que cambiar según cambie el gobierno de turno. El desarrollo de infraestructura en la ciudad está colapsando desde hace años, en varios lados de la ciudad. Las cañerías y sumideros no dan abasto porque las personas tiramos mugre en la calle y esto va a las bocas de tormenta y estas a su vez están diseñada y calculadas, al igual que los caños para una ciudad de 30 mil habitantes y no de 130 mil habitantes.”

Sin embargo agregó que con el cambio climático esta situación se va a agravar: “Creo que esto va a empeorar con el tiempo, no va a cambiar para bien, sino que va a ir empeorando el tema por el cambio climático. Esto se va a hacer más frecuente, por ende es una decisión a tomar lo antes posible. No a la ligera.”

José Luis Arguiñena aseveró además “creo firmemente en defender y decir cuando las cosas se hacen bien y también cuando se hacen mal. A mí no me importa en esto el color político. Entiendo y soy consciente que todo lo que es infraestructura tiene un costo elevadísimo. Ahora, si se hace teniendo en cuenta el pasar de los gobiernos (continuidad) ese costo no se haría tan pesado y no es cuestión de regalar a los ciudadanos porque antes no se regalaba, se pagaba entre todos para poder volver a hacer otra obra y más con los costos y la realidad argentina de los últimos 20 años por lo menos.”

“La ciudad no es de una fuerza política o de otra. Podrá gobernar un tiempo más largo o más corto alguien, pero la ciudad es para todos y de todos y las cosas hay que hacerlas para ahora pero también para que duren”, dijo sobre el final.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...