Prisión preventiva para los dos procesados por el brutal crimen de la docente jubilada

Los presuntos coautores de lo que a escala penal es un “homicidio criminis causa” permanecen por el momento en la Estación de Policía Comunal con sede en Tapalqué. El Juez de Garantías que entiende en la causa convirtió ayer en respectivas prisiones preventivas a sus detenciones, al considerarlos los autores materiales de la muerte de Celia Wagner. La mujer, que tenía 81 años de edad, había sido asesinada en su casa de esta ciudad durante un robo. El hecho se produjo el pasado 18 de enero.

Los jóvenes acusados del brutal crimen de una docente jubilada, un hecho que -según lo investigado- fue cometido para ocultar el robo que la víctima sufrió en su casa instantes antes a que fuera asesinada de un golpe en la cabeza, fueron procesados con prisión preventiva.

Voceros judiciales informaron a EL TIEMPO que las medidas cautelares para los encausados fueron dispuestas ayer en primera instancia por Juan José Suárez, el titular del Juzgado de Garantías número 3 con asiento en el Palacio de Justicia local.


Dando lugar a un pedido formulado desde la Fiscalia donde se está instruyendo este sumario penal -la UFI 1 que está a cargo de Marcelo Fernández- ambos imputados son considerados hasta el momento coautores de un homicidio criminis causa, ilícito por el que podrían ser condenados a prisión perpetua.

Los dos imputados que tiene esta investigación penal permanecían hasta ayer en la Estación de Policía Comunal que está en Tapalqué. Mientras que López estaba preso en esa seccional policial desde semanas atrás, Magariño había sido trasladado a esa dependencia en horas del mediodía del martes pasado desde la comisaría primera con sede en Azul.

Teniendo en cuenta que ambos han sido procesados ahora con prisión preventiva, es muy probable que, una vez que se consigan los cupos correspondientes, a los dos los trasladen a una unidad penal con asiento en la zona.


Identificados como Gabriel Ignacio Magariño y Facundo Emiliano López -el primero de ellos oriundo de Azul y de 19 años de edad y el otro nacido en Ensenada y actualmente de 22 años- ambos habían sido aprehendidos al día siguiente de descubierto este luctuoso suceso, luego de que la víctima fuera hallada sin vida en una casa donde vivía sola, ubicada en la calle Burgos entre Neuquén y Chubut de esta ciudad.

El domingo 19 de enero pasado Celia Edelma Wagner, que tenía 81 años, fue hallada muerta en el garaje de ese inmueble donde se domiciliaba.

En un principio se creyó que había sufrido una caída que le había provocado un fuerte golpe en la cabeza que se tradujo en su deceso. Pero autopsia mediante, se pudo determinar que ese traumatismo que presentaba en el cráneo le fue provocado de manera intencional con un trozo de hierro, el considerado elemento homicida utilizado por los sujetos que ingresaron a su casa para llevar a cabo el robo de dinero, joyas y otros elementos de valor.

Filmados

Una de las pruebas consideradas fundamentales en el marco de esta investigación penal -que en un principio llevó adelante la fiscal Laura Margaretic, mientras estaba de turno durante la segunda quincena de enero por la feria judicial de verano- fue el registro fílmico de una cámara de seguridad instalada en un domicilio cercano al de la víctima.

A través esa grabación podía observarse a los ahora procesados con prisión preventiva saliendo de la casa de la docente jubilada instantes después a sucedido el hecho, que se produjo en horas del mediodía del pasado sábado 18 de enero.

Uno de los imputados que tiene este homicidio criminis causa, Magariño, conocía a la mujer, para quien con anterioridad había trabajado realizándole diferentes tareas, entre las cuales figuraban cortarle el pasto y llevarla a hacer trámites en un auto.

Por ese motivo se sospecha que la víctima no ofreció resistencia cuando ambos jóvenes ingresaron a su domicilio aquel día donde, además de robarle, la terminaron matando de una manera brutal.

En esa filmación recogida en el marco de la investigación de este caso se observa también que ambos imputados, cuyas detenciones fueron convertidas ayer en respectivas prisiones preventivas, llegaron hasta la vivienda de la docente jubilada en un automóvil de color blanco: un Renault 9 que conducía Magariño.

Dicho vehículo fue incautado una vez que ese joven resultó aprehendido, durante los allanamientos que se hicieron después de que el asesinato se descubriera.

Esos procedimientos sirvieron también para recuperar diferentes elementos sustraídos a la víctima de este violento homicidio ocurrido hace ya un mes.

De la mano de las diferentes pruebas y testimonios incluidos en este sumario penal que continúa sustanciando el fiscal Marcelo Fernández desde la UFI 1, en la resolución donde convirtió en prisiones preventivas a las detenciones de los acusados el juez de Garantías Juan José Suárez concluyó que, aquel ya referido 18 de enero pasado, “Celia Wagner ha sido víctima de una muerte violenta en el seno de su propio hogar”, un hecho “acontecido aproximadamente 24 horas antes de que fuera hallada sin vida por vecinos del lugar”. También, el magistrado sostuvo en lo dispuesto ayer que “los elementos obrantes que fueron analizados en el presente considerando permiten acreditar, con el grado requerido por la medida traída a estudio, la autoría de los imputados López y Magariño respecto de la materialidad ilícita enrostrada”.

Comentarios
Cargando...