Una propuesta federal y bonaerense


La provincia de Buenos Ayres es la más grande y poblada del país, con más de 18 millones de habitantes y un territorio de casi 308 mil km2. Es también la más diversa y rica en recursos naturales, culturales, productivos y humanos. Sin embargo, es también la más postergada y discriminada por el gobierno central, que le quita fondos, servicios y representación política

El proyecto liberal que encabeza el presidente Javier Milei, tiene como objetivo debilitar y fragmentar a la provincia, para quitarle poder a la oposición, representada por el justicialismo y la progresía, y favorecer a sus aliados políticos y económicos. Para ello, ha impulsado una serie de medidas que atentan contra los intereses y los derechos de los bonaerenses, como la reducción de la coparticipación federal, el recorte de los subsidios al transporte y la energía, la eliminación de los programas sociales y educativos, la promoción de la división de la provincia en dos o más entidades, y la imposición de un nuevo pacto fiscal que condiciona la autonomía y el desarrollo de la provincia.

Ante esta situación, los bonaerenses tenemos que reaccionar y defender nuestra identidad, nuestra historia y nuestro futuro. El Poder Ejecutivo Provincial tiene que pensar en términos de “refundar la provincia de Buenos Ayres”, sobre la base de los principios del federalismo, la democracia, la justicia social y la autonomía municipal. Tenemos que recuperar el protagonismo y la dignidad que nos corresponde como parte esencial de la Nación Argentina.

Para ello, se propone una serie de acciones que apuntan a fortalecer la institucionalidad, la autonomía, la integración y la participación de nuestra provincia, en el marco de un Modelo Bonaerense para un Proyecto de Provincia. Estas acciones serían:

· Convocar a una Asamblea Constituyente Provincial, que elabore una nueva Constitución provincial, que reconozca la autonomía plena de nuestros municipios, de acuerdo con el art. 123 de la C.N., así como también el reconocimiento de nuevos municipios y darles más entidad a las Delegaciones Municipales para que el pueblo elija a sus Delegados por voto popular.

· Crear un Fondo de Desarrollo Provincial, que compense las pérdidas de recursos que sufre la provincia por la inequidad en la distribución de la coparticipación federal y los subsidios nacionales. Este fondo se nutrirá de los recursos propios de la provincia, como los provenientes de la actividad agropecuaria, industrial, comercial, turística, minera y energética, así como de los aportes voluntarios de los municipios y de las organizaciones sociales y económicas de la provincia. Este fondo se destinará a financiar proyectos de infraestructura, salud, educación, seguridad, vivienda, cultura y deporte, que mejoren la calidad de vida y el desarrollo de los municipios bonaerenses.

· Impulsar la regionalización productiva de la provincia, que organice el territorio provincial, que agrupen a los municipios según sus características geográficas, económicas, sociales y culturales. Cada región tendrá un Consejo Regional, integrado por representantes de los municipios, de las organizaciones sociales y económicas, y de la provincia, que se encargará de planificar, coordinar y ejecutar las políticas públicas regionales, con el apoyo técnico y financiero de la provincia.

· Promover la desconcentración demográfica, que apunte a revertir el fenómeno de la urbanización masiva y desordenada que caracteriza al AMBA, que concentra más del 67% de la población provincial. Esta situación genera problemas de infraestructura, transporte, seguridad, salud, educación, medio ambiente, que afectan la calidad de vida y la competitividad de las empresas. Para ello, se debe planificar estratégicamente la radicación de población y actividades económicas en otras zonas de la provincia, mediante políticas de ordenamiento territorial, fomento de la inversión, diversificación productiva, generación de empleo.

· Establecer una relación de cooperación e integración con la Ciudad Autónoma del Buen Ayre, que supere la rivalidad y el aislamiento que han marcado la relación entre la provincia y CABA, y que avance hacia una agenda de trabajo conjunto que aborde los temas de interés mutuo, como el transporte, la seguridad, la salud, la educación, la cultura, el ambiente, el desarrollo económico y social. Para ello, se creará una Comisión Bilateral, integrada por representantes de ambos gobiernos, que se reunirá periódicamente para definir y monitorear las acciones de cooperación e integración.

Estas son algunas de las propuestas que el pueblo bonaerense debe impulsar para refundar la Provincia de Buenos Ayres, y constituir una provincia justa, libre y solidaria. Una provincia que sea el motor del desarrollo nacional, que sea la cuna de la cultura nacional, que sea el ejemplo de la democracia y el federalismo. Una provincia que sea la esperanza de un pueblo que quiere ser feliz.

Luis Gotte

La pequeña trinchera

Co-autor de “Buenos Ayres Humana, la hora de tu comunidad” Ed Fabro, 2022; y “Buenos Ayres Humana II, la hora de tus Intendentes” 2024.

Mar del Plata

luisgotte@gmail.com

Cel: 2234371503

Estudio eseverri desktop movile
Comentarios
Cargando...