Junín: Rosa Fernández fue asesinada y enterrada

Estaba desaparecida desde hace 19 días.


El caso Fernández tuvo el peor de los finales. Luego de 19 días de estar desaparecida, el cuerpo de Rosa Inés Fernández fue encontrado en la parte exterior de una obra en construcción sobre la calle Siria al 600, entre Necochea y Pringles.

A primera hora, un importante despliegue policial sorprendió a los vecinos de Villa Talleres. Bomberos, Policía Científica, efectivos locales, peritos especializados, miembros de la Secretaría de Seguridad municipal, personal de Obras Sanitarias y representantes de distintas fuerzas acompañaron las tareas dispuestas por el fiscal Esteban Pedernera.

Minutos antes de las 10 de la mañana, la noticia se confirmó oficialmente. El cuerpo sin vida de Fernández se encontraba bajo tierra, en la parte trasera de una edificación sin terminar y cubierta por una importante cantidad de escombros.

El cuerpo de la víctima estaba envuelto en un cobertor, enterrado en profundidad, y tapado por una “montaña” de escombros.

Horas después del hallazgo del cuerpo de Rosa Inés Fernández, el resultado de la autopsia practicada determinó que murió por “asfixia mecánica”.

Su expareja, Sandro González la habría asesinado el mismo día de su desaparición, en su casa ubicada en Laprida al 1600, y el lunes 27 de julio por la mañana la trasladó y enterró en la construcción donde trabajaba, una propiedad ubicada en Siria, entre Pringles y Necochea.

A partir de las pruebas recolectadas, el fiscal Esteban Pedernera solicitará transformar la actual aprehensión de González en detención efectiva, y estaría en condiciones de elevar en muy poco tiempo la causa a juicio.

Este aberrante hecho se suma a las acusaciones que tiene pendientes González: una por abuso de una menor y otra por la golpiza que le propinó a uno de sus hijos, de 5 años.

Comentarios
Cargando...