Construya una pileta a muy bajo costo

Una actividad muy buena para realizar en familia o con amigos reciclando cubiertas y plásticos de silo bolsas.

Por: Arq. Jorge Hugo Figueroa.

Tiempo de lectura estimado:  2:10 minutos    

  ¿Qué pasa cuando llega el calor y te enteras que la lona de la pelopincho sale una fortuna y que tus hijos están aburridos? Una buena opción puede ser que aprovechar para mostrarles que el reciclaje es mucho más que juntar papelitos en el colegio o hacer una maceta con un envase de yogur. Para una pileta de unos 2,70 metros de diámetro vas a necesitar aproximadamente 4 capas de 16 cubiertas de auto y/o camioneta (64 cubiertas, más o menos). Luego necesitas una buena superficie de silo bolsa usado (o en su defecto el nylon más grande que puedas conseguir). También tenés que buscar cables, sogas, cuerdas, cordones y todo lo que te sirva para atar las cubiertas entre sí en la misma capa y entre capas.

  Para hacer el círculo, se clava un palo en el piso, donde vas a instalar la pileta, le atas una soga y poniendo un palito en el otro extremo de la dicha soga trazarás un círculo (como si se tratara de un compás).

  Luego debes barrer con cuidado el interior de dicho circulo (es para que no queden piedritas que puedan lastimar los pies de los niños y niñas (o el trasero de sus padres y madres :)).

  Después se colocan las primeras 16 cubiertas juntas unas con otras procurando respetar el círculo trazado en el suelo. Ahora tomaremos sogas, cuerdas o lo que tengamos y empezaremos a atar cubierta con cubierta. Si es posible, trataremos de usar una misma soga (por ejemplo) para atar varias cubiertas (siempre vinculando lo más fuerte que podamos unas con otras).

  Cuando terminamos con la primer capa le colocamos la siguiente cuidando que las cubiertas queden «trabadas» como hacemos con una pared de ladrillos. Ahora empezamos a atar cubierta con cubierta de ésta segunda capa y además atándola con la capa inferior.

  Las dos capas que puse a continuación fueron hechas del mismo modo que las dos primeras (atando cubierta con cubierta y entre capas).

  Estructuralmente lo que estamos haciendo es un «anillo de tracción». Toda ésta gran muralla de cubiertas será lo suficientemente resistente para absorber el esfuerzo de los 3.800 litros de agua descargan el peso hacia el suelo pero también hacia los lados. Como la estructura tiene un cierto movimiento de amortiguación natural por los materiales que usamos también se va a comportar muy bien con las cargas móviles que se sumarán en el uso (las cargas móviles son los saltos tipo «bombita», piruetas y patinadas que nos podamos pegar los que ya estamos un poco entrados en años).

  Ahora viene el tema del elemento que debe retener el agua (el silo bolsa, el nylon negro que se coloca debajo de las plateas, etcétera). Como verán en el que hicimos con mis hijos hay dos partes en donde llega con lo justo, pero eso es debido a que da la p casualidad que en el nylon hay unas zonas agujereadas y lo tuve que acomodar lo mejor que pude. Como sea, los bordes tienen que salir del gran anillo de compresión y caer un poco hacia afuera para que lo podamos sujetar para que no se mueva cuando echemos el agua (en mi caso usamos una manguera de tela que se pegó por dentro con los años). Ese elemento también se va a comportar como un anillo de tracción (o sea que se va a tratar de estirar).

  Antes que nada, es preciso que alguien entre y acomode el nylon en el interior para que nos podamos anticipar a cualquier cosa que se pueda desacomodar durante el llenado o el uso.

  En nuestro caso ya le tenemos que agregar el cloro y/o un clarificante o alguicida. Digamos, lo mismo que le pondríamos a cualquier otra pileta.

  Si se preguntan por qué la hicimos debajo de un par de árboles, es porque no me gusta mucho el Sol directo (en el momento que tomé las fotos no se ve pero durante el día lo rayos de Febo llegan perfectamente.

  ¿Como la vaciamos? Bueno, es muy sencillo, simplemente usamos el sistema de generar un vacío con una manguera o cañería de plástico para que comience a fluir el agua hacia un nivel por debajo del nivel del suelo de la pileta. Si usamos una manguera los suficientemente larga podremos aprovechar dicha agua para riego.

  Claramente el modelo se puede emprolijar colocando maderas con un entramado que absorba los movimientos de la estructura y con cuanta variable se les ocurra. El objetivo de éste trabajo fue el de enseñarles a los niños a hacer algo perfectamente funcional y poder disfrutarlo (conjugando todos los saberes que en los años anteriores han ido recabando en la escuela).

  En mi niñez, prefería los juguetes y herramientas hechas por mí porque saliendo bien o fallando siempre tenía la posibilidad de repararlos, si se me perdían o si se rompían, podía hacer cientos más (y no recibir ninguna reprimenda por ello).

  Una vez vacía, se le quita el plástico y se procede a lavarlo.

  ¿Que aprendemos y practicamos? Matemáticas, física, reciclaje, creatividad aplicada y logística (de alguna manera tenemos que traer las cubiertas y el nylon ¿verdad?).

  Hace varios años, mi hija me preguntó si podíamos hacer una pileta con una cubierta de tractor que había en el jardín. La idea me encantó y rápidamente usamos la lona de una pileta nueva para hacer el modelo en el que ella había pensado. Una vez que la llenamos de agua estuvo tan contenta que hasta tomamos algunas fotos. Cuando las publicamos en una red social, sólo para que la vieran nuestros contactos (familiares y amigos) las reacciones fueron en su mayoría de saludarla por la idea, pero también hubo varios que ofrecían sus piletas porque pensaron que lo habíamos hecho por no tener una. Más allá de la buenas intenciones, no habían entendido el juego, la importancia de aprender a materializar ideas y de darle rienda suelta a la creatividad.

  George Bernard Shaw decía algo así como que “no es que dejamos de jugar porque envejecemos sino que envejecemos porque dejamos de jugar”.

  Bueno, espero que les guste la idea y, como siempre, encantado de recibir sus comentarios y críticas hechas con buena onda. Si tienen alguna duda, me preguntan y contesto lo antes posible.

Abrazo digital.

Arq. Jorge Hugo Figueroa.

Comentarios
Cargando...