General Motors suspende a 1200 operarios por el derrumbe de ventas

La automotriz General Motors decidió cerrar durante el mes de febrero, la planta fabril de Alvear, en el sur santafesino y suspender a sus 1200 operarios, que percibirán el 70% de sus salarios.

Según informaron fuentes gremiales y de la empresa, el cierre temporario  de la planta en Alvear, fue acordado el año pasado entre la compañía automotriz y el gremio del sector, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte (Smata).

En tal sentido, el titular del Smata Rosario, Marcelo Barros, aseguró que el cierre durante febrero “es parte del acuerdo con la empresa, que sufre la caída de ventas en el mercado interno, que vivió sus peores años durante la presidencia de Mauricio Macri, y en el principal país al que exporta su producción, Brasil”.

De acuerdo con las estadísticas de ventas y patentamientos que suministra la asociación de concesionarios, ACARA, los números, que no son opiniones, hablan por sí solos: En 2019, que fue el peor año del sector desde 2006, tuvo una caída en las ventas del 43%, con apenas 460.000 unidades patentadas, derrumbe ocurrido en el último año de Macri, solo comparable con lo que sucedido durante la crisis de 2001- 2002.

“En octubre del año pasado acordamos las suspensiones ese mes y noviembre, en diciembre la planta estuvo cerrada por vacaciones adelantadas y volvió a trabajar el 6 de enero”, indicó Barros. Ahora, la planta ubicada a 60 kilómetros al norte de San Nicolás volverá a detener su producción durante febrero y sus operarios percibirán el 70% de sus salarios.

Por último, el sindicalista sostuvo que el macrismo “le hizo mucho daño al sector automotriz” y opinó que con el Gobierno de Alberto Fernández hay “expectativas de que cambie el panorama y se potencie el mercado interno”. (InfoGEI)Jd

Comentarios
Cargando...