Estudio eseverri desktop movile

A toda costa, la hija de Paul Walker quiere culpar a Porsche de la muerte de su padre

hoyla-a-toda-costa-la-hija-de-paul-walker-quie-001
A dos años y cuatro meses de la muerte del actor Paul Walker, su hija Meadow Rain Walker no da su brazo a torcer interponiendo alegación tras alegación en los tribunales en contra del fabricante de vehículos alemán Porsche.
Luego de poner una demanda por homicidio doloroso argumentando que la muerte del actor de la saga “Fast & Furious” se debió a un fallo en el mecanismo del cinturón de seguridad por el cual asegura que su padre estuvo atrapado durante un minuto con vida sin poder salir del coche en llamas, ahora vuelve a la carga diciendo que ese Porsche jamás tenía que haberse vendido en California.
Entonces, el fabricante de autos lujosos contrapuso diciendo que la muerte no se debió a un fallo de ningún tipo en el vehículo, sino al resultado de la conducción temeraria y el exceso de velocidad al que viajaba el Porsche conducido por Roger Rodas, amigo del actor, quien también murió en el acto luego de que chocaran contra un poste de luz y dos árboles en Santa Clarita.
No contenta con esto, la hija del tristemente fallecido actor arremete ahora alegando que todo se podría haber evitado si ese coche ni siquiera hubiera estado en las calles, puesto que al parecer violó las regulaciones de California en cuento a las emisiones de humo permitidas.
Los abogados de Porsche se han sacado otro as bajo la manga para responder tal alegación, tal vez asumiendo que a toda costa los quieran culpar de la muerte del actor para desembolsar una jugosa compensación que la compañía automotriz trata de evitar.
Porsche sostiene que ellos no operan en California, ni siquiera tienen sucursales en este estado, ya que sus oficinas están en Alemania. Argumentan que ellos, como compañía, se dedican a vender sus coches a los distribuidores y estos a su vez a los concesionarios, quienes son los encargados de ponerlos a la venta al público. En este sentido, justifican que son los concesionarios quienes se deberían de asegurar que los coches que venden cumplen con todos los requisitos y regulaciones establecidas, lo cual no sería competencia de la multinacional.
“Porsche diseña y fabrica vehículos de motor, principalmente en Alemania, y no en ninguna parte de California o de los Estados Unidos de América” aclaró Martin Urschel, vicepresidente y representante de la compañía.
Meadow y Porsche aguardan una audiencia el próximo 23 de marzo donde se esperan despejar las dudas de quién tiene razón en este polémico caso.

Comentarios
Cargando...