Noticias que nos gustan dar: Valentino Galbarino dejó atrás al cáncer y espera el alta

Valentino se convirtió en héroe. En 2016, en el momento más complicado de su enfermedad, quería conocer al ex arquero de River, Barovero. Hoy supera el cáncer.


El olavarriense Valentino Galbarino dejó atrás el cáncer y espera el alta médica. El mismo Valentino que allá por el año 2016 fue protagonista de una campaña en redes por su sueño: conocer Marcelo Barovero, por entonces arquero de River.

 

Allá por el año 2016, y luego de una masiva campaña en redes sociales, Trapito Barovero le envió un mensaje a Valentino, aunque finalmente se pudo concretar el encuentro entre ellos para la felicidad del chico olavarriense que la peleaba contra el cáncer.

 

¿Cómo es el hoy de Valentino?

 

Hoy Valen está “bárbaro”, dejó atrás la parte más dura del tratamiento y aguarda el alta para fin de año. Una recuperación que el ex arquero del conjunto de Núñez siguió de cerca.

 

Valentino había sido diagnosticado en agosto de 2015 y entre ese momento y principios del año siguiente, su familia, residente en nuestra ciudad, se trasladó a La Plata para el tratamiento. Luego, volvieron a nuestra ciudad , pero las visitas al Hospital de Niños Sor María Ludovica, de la capital provincial, se volvieron una costumbre.

“En junio terminó la parte intensiva del tratamiento, que incluía quimioterapia. Desde entonces tiene que hacerse controles mensuales como parte del protocolo. Este lunes fuimos y nos dijeron que está bárbaro, perfecto, estuvimos menos de cinco minutos con la doctora”, le cuenta Gastón, el padre de Valentino, a Clarín.

 

“Estamos en un proceso protocolar, a la espera del alta en diciembre. Él hace vida normal. Si bien por ahora no puede hacer deporte, va al jardín y juega como cualquier chico”, describe Gastón sobre cómo transita sus días su hijo de cinco años, quien vive con su madre, Danisa Díaz.

 

Valentino tiene más viva que nunca su pasión por River y por Barovero. Dice Gastón que el arquero, ahora en el Necaxa de México, hace llegar regularmente sus saludos y su interés en la evolución del chico. Y que en su quinto cumpleaños, el 31 de octubre pasado, tuvo un gesto que llenó la fiesta de emoción: le mandó un saludo desde México.

 

“Tenemos una respuestas bárbaras de él y las personas allegadas a él, como también del club, siempre preguntando cómo está, cómo va”, destaca Gastón.

 

Tan bien se encuentra Valentino que, por ejemplo, ha tenido la oportunidad de ir a ver a River en el Monumental: su padre, que es hincha de Boca, lo llevó a ver el partido ante Belgrano, del último 26 de marzo.

“No me importaba nada más que su felicidad. No me importa haber entrado a la cancha de River de la mano de él. Me emocionaba por él. Si mi hijo es feliz, lo llevaría mil veces más, no me interesan los colores”, remarca Gastón, quien perdió la pulseada ante Danisa, fanática de River.

 

Eso sí, la última vez que Valentino fue al Monumental, ya no atajaba Barovero. “Valentino se puso triste cuando se fue a México, no quería que se vaya”, cuenta Gastón. “Tiene un enamoramiento especial por Barovero”, agrega.

Valentino suele mirar videos de Youtube en los que aparece Barovero. Y, cada tanto, le recuerda a su padre el penal que el ex arquero de su equipo le atajó a Emanuel Gigliotti en la Copa Sudamericana. Sueña, claro, con tenerlo de vuelta en River y poder abrazarlo.

Comentarios
Cargando...