Las pistas de un futuro olavarriense de total incertidumbre

Las dos caras de la transición. Hablaron Wesner y Galli: uno manifestó preocupación por el corte de la obra pública, el otro se ubica en el “santillismo”. El Concejo Deliberante y la elección de autoridades, ¿con sorpresas?


Por Volver a las Fuentes, de Josefina Bargas y Alexis Grierson

El nuevo escenario

Una victoria clarísima de La libertad Avanza. Ganó de punta a punta en todas las provincias excepto en tres, una de ellas Buenos Aires. En nuestra provincia perdió por un punto. Pero aún así, la lista violeta se impuso en casi todos los municipios, incluyendo Olavarría.

Pasó en lo local y en lo nacional: retuvo gran parte de la masa de votantes de Juntos por el Cambio. Después del resultado y en la euforia del festejo, Celeste Arouxet afirmó: “Hoy más que nunca el apoyo de nuestro espacio a Javier Milei es incondicional. Cumplimos con el compromiso que hace un año y pico hablamos con Karina Milei en un bar. Parecía tan lejano: porque era una campaña sin plata, éramos pocos, y fue un año de trabajo muy difícil. Es un sueño. Y con esto, Ahora Olavarría a ser la fuerza política más importante de la ciudad”. El nuevo escenario es también local, por supuesto.

Volvemos a lo nacional. Inmediatamente inició la transición con reunión entre Alberto Fernández y Javier Milei. Por estos días vemos los anuncios de composición del futuro gobierno con incidencia de figuras del Pro, incluyendo a quien fue candidata presidencial, Patricia Bullrich.

Tras este resultado, asistimos a la reconfiguración del escenario político nacional. Los dos grandes partidos tradicionales salieron muy heridos y aún conservan fuerzas en el Congreso. ¿Qué deparará para el futuro de las coaliciones, de los partidos y de las principales figuras? Todo son dudas.

Pero aún más, los primeros datos que dio Javier Milei sobre su gestión ya nos dejan con mucha (más) preocupación por lo que vendrá en lo económico. La afirmación de “no hay plata” para la obra pública ya tiene consecuencias.

En el plano provincial, Axel Kicillof exhibió en los últimos días dos tipos de reuniones: con intendentes (incluyendo radicales) y con representantes de dos de los países de BRICS. Aún no hay presupuesto provincial definido, pero las claves son las de siempre: recursos y endeudamiento. ¿Con cuáles fondos de coparticipación contará Buenos Aires? No hay respuesta desde el gobierno de Milei para esa pregunta. Mientras tanto, el gobernador quiso mostrar que tiene sus propios contactos internacionales para acceder a fondos.

Para mañana está programada la reunión con los intendentes de Unión por la Patria: allí estará Maximiliano Wesner. En estos encuentros con jefes comunales el tema serán los recursos que dispondrá la Provincia para los municipios. Viene difícil la mano y, como ya se sabe, Olavarría cerrará el año con un déficit alto. Por eso decimos ….

Dos visiones de la transición

En este escenario de continuidad de la transición en Olavarría, hay dos visiones. Desde el actual Ejecutivo local se insiste en señalar el “orden” en que se dejan los procesos administrativos, la “transparencia” de los números (aún en el déficit, “lo que salga de la transición es lo que realmente será cuando inicie el nuevo intendente” dijeron) y la resolución de aspectos de necesidad primaria para las primeras semanas de la futura gestión de Wesner.

Un aspecto: uno de los grandes desafíos que tendrá Wesner, según visiones de los espacios, es el rol que tendrá el Hospital y con ello el sistema de Salud municipal, que es el sector más “deficitario” que tiene el Municipio, según se logró adelantar. No se hace un juicio de valor y está claro que estamos a favor de un sistema público que pueda contener a todos los vecinos de la ciudad y las localidades (no solo con el Hospital sino también con los centros de salud de los pueblos y los CAPS) pero lo concreto es que en cifras, es el área que más complejidades económicas tiene. ¿Explica el déficit estimado de 4 mil millones de pesos? En buena medida.

En contrapartida y de forma contundente, desde el futuro Ejecutivo se define el panorama como “muy anárquico” para aludir no sólo a “la situación económica municipal, que es muy grave”, sino además a “un especial abandono” de la gestión Galli después del 22 de octubre que impacta encima sobre secretarías que ya tenían “problemas estructurales”.

Mientras tanto, Maximiliano Wesner arma su gabinete y equipo de gestión local. Por lo bajo, se habla de “hermetismo” en la designación de nuevos funcionarios: no se confirma ningún nombre.

Y ya aparecieron instituciones y sectores con intenciones de conocer nombres para tener con quién dialogar a fin de llevar planteos y necesidades que necesitan resolver en el corto plazo. Por ejemplo, el sector rural que pretende continuar con la labor del Consejo de Seguridad y buscan iniciar contactos en esa área. ¿Ya hay una figura definida para ese cargo?

Las caras se muestran y se nombran en el Palacio San Martín. Incluso esta semana que pasó ya empezaron a mencionarse para cargos de tercera línea. Son en su gran mayoría integrantes del núcleo más cercano a Wesner, con y sin cargo actualmente, y también otros que fueron funcionarios en la gestión de José Eseverri. De algunas personas se asume que serán los efectivamente a designar, pero otros son “técnicos” que colaboran con la futura gestión.

¿Y qué pasó con la unidad que se vio en la campaña pos PASO? Si bien por lo bajo señalaron alguna queja, en lo concreto se supo de al menos un ofrecimiento concreto a otra fuerza interna que fue rechazada. Dicen que la oferta fue para ocupar una secretaría. Apertura hay, vale decir, lo que no hay es aceptación ante ofrecimientos. Y no fueron menores.

«Da los nombres Volver a las Fuentes”. Lo que esperamos es que en los próximos días se empiecen a anunciar los nuevos funcionarios de forma oficial. Algunos, extraoficialmente, son un hecho. Pero ante las consultas, por ahora se prefiere preservar los nombres, más allá de lo vox pópuli.

El ajuste que ya se siente (y preocupa)

Ya mencionamos el tema de la obra pública y sobre eso le consultamos al intendente electo.

Partió del balance de la gestión de Alberto Fernández: se llevaron adelante 7.265 obras en todo el país. Hay finalizadas 4.434 y en ejecución 2.308.

“La decisión de frenar la obra pública en todo el país impacta también en Olavarría de forma directa. Ya es de público conocimiento que están llegando los primeros despidos y sin dudas la falta de empleo es algo preocupante, que nos mantiene alerta y nos hace pensar nuevas estrategias para dar respuestas a esas demandas” dijo Wesner a Volver a las Fuentes.

El acento está también en que va a pasar con la economía olavarriense que también se va a ver resentida si se detienen las obras. “Teniendo en cuenta el perfil productivo de nuestro municipio, las grandes fábricas que también se verán afectadas y esto también impacta en el circulante de la ciudad y la recaudación. Son números que atrás tienen familias y a mí como futuro intendente me preocupa” subrayó.

Respecto de las obras puntualmente, consideró que las que están en ejecución son “muy importantes”: el acceso a Sierras Bayas por ruta 226 y la ampliación de la Facultad de Ciencias de la Salud. Además, recordó que estaba planificado el Colector Cloacal Norte y la construcción del Polo Cultural en la ex estación de El Provincial. “Eso impacta directamente en la economía local, es mano de obra directa en indirecta, más todo el movimiento en los corralones. Pero además son obras muy importantes para la educación pública, para la cultura y la seguridad y el bienestar de nuestras familias” definió Wesner después del repaso.

“Hoy el ministro Katopodis dio a conocer cifras que reflejan el impacto de la obra pública: 480.000 empleos en el sector de la  construcción. El 50% de esos puestos de trabajo dependen de la obra pública, sostenida por el Estado Nacional, los gobiernos provinciales y municipales. Son datos que nos alarman y que por supuesto esperamos se tomen las decisiones correctas para que no impacte en nuestras familias” advirtió el intendente electo.

La sintonía de José

Ph: Central de Noticias.

En paralelo, el ex intendente José Eseverri habló públicamente en el marco del aniversario de Olavarría y dejó varios títulos: se mostró esperanzado en la gestión de Wesner aún en la complejidad del escenario nacional, al que catalogó como un “cambio de paradigma en la gestión pública que va a impactar muy fuerte en ciudades como las nuestras y que, te diría, excede la gestión municipal”.

Señaló un mal contexto para comenzar una nueva gestión local: admitió que Olavarría no está preparada para lo que viene dado que “en paralelo va a recibir la gestión de Maxi un pasivo muy importante que no solamente es económico, que lo vas a ver en el deterioro de los edificios municipales, en el deterioro del salario del trabajador municipal, en la pérdida de una dinámica de la obra pública en la cual Olavarría estaba acostumbrada y que no se ha sostenido en los últimos años”.

Lo curioso es que expuso el “antiperonismo” histórico del que se catalogó a la ciudad y dejó en claro que “puede haber una mirada mucho más exigente a un gobierno peronista que lo que fueron estos ocho años de Galli, donde hubo mucha disculpa durante mucho tiempo a cosas que Olavarría estaba acostumbrada a tenerlas incorporadas en su activo, que no estaban pasando y que se perdieron”.

Con dureza, dijo que lo que se necesita “no se trata de escuchar a la gente, se trata de tener ideas. Creo que uno de los problemas que tiene la política en los últimos años es el empobrecimiento de una clase dirigente que no tiene en la cabeza el diseño de políticas públicas, y muchas veces se gestiona por impulso o simplemente seguís haciendo lo que se viene haciendo. Hace muchos años que no veo gestiones innovadoras en los Municipios de la provincia de Buenos Aires. Cuando diseñas una política de Salud pública tenés que tener muy claro hasta ideológicamente qué tipo de Salud pública querés. Si es para todos, si es para algunos, si es para nadie. Qué nivel de desarrollo de la tecnología hospitalaria vas a tener, que desarrollo territorial vas a tener”.

“En ocho años la ciudad creció un montón, pero no hay un solo Centro de Salud adicional, no hay un solo Jardín Maternal municipal más, ni Centros de Día, ni Servicios Territoriales nuevos. Hay una concepción del poder que parecía que empezaba y terminaba a diez cuadras de la que vivían los funcionarios de la municipalidad” agregó con la misma dureza.

¿Hubo enojo en sus palabras? No, pero sí decepción. Habló de una ausencia total de escucha en momentos donde Galli y Eseverri fueron más cercanos, y la falta de puentes para establecer diálogo. Es curioso: esto de la falta de puentes de diálogo más allá de las diferencias fue una constante en diálogos políticos durante la semana. “Podemos estar en la vereda de enfrente y con posturas irreconciliables, pero no podemos no tener diálogo con dirigentes más moderados o al menos un acuerdo de partes en temas que le hacen bien a la ciudad” comentó en su momento un dirigente importante de Unión por la Patria sobre este tema.

En concreto, tanto Eseverri como del sector de Wesner admitieron contactos, diálogos desde lo informal y una colaboración desinteresada para que la gestión del dirigente peronista comience “con el mayor volumen y firmeza posible”.

La pelea por el nuevo Concejo

El jueves pasado sesionó el Concejo Deliberante y fue la última sesión ordinaria del año. Entre los temas aprobados estuvo la ordenanza preparatoria para cobrar la Tasa Solidaria que aportan los productores rurales para la fumigación contra la Tucura. La votación definitiva requiere de los mayores contribuyentes, por eso ya se decidió convocar para el 1º de diciembre a la asamblea.

Todo parece indicar que esa será la última sesión con la actual composición del cuerpo de concejales.

Ya hablamos de cómo será la composición del próximo Legislativo. Un repaso de lo que hemos dicho en ediciones anteriores: Unión por la Patria va a quedar con ocho miembros; Juntos va a quedar con seis concejales entre asunciones y regresos de los que dejarán sus cargos en el Ejecutivo (Bruno Cenizo y María José González); Ahora Olavarría va a quedar con cuatro integrantes y UCR con dos miembros.

Primer tema: aún no sabemos la fecha para el acto de asunción de concejales. Se maneja como potencial el 12 de diciembre para la asunción de Maximiliano Wesner, quien asistirá a la re-asunción de Axel Kicillof en La Plata.

Segundo tema y más importante: ¿qué bloque se va a quedar con la presidencia del Concejo? Hay mucha tela para cortar.

El sector que salió más fortalecido después del balotaje, Ahora Olavarría, adelantó que buscará la presidencia. Lo dijo Celeste Arouxet en entrevistas durante la semana pasada. La especulación de la presidencia para la actual concejal y referente libertaria local toma fuerza en un tema que se esboza en el Congreso de la Nación: la conformación de un bloque o interbloque con los miembros de La Libertad Avanza y del Pro. Si una alianza de ese tipo se conformara en lo nacional y bajara de forma directa a lo local, los dejaría con mayoría en el HCD.

Sumado a eso, la propia Celeste Arouxet afirmó que tiene intención de pedir para su bancada la presidencia del Concejo: “nuestro espacio va a solicitar la presidencia, creo que estamos en condiciones de pedirla”.

Pero puso en duda lo anterior: no ve una alianza de ese tipo con el Pro de Olavarría. Manifestó que “yo no me sentaría a trabajar con una persona que no tiene los mismos valores que Ahora Olavarría”. Hizo referencia a la “situación más que complicada” de Olavarría, para señalar que “los que quieren lo bueno para la ciudad que se sumen, creo que es una buena señal para la gente. O sea, donde se muestre que lo que querés es la mejora de la ciudad. Pero reitero, con los mismos valores y los mismos objetivos”. Traducido: Arouxet no se ve compartiendo bancada con Juntos.

Hay que decir también que después de plantear la intención de buscar la presidencia, Arouxet reiteró algo que ya había dicho -y lo contamos acá-: su intención de quedarse con la presidencia de comisiones. En plural. Hoy no preside ninguna.

¿Y Juntos qué quiere hacer? Bueno, agarrate porque sí parece que hay un dato. En los últimos días, una de las principales figuras de ese espacio le dijo a este newsletter que la intención es apoyar a …. Unión por la Patria. Respetarían la “costumbre” de dejarle la presidencia al sector ganador de las elecciones ejecutivas. “No haremos lo que nos hicieron en 2015 que nos dejaron sin la Presidencia cuando nos correspondía” dijo una importante fuente ante la consulta de este newsletter.

Pero no es sólo esa la razón: hay también una especie de acción defensiva en esa postura. Nos referimos a que el segundo objetivo está en no “sumarle poder” a Ahora Olavarría que, hay que resaltar además, con la presidencia de Javier Milei tendrá la oportunidad de ocupar cargos en organismos nacionales como Anses y PAMI. Con un rol más complejo (incluso más complicado por la coyuntura económica) pero con las oficinas al fin.

“Maxi en Anses era Papá Noel y quien ocupe Anses después del 10 de diciembre va a ser el Grinch” señaló una fuente que trazó el paralelismo en tiempos navideños con la profunda crisis que se avecina y la demanda que tendrán este tipo de organismos por ayudas de diversa índole.

El resultado electoral local relegó a Juntos al tercer lugar y desde el Pro pretenden conservarse como segunda minoría en el Concejo y construir mirando al futuro.

“El santillismo”

Ayer Olavarría cumplió 156 años. En el marco de la fiesta en el Parque Helios Eseverri, la última para la gestión de Ezequiel Galli, hablamos con el actual intendente. La primera nota después de las elecciones del 22 de octubre. “Una linda despedida” consideró sobre el balance de la fiesta en los últimos días de su mandato.

“Me voy con la frente en alto de saber que hemos logrado un montón de cosas para la ciudad. Conforme con todo lo que hemos hecho” dijo sobre el balance de sus dos gestiones al frente de la Municipalidad.

En línea con lo que mencionamos más arriba, Galli destacó que en estos días “prioriza hacer una transición ordenada, dejar funcionando todos los servicios”. “Yo viví todo lo contrario” tiró el palito para José Eseverri y lo que fue aquel diciembre de 2015.

Habló de que felicitó “a Maxi” por su victoria, de la importancia de respetar la voluntad popular y … de su carrera política.

Ya habíamos inferido su intención de seguir ligado a la política y también lo escribimos en ediciones anteriores. Ahora, la pregunta es ¿dónde lo vamos a ver a Ezequiel Galli? “Al lado de Diego Santilli, donde requiera de mi experiencia” respondió directo.

Pero un poco después dijo una palabra clave y que también suma al nuevo escenario que venimos planteando en toda esta edición: Galli habló del “santillismo” en la provincia de Buenos Aires. El hoy diputado nacional quiere erigirse en figura principal del sector en paralelo a las designaciones de cargos nacionales por parte de Mauricio Macri. En esa reconfiguración, el todavía intendente mantendrá la Séptima como su sector de trabajo y la mirada ya está puesta en la próxima elección.

“Me toca seguir siendo el armador del santillismo en la Séptima de cara al 2025 donde se ponen en juego bancas en el Concejo y el Senado” dijo el intendente. Concisa y precisa, la frase tiene mucho contenido para analizar y, a la luz del prisma que es hoy la política argentina, ese contenido tiene varias facetas. Las palabras y el tiempo harán el juego.

Cortitas

Debates de candidatos obligatorios. Quedó aprobada por unanimidad la ordenanza que impulsó la Facultad de Ingeniería de Unicen en 2021. Contempla la participación de los sectores que superen las PASO de cada elección General o Legislativa con sus candidatos a intendente y hasta los primeros tres concejales, respectivamente, en el debate.

Las cementeras en paritaria. El sindicato AOMA no llega a acuerdo con la Asociación de Fabricantes de Cemento por el último tramo de paritarias de 2023. Hace tres semanas que inició medidas de fuerza, incluyendo un paro, y luego se dictó la conciliación obligatoria que aún sigue. Informaron que las empresas definieron otorgar un “aumento a cuenta”sobre el que AOMA salió a quejarse de que es “inferior al pretendido”. El conflicto laboral tiene especial impacto en Olavarría y en el contexto nacional que ya hemos mencionado, tiene aún mayores consecuencias.

Un extracto

Esta publicación es parte de la edición de este domingo del newsletter Volver a las Fuentes que escriben Alexis Grierson y Josefina Bargas. La edición completa está disponible aquí y tiene un sistema de suscripción económica y aportes únicos al que se puede acceder aquí.

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...