Kicillof obtuvo el aval para tomar deuda y habrá fondos para municipios

Postergó el pago de fondos que deben los municipios y otorgará a las comunas $ 3.000 millones para sueldos, además de reactivar obras.


Tras varios días de idas y vueltas y cruces de fuertes declaraciones, el oficialismo y la oposición llegaron a un acuerdo y la Legislatura bonaerense aprobó la Ley de Financiamiento y autorizó así un endeudamiento por $ 28.000 millones y 500 millones de dólares para el gobernador Axel Kicillof. A cambio, el Ejecutivo cedió fondos de ayuda para el pago de sueldos en municipios y alivió el plan de devolución de las deudas de las comunas con la Provincia.

Con estas condiciones, Diputados aprobó el proyecto en la tarde del jueves, y el el Senado lo convirtió en ley pasada la medianoche. La iniciativa contempla la autorización de toma de deuda por un monto de hasta 500 millones de dólares y $ 28.000 millones ($ 20 mil millones para emitir bonos para proveedores y $ 8 mil millones en Letras del Tesoro provincial).

El presidente de la cámara de Diputados, Federico Otermín, señaló tras la aprobación del proyecto: “Es muy importante que hayamos podido lograr un consenso en torno a la Ley de Financiamiento, que es clave para afrontar problemas estructurales para la Provincia en términos económicos y sociales. El propósito es contar con recursos para invertir en obras que no solo buscan mejorar la calidad de vida de los y las bonaerenses, sino generar empleo, reactivar el consumo interno y poner en marcha la economía”.

En tanto, sobre los beneficios para las comunas, el vicepresidente del bloque de diputados de Juntos por el Cambio, Alex Campbell, sostuvo que “hoy más que nunca tenemos que estar acompañando a los intendentes que son el primer contacto con los vecinos, por eso solicitamos que se cancelen todas las deudas con los municipios y se agreguen fondos extra para ayudar a los 135 intendentes en este momento crítico”.

Finalmente, la diputada Marisol Merquel (Frente de Todos), añadió que “el endeudamiento sancionado cuenta con dos objetivos claros: apaciguar las consecuencias que la pandemia ocasiona en la recaudación provincial y, fundamentalmente, poner en marcha un proceso de reconstrucción de una provincia que sufrió las consecuencias de la notable retirada del Estado durante los últimos cuatro años”.

Tras la sesión de la Cámara alta, la vicegobernadora Verónica Magario aseguró que “ahora se podrá invertir en avanzar con proyectos de seguridad vial en todos sus aspectos, llevar adelante programas de desarrollo educativo y de salud, e implementar mejoras habitacionales”.

“También se podrán generar mayores posibilidades de acceso a la vivienda y se podrá concretar la ampliación de redes de agua potable, de cloacas y -profundizar el saneamiento”, apuntó.

Beneficios para municipios

La aprobación del nuevo endeudamiento se forjó en la tarde del jueves durante una reunión entre el ministro de Hacienda y Finanzas bonaerense, Pablo López, con los intendentes de La Plata, Julio Garro; Tres de Febrero, Diego Valenzuela; y Trenque Lauquen, Miguel Fernández (todos de Juntos por el Cambio) y legisladores del oficialismo y la oposición.

La semana pasada el oficialismo había intentado aprobar la deuda, pero desde Juntos por el Cambio trabaron el trámite, exigiendo mejores condiciones para las comunas. Así, la iniciativa final contempla una asistencia de $ 3.000 millones para todas las comunas, que se repartirá en dos cuotas de $ 1.500 millones en agosto y septiembre y serán destinadas al pago de sueldos y gastos corrientes, sin compromiso de devolución.

En tanto, también se acordó postergar hasta enero de 2021 la devolución de los $ 4.500 millones prestados por la Provincia a “tasa 0”, y se extendió el plan de pagos hasta 18 cuotas. Este era uno de los principales pedidos de los intendentes tanto de la oposición como el oficialismo, ya que el préstamo debía comenzar a devolverse en septiembre, y las comunas siguen con los mismos problemas financieros que cuando accedieron al crédito.

Finalmente, la Provincia también se comprometió a saldar este año la deuda que mantiene con las comunas por fondos coparticipables no girados en los últimos años. Y se acordó comenzar a ejecutar el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM), un mecanismo contemplado a principios de año, en el primer pedido de endeudamiento aprobado por la Legislatura a Kicillof, pero que aún no se puso en marcha.

Otros puntos de la ley

Ayer, el diputado del Frente de Todos Juan Pablo de Jesús explicó en el recinto que el acuerdo con la oposición se contempló que esos 500 millones serán divididos en tres créditos con destinos específicos.

Un total de 200 millones serán destinados a financiar proyectos de seguridad vial, como obras de ampliación, ensanche y/o duplicación de calzada, de rehabilitación y puesta en valor de la infraestructura existente.

Otros 100 millones estarán destinados a mejorar los programas educativos y de salud y los 200 millones restantes a mejoras habitacionales y de acceso a la vivienda y a la ampliación de las redes de agua potable, cloacas y saneamiento.

También, se acordó conformar dos mesas de trabajo que se realizarán la semana próxima, una de las cuales será por el Fondo de Infraestructura Municipal (FIM) 2020, donde el compromiso es comenzar a otorgar el financiamiento del anticipo del 30 % de las obras solicitadas por los municipios formalmente en condiciones.

El proyecto contempla también la emisión de un bono para proveedores por un total de 20 mil millones de pesos, que permita la cancelación de la abultada deuda que heredó la actual gestión con los proveedores de la Provincia.

En el recinto, el presidente del bloque del Frente de Todos en el Senado, Gervasio Bozzano, recordó que la deuda de la Provincia incrementó su proporción en dólares de un 43% (en 2015) a un 70,7% (en 2019) durante el gobierno de Maria Eugenia Vidal.

Su par de bancada, Adrián Santarelli, destacó “la gran suma de dinero que el gobernador le ha girado a los municipios sin discrecionalidad, sin arbitrariedad, sin distinciones partidarias”.

En tanto, el titular de bancada de Juntos por el Cambio, Roberto Costa, destacó que “siempre” su bloque tuvo “predisposición para tratar esta iniciativa”, remarcó que solamente se plantearon “dudas sobre el destino de los fondos” y celebró que esas inquietudes “hayan sido tenidas en cuenta” por el oficialismo. (DIB) JG/MCH

Comentarios
Cargando...