Estudio eseverri desktop movile

Veto parcial a la Ordenanza que buscaba financiar el Programa de Salud y Sexual Reproductiva

Varios concejales confirmaron la decisión del Intendente. El cuerpo deberá conseguir una mayoría para revertir el veto, de otra forma el mismo quedará firme.


El Intendente Municipal, Ezequiel Galli vetó – de manera parcial – una Ordenanza aprobada semanas atrás por el Honorable Concejo Deliberante que destinaba no menos del  0,3 % del presupuesto anual a la Secretaría de Salud del Municipio para sostener el Programa de Salud Sexual y Reproductiva.

El veto ahora deberá ser tratado por el Concejo Deliberante para determinar si el mismo queda firme o logra ser revertido, para esto el cuerpo legislativo debe lograr una mayoría especial de dos tercios.

El programa de Salud Sexual fue puesto en funcionamiento por Ordenanza sancionada hace ocho años y lo que en las últimas semanas logró parte del arco opositor fue aprobar una partida para el sostenimiento del mismo.

Antes de llegar al recinto la modificación a la Ordenanza tuvo un extenso y nutrido debate en las distintas comisiones que conforman el Concejo Deliberante, en cada comisión el texto se fue enriqueciendo hasta lograr el mayor de los consensos. En sesión solo Cambiemos había votado en contra.

Durante la sesión realizada el pasado mes de noviembre, la concejal Celeste Arouxet proponía eliminar de la redacción del artículo 4 el porcentaje del 0,3 que se le asignaba al programa. La moción de la edil oficialista fue rechazada y se mantuvo el original.

Gabriela Delia (Radicales Convergentes) decía sobre el proyecto vetado por Galli: «esta modificación de la Ordenanza, la cual crea el Programa Municipal de Salud Sexual y Reproductiva, la comenzamos a trabajar desde el Bloque a principios del año 2016, a partir de la iniciativa de la Lic. Claudia Lajud –que aquí nos está acompañado- y todo el equipo de CheSida y PPEM de la FACSO» y agregaba «las modificaciones pertinentes de los avances legislativos y también aggiornar las funciones
correspondientes al Programa Municipal de Salud Sexual y Reproductiva.»

A su turno el Eseverrista Einar Iguerategui sostenía: «El desmantelamiento de estos programas pone en riesgo la prevención de embarazos no planificados, abortos y muerte de mujeres, el acceso al tratamiento de fertilidad, la distribución de métodos anticonceptivos gratuitos en todo el país, la capacitación de equipos de salud, el acceso de información de calidad sobre la salud sexual y reproductiva. Y estos son muchos de los objetivos que intenta esta Ordenanza. Por eso es importante que desde lo local se cuente con un Fondo concreto de financiamiento.»

Comentarios
Cargando...