Ex alumna de la Escuela Normal a la Inspectora Wagner: “No tenemos ESI porque usted misma no lo permite”

Una ex alumna emitió duros conceptos luego de la presentación de distintivos. La nota fue enviada a En Línea Noticias por la ex alumna Carolina Errobidart Pintos.


En la noche de este domingo Carolina Errobidart Pintos, ex alumna de la Escuela Normal, se refirió mediante una carta a la suspensión de la presentación de distintivos que se registró el pasado viernes en la Escuela Normal.

En una extensa carta que envío a En Línea Noticias, Carolina Errobidart Pintos señala que lo que sucedió el viernes en la Escuela Normal “no es la primera vez que sucede” y menciona “problemas” con la Inspectora Mónica Wagner quien tomó la decisión de suspender la presentación.

Carolina Errobidart Pintos dice: “el año pasado tuvimos una reunión luego de nuestra presentación de distintivos, de la que participamos, tres alumnos de cada sexto, la directora, la vicedirectora y la señora inspectora, nos habían dicho que era una reunión para charlar todos y resulto que solamente pudo hablar Mónica, entre todas las cosas que nos dijo lo que más me quedo grabado fue que nos trató a las mujeres como un objeto sexual, dejando ver claramente su pensamiento machista y que lo que habíamos hecho en nuestra presentación era provocar y denigrar a la mujer, cuando claramente nunca  lo hicimos ni fue nuestra intención, porque gracias a dios somos una juventud de mente muy abierta y tenemos muy en claro nuestros objetivos y lo que queremos transmitir, sumado a esto, cuando vio nuestros distintivos nos dijo que hacíamos con eso puesto, que eso nos quedaba incomodo (eran shorts y polleras), distintivo que fue hecho bajo sus normas y avalado por ella previamente, ya que se le envía un modelo antes de ser confeccionado.” 

Siempre en referencia a la Inspectora Wagner, la ex alumna dice “la metodología de esta señora es de constante amenaza y presión, siempre sugiriendo que si no acatamos sus órdenes íbamos a sufrir la consecuencia de la suspensión de la feria del plato, de la presentación de distintivos y hasta del viaje que se realiza a fin de año, el cual es pagado por cada alumno con el fruto de la venta de naranjas.

“Hace mal uso de su cargo, ya que el viernes autorizó a que dos directivos del colegio agredieran a una alumna de sexto cuarta”, denuncia.

Luego cuenta “antes del acto de la presentación de distintivos, hay una reunión previa con los directivos y los alumnos,  a la que ella no concurre, esta reunión es con el objetivo de decir que cosas se pueden hacer y cuáles no, obligando a los alumnos a firmar el acuerdo aun sin estos estar de acuerdo, básicamente prohibiciones impuestas por esta señora,  las cuales son sin justificación.

Luego la ex alumna se remite a lo sucedido el viernes y dice “me entristece porque yo sé cuánto trabajaron esos alumnos, el esfuerzo que fue y la cantidad de años que esperan presentar el distintivo, para que esta señora sin justificación se las suspenda, ya que ella dijo que la suspendió por el uso de vocabulario inapropiado y discriminación”

En otro párrafo Carolina Errobidart Pintos reconoce “es verdad que el vocabulario utilizado no fue el más adecuado, pero si vamos a ese punto se tendrían que haber cancelado todas las presentaciones, porque todos los cursos manejaron el mismo nivel de palabras inapropiadas, nunca hubo discriminación porque vuelvo a repetir, somos una juventud de mente abierta y nada más lejos que utilizar la discriminación como método de diversión.”

En otro párrafo agrega sobre la Inspectora “me molesta que esta señora haya decidido darle primero una explicación a los medios, cuando había más de diez padres esperando para hablar con ella y treinta alumnos llorando. Nunca hablo con los familiares y mucho menos con los jóvenes, si no que se retiró de la institución sin mediar palabras.” 

“Yo sé que los jóvenes somos muy desafiantes más de una vez, pero se también, que esta mujer no sabe cómo tratarnos ni cómo comunicarse con nosotros sin utilizar prohibiciones y malos tratos, en seis años que fui a la escuela solamente dos veces tuve la oportunidad de poder hablar con ella, en las cuales nunca me dejo decir lo que quería o lo que pensaba, es más el viernes la escuche decir “esto que paso, fue por falta de ESI” y señora inspectora le digo yo como ex alumna que soy, que no tenemos ESI porque usted misma no lo permite”, denuncia.

En el último párrafo reflexiona: “se juzgó a los chicos y nadie se puso en su lugar y el dolor que les genero lo que paso el 20 de septiembre, nosotros los jóvenes entendemos cuando un adulto se sienta a conversar con nosotros, nos resulta agradable y muchas veces necesario, comprendemos y nos gusta ser escuchados y comprendidos, precisamente esto no fue lo que sucedió el viernes.”

Comentarios
Cargando...