Monos Sabios

Guyi Mieri: “La música siempre fue primordial en mi vida”

Entrevista / Carlos Verucchi / En Línea Noticias (Twitter: @carlos_verucchi)

A punto de cumplir veinte años desde su creación, la mutual Sikuris afronta nuevos proyectos y desafíos. Aunque transitoriamente demorados por la pandemia, estos proyectos mantienen bien en alto la ambición y el espíritu innovador que el colectivo cultural mostró desde sus inicios y que le permitieron posicionarse como una de las propuestas más originales de los últimos tiempos en Olavarría.

Guyi Mieri, uno de los mentores del proyecto, comienza a contarnos sobre su relación con los Sikuris con una afirmación que puede parecer una obviedad: “para mí la música siempre fue lo primordial en mi vida”. El fervor que subyace a cada uno de los audios de WhatApp con los que responde a mis preguntas (el encuentro cara a cara y café de por medio quedará para otra oportunidad) no hace más que confirmarlo.

A los nueve años comenzó a tomar clases de música con Carlos Rossi y más tarde con Aníbal Zaffora, recuerda, ya con una cierta inclinación ―que con el tiempo iría profundizando―, hacia el folclore o, tal como él mismo define, hacia la música andina u originaria de latinoamérica. Más tarde pasó por el Conservatorio Municipal de Música y finalmente comenzó a estudiar por su cuenta, etapa que aún no finaliza y que lo acompañará por siempre.

“La situación actual de los Sikuris está algo dificultada por la pandemia ―se lamenta―, obviamente al igual que como les sucede a todas las entidades que se dedican a desarrollar actividades culturales. De todos modos, la mutual está organizando distintas actividades con el fin de poder solventar los gastos

fijos que tiene el mantenimiento de la sede, por ejemplo, y en tal sentido apela a la colaboración de toda la comunidad”. En relación a las actividades habituales que desarrolla la mutual (talleres de plástica y cerámica, de huerta, charango, las bandas de Sikuris niños y adultos), Mieri aclara que “… si bien actualmente se hallan suspendidas, esperamos retomarlas en cuanto la cuarentena lo permita”. Incluso quedó pendiente un proyecto para el futuro inmediato que consiste en “modificar la sede con el fin de construir un escenario que permita ofrecer espectáculos a grupos reducidos de espectadores”.

Consultado por sus intereses personales en relación a la música, Guyi Mieri explica: “me interesa toda la música de Latinoamérica, en especial la música andina. Cuando nos referimos a región andina, en Argentina, generalmente lo hacemos en relación a la provincia de Jujuy, sin embargo, la región andina es mucho más amplia, ocupa desde el sur de Chile hasta Centroamérica prácticamente. Me interesan mucho los ritmos más tradicionales de toda esa zona. Desde hace unos años pueden escucharse nuevas expresiones musicales que resultan de la fusión de ritmos andinos, si bien esa alternativa ha dado lugar a muy buenas expresiones, en mi caso particular me inclino más, o me conmueven más los ritmos puramente autóctonos u originarios de cada región”.

De todos modos, cierto influjo europeo terminó de conformar a las expresiones musicales que llegaron hasta el presente: “la música que hoy en día consideramos andina es la mezcla de la música que heredamos del Imperio Inca con la influencia de los españoles. Estos últimos trajeron los instrumentos de cuerdas, que terminaron complementando a los instrumentos de viento utilizados por las culturas originarias”.

En relación al proyecto Sikuris “siempre hemos tratado de acompañar algún proceso que beneficie el bienestar de los niños. El trabajo nuestro es siempre volver a empezar”, declara. Volver a empezar de modo tal de ir incorporando a nuevas generaciones de jóvenes. Convencidos de la necesidad de mostrar vertientes musicales que vayan más allá de las que suenan en la radio y televisión constantemente, ya que “si a una persona no le ofrecés otras cosas, no tiene posibilidad de elegir”.

Consultado por la movida cultural de la ciudad, Guyi Mieri asegura que “mucha gente no se da cuenta de la importancia que tiene Olavarría en la provincia y en el país, y no se da cuenta de la calidad de artistas que hay, y en este sentido no hablo solamente desde lo musical sino en relación a todas las manifestaciones culturales en general”.

Y de este destino de marcada influencia cultural que tiene Olavarría sobre la región, tal vez una prueba contundente sean las expresiones espontáneas que están surgiendo en estos tiempos de cuarentena. Las redes sociales han divulgado gran cantidad de iniciativas que, con las restricciones que impone el aislamiento, demuestran la necesidad de expresar sensaciones a través de la música. Claro que para eso, y tal como señala Guyi, es necesario contar con recursos económicos de los que no todos disponen: “hay otra cuestión importante y es que esto solo se puede hacer si se cuenta con los medios

necesarios, con equipos de computación generalmente costosos, con programas para editar y grabar a los que no siempre se tiene acceso”.

Por eso “en cuarentena tratamos de mostrarnos al igual que lo hacen la mayoría de los músicos que tienen algún medio como para expresarse por las redes”. Y en tal sentido es importante señalar que “los músicos tenemos alguna ventaja sobre el resto de los artistas ya que no es lo mismo ir a ver una obra al teatro que verla a través de un video, ni tampoco ir a una sala de exposiciones es lo mismo que ver una foto en el diario de la obra que se expone. La ventaja de la música es que la gente está acostumbrada, desde que existe la televisión, a escuchar música a través de una pantalla”.

De todos modos, “el aislamiento que impone la cuarentena me han permitido iniciar algunos proyectos individuales que tenía postergados”, confiesa. Lo que su pudor no le permite mencionar es que para llegar hasta aquí fue necesario mucho estudio, con pasión pero también con método y constancia, sostenido durante largo tiempo, desde aquellos nueve años en los que apenas lograba resistir el peso de una guitarra.

Comentarios
Cargando...