La masacre de los Pilagá

¿Quién dijo que es más importante discutir cómo le decimos al 12 de octubre que tomar acciones para mejorar las condiciones de los pueblos originarios?.

Tiempo de lectura estimado:  3:20 minutos

Por: Arq. Jorge Hugo Figueroa.

  En los últimos años hemos visto inundados a los medios por noticias sobre las acciones ultra violentas contra personas desarmadas por parte de un grupo mal llamado mapuche, en verdad, el verdadero pueblo mapuche no adhiere a las acciones violentas de la R.A.M. 

  Supongo que una de las preguntas clave para entender la impunidad con la que despliegan éstas estrategias y tácticas violentas es averiguar para que el estado las avala, minimiza o disimula. ¿Qué recibe a cambio?

  Los descendientes de aquellas tribus que aún sobreviven en diversas áreas del país padecen, en su mayoría, toda una serie de vejámenes estatales, empezando por padecer la tóxica extorsión estatal, instrumentada principalmente por una elaborada batería de planes sociales.

  Mientras que en las escuelas argentinas y en ámbitos gubernamentales se debatía sobre si 12 de octubre debe llamarse “Día de la raza”, “Día de la hispanidad”o “Día de la diversidad cultural” (entre otras propuestas sobradamente argumentadas), se hacen hermosas esculturas a la Pacha Mama y se practican elaborados rituales para asegurar un próspero año y demás, en la selva formoseña (por ejemplo), se enferman y padecen hambrunas dos colonias como son Los Tobas y Los Pilagá. Éstos últimos fueron diezmados en una brutal masacre que llevó a cabo el gobierno del General Perón el 10 de octubre de 1947 y que recién en el año 2019 la justicia declaró CRIMEN DE LESA HUMANIDAD.

Los pilagá que sobrevivieron a la masacre (mataron a 300 personas y dejaron heridas a cientos más) fueron tomados prisioneros.

  Como decía, mientras estos nobles pueblos originarios perdieron sus territorios de caza y recolección y son sometidos a diversos tipos de extorsión por su necesaria dependencia del estado, los temas que se tratan en todos los ámbitos oficiales son absolutamente superficiales y gran responsabilidad de esto lo tiene el propio estado quien, como es bien sabido, son quienes dictan que es lo que se incluye y que no, en la currícula educativa y en las agendas oficiales.

  Es decir, nuestros hijos e hijas aprenden primero a cuál sería la forma adecuada de llamarle al 12 de octubre antes de saber que a los naturales de las tierras se los siguió persiguiendo con las armas, el hambre y las enfermedades derivadas hasta nuestros días.

  Para más información, podes visitar éste y otros videos que tratan sin tapujos el tema:

  Quizás el 12 de octubre de 2023 lo podamos celebrar de una manera muy diferente. Estoy seguro que nos sobra imaginación para pensar en cual será el modo correcto para generar un justo cambio de rumbo promoviendo siempre el pensamiento crítico para nuestra futura Argentina.

Arq. Jorge Hugo Figueroa.

Comentarios
Cargando...