Azul: Inician una investigación por presunta mala praxis en el Hospital Pintos

La denuncia por el caso la había hecho en Tribunales la hermana de una joven que está internada en el Hospital Pintos. En ese contexto, el Fiscal que ahora interviene en la causa que se está tramitando se hizo presente en el centro asistencial municipal de la vecina ciudad para recoger la historia clínica y documentación de la paciente.

Una nota del Diario El Tiempo de Azul / Foto: Nacho Correa

Una denuncia en se judicial por una presunta “mala praxis” a una paciente que está internada en el hospital municipal de Azul derivó en que un fiscal concurriera a ese centro asistencial. Contando con una “orden de presentación” dispuesta desde uno de los juzgados de Garantías con sede en los Tribunales de Azul, el funcionario judicial recogió en el Pintos la historia clínica y demás documentación de la joven que todavía sigue internada en el hospital situado en la calle Amado Diab de este medio

Según había dispuesto Federico Barberena -el magistrado a cargo del Juzgado de Garantías número 2- todos esos documentos debían ser fotocopiados y, posteriormente, remitidos desde la instrucción al hospital.

La presentación en los Tribunales de Azul por este supuesto “cuadro de mala praxis médica” había sido formulada por la hermana de la joven que se encuentra internada. Y tras esa denuncia, el viernes que pasó fue el fiscal José Ignacio Calonje -actualmente a cargo de la Unidad Funcional de Investigaciones Especiales- quien se hizo presente en el centro asistencial para recoger la documentación mencionada.

Según la versión sostenida por su hermana, la joven había sufrido una presunta mala praxis luego de que meses atrás ingresó al Pintos para ser operada por “un cuadro vesicular” que supuestamente no implicaba “mayores complicaciones”.

Voceros judiciales consultados por Diario El Tiempo explicaron que hasta ahora, luego de esa orden llevada a cabo el pasado viernes, no hay ningún imputado en la investigación penal que se inició.

Esta situación, que ahora es materia de una investigación a través de esa causa penal que se inició, se remontan al pasado 10 de marzo. Siempre de acuerdo con lo expresado en la denuncia, aquel día la joven -de 28 años de edadingresó al Pintos presentando “un cuadro vesicular” que supuestamente no implicaba “mayores complicaciones” para ella.

La paciente fue operada un día después y el pasado 30 de marzo le dieron el alta desde el hospital municipal. Pero ese mismo día, al sufrir “dolores de estómago y pulmones”, tuvo que ser internada nuevamente, después de que una ambulancia fue a buscarla a su domicilio para trasladarla al centro asistencial donde todavía se encuentra.

Tomando en cuenta lo que la denunciante relata en esa presentación que hiciera ante la Justicia, el 31 de marzo su hermana sufrió “un paro cardiorrespiratorio” y tuvo que ser derivada al sector de Terapia Intensiva.

En horas de la mañana de ese mismo día, a la joven la ingresaron a quirófano para que fuera operada otra vez. Esa intervención obedeció -se indica también en la denuncia- a que en la operación de vesícula, a la que días antes fue sometida, “el cirujano le había perforado los intestinos”.

Luego de que le practicaron “una colostomía”, tres días más tarde la paciente tuvo que volver a ser operada. En aquella ocasión, por “un derrame pulmonar”. La joven permaneció internada varios días más en Terapia Intensiva, desde donde después fue derivada a una sala común del Pintos. En ese lapso de tiempo -se menciona también en la denuncia- presentó “cuadros de fiebre muy altos”, le realizaron “pulsiones” en los pulmones y su estado de salud fue “desmejorando”

En la denuncia presentada por la hermana de la paciente había sido solicitada una pericia médica legista, “en carácter de muy urgente”. Y se pidió que la joven sea trasladada a otro centro asistencial.

Comentarios
Cargando...